Arquitectura |

¿Ola de calor? Tips para mantener fresca tu casa

Las altas temperaturas llegaron para quedarse y prepararse para poder contrarrestarlas de manera natural puede resultar un buen plan, principalmente frente a los costos que implica refrescar un hogar con equipos de refrigeración.

Por eso, una serie de recomendaciones a tener en cuenta permitirán mitigar el calor que pueda acumularse en una casa durante las horas de mayor exposición solar.

Persianas y cortinas, cerradas de día

Mantener cortinas y persianas cerradas es clave durante las horas de mayor exposición solar, porque no solo impide que ingrese el aire caliente al hogar sino que también frenará el paso de rayos UV, lo que también favorecería el recalentamiento interior.

Luces apagadas

Si bien la tecnología led avanzó mucho en la emisión de temperatura por el uso de lámparas, los focos tradicionales constituyen una fuente de calor cuando están encendidos Por ello, reducir al mínimo posible el uso de luminarias en horarios diurnos nos ayudará a evitar que la temperatura interior ascienda por las lámparas encendidas.

Ventilación natural

El recambio del aire caliente acumulado durante las horas del día permitirá preparar los ambientes para que en la jornada siguiente sean habitables. Por ello, se recomienda adoptar la rutina de ventilar en las primeras horas de la mañana y durante la noche, de forma tal de contribuir al enfriamiento de los muros que pudieran haber acumulado temperaturas y que se desprenderán de ella durante el descenso de las mismas.

Puertas internas, cerradas

Durante el día es recomendable cerrar aquellas habitaciones que no se frecuentan, así el aire fresco se concentrará en zonas que son de uso común.En la noche, cuando baje la temperatura, es conveniente dejar las puertas abiertas para que la casa se refresque.

Ventanas abiertas de noche

Si las condiciones de seguridad lo permiten, es recomendable dejar abiertas las ventanas durante las horas de descanso, lo que favorecerá el enfriamiento general de la vivienda, expulsando el aire caliente del día y enfriando las paredes y espacios.

Es momento de cambios

El inicio de la temporada de calor es el momento apropiado para guardar hasta el siguiente invierno las mantas peludas y de lana. Además, es recomendable retirar las alfombras y optar por incorporar componentes con colores claros, debido a que estos últimos retienen menos calor que los oscuros en su exposición a la luz.

El rol de los electrodomésticos

Otro truco para mantener la casa fresca es evitar utilizar equipamientos domésticos cuyo funcionamiento pueda implicar emanación de calor. Por ejemplo, un lavavajillas o un lavarropas, pueden liberar una cuota de calor que quede acumulado luego en la casa, por lo que se sugiere programar su uso en horarios nocturnos a los fines que tengan un tiempo prudencial posterior de enfriamiento.