Provinciales | obras | ciudad de córdoba |

Por primera vez, planifican de manera integral el sistema cloacal

En la capital provincial los desbordes en la vía pública eran comunes por exceso de demanda en el sistema. Con la nueva planta de Bajo Grande se avanza con un plan que erradique los problemas

En Córdoba capital, la Estación Depuradora de Aguas Residuales Bajo Grande operó durante más de 20 años de manera ineficiente. Incrementar la población servida sin solucionar el problema de raíz solo agudizaba el problema, un hecho que se repitió con las sucesivas gestiones municipales, lo que ocasionó más y más desbordes en la vía pública por imposibilidad de conducción. Además se producía contaminación por falta de tratamiento de los efluentes.

La construcción de la segunda Estación, concretada en su totalidad el pasado mes de abril, posibilita el correcto tratamiento de líquidos y el volcamiento bajo los estipulados estándares normativos.

Mientras tanto la primera planta se encuentra en estado de refuncionalización a los efectos de ampliar la capacidad de líquidos a depurar. Entre ambas, se proyecta el servicio a 20 años para 1,9 millones de ciudadanos.

Con tratamiento ineficiente, incrementar la población servida era imprudente. De esta forma, la ejecución de la megaobra acciona el primer mecanismo de un plan integral destinado a ampliar la red cloacal de la ciudad de Córdoba: construcción de la nueva planta para un correcto tratamiento; ejecución de colectores principales que posibiliten la conducción a Bajo Grande; y la red fina en barrios que no cuentan con el servicio.

Finalizada la primera etapa, el pasado 16 de marzo la Municipalidad de Córdoba y el gobierno provincial firmaron un convenio para la ejecución conjunta de cuatro colectores cloacales en sectores que ya cuentan con la red subsidiaria, con el objetivo de ampliar la capacidad de transporte de líquidos.

Las obras, actualmente en desarrollo, abastecerán a 180.000 vecinos y permitirán, a futuro, la expansión del servicio en las inmediaciones de la traza de los colectores.

La inversión alcanza los $ 1.900 millones a pagar equitativamente entre ambos niveles del Estado.

Entre los colectores a desarrollar de manera conjunta por el Municipio de Córdoba y el gobierno provincial, se encuentra la obra de solución definitiva para Villa Páez y Alberdi.

La obra en ejecución contempla 976 metros lineales de cañerías de diferentes diámetros por las calles Justo Páez Molina e Intendente Ramón Bautista Mestre Norte, 14 bocas de registro y un sifón que cruza el río Suquía, el cual permitirá conectar la nueva estructura al Colector Noroeste a la altura del puente Tablada.

Tiene como finalidad el alivio de la red cloacal de Villa Páez y Alberdi a través del desvío de más del 50% del caudal de líquidos que provienen de la zona oeste y noroeste de la ciudad. A futuro se prevé liberar la totalidad de los líquidos que arriban desde dicho sector. En este momento se ejecutan trabajos de albañilería en los extremos de entrada y salida del sifón para fijar las cañerías al lecho del río.