Deportes | Oncativo | zona | club

Le dio el cuero a Kranevitter

El volante "fortinero" es talabartero, en la cancha es solidario como un "gaucho", y no le tiemblan las piernas para montarse a la ilusión del ascenso. "Ganamos la zona en la que participó Juniors. En la segunda fase vencimos a Bell"

Gastón Kranevitter es uno de los tres jugadores de la Liga Villamariense que reforzaron a Unión de Oncativo en el torneo Regional Federal Amateur que organiza el Consejo Federal.

El sorprendente equipo que conduce tácticamente Walter Obregón superó la primera etapa, y en el inicio de la segunda fase derrotó 2-1 a Bell de Bell Ville (dos goles de Lucas Giménez), que venía de obtener la zona en la que participó Universitario de Villa María.

Kranevitter, que debutó en 2014 en Alumni y se acostumbró a disputar torneos nacionales, fue pieza clave de Unión, que analiza la posibilidad de continuar la competencia nacional, luego de que el Consejo Federal de la AFA habilitara para empezar a entrenar desde el 7 de septiembre.

“Estamos haciendo historia en un club que me sorprendió gratamente por sus instalaciones, y por la cantidad de disciplinas que se practican. Si bien en su Liga es un club grande, que ha ganado muchos títulos, no se ha destacado por participaciones nacionales, y este año se atrevió a hacerlo, y se generó toda una revolución porque ganamos la zona en la que participó Juniors, que tiene mucha más experiencia y presupuesto”, aseguró Kranevitter.

Reconoce que “quisiera que no se corte aquí este sueño, porque el triunfo ante Bell fue una nueva muestra de que estábamos a la altura. El equipo es humilde, sólo la presencia de Diego Nadaya (ex Instituto) le otorgaba más prestigio, pero le dimos lucha a todos”.

Kranevitter fue autor del primer gol ante Juniors, al que Unión venció 2-1 en Córdoba, y tuvo para eliminarlo en Oncativo, pero el “poeta” se impuso 1-0 y clasificó como uno de los mejores segundos. “Ganamos la zona, y aunque se dieron algunos resultados muy locos como nuestro debut perdiendo de local 7-6 ante Pilar, logramos el pasaje y ahora estamos en una zona con Bell, Argentino Peñarol y Belgrano de Vicuña Mackenna. Empezamos ganando, y nos tocaba ir a Córdoba para enfrentar a Peñarol. Ahora veremos cómo continúa, pero ya nos advirtieron que íbamos a reanudar la preparación”.

El secreto de una ilusión

Al respecto, el dirigente Leandro Cracco informó a PUNTAL VILLA MARÍA que “la idea y la intención es continuar participando”.

Sin embargo, dejó en claro que “la decisión aún no está tomada, porque de ninguna manera vamos a endeudar al club. A la situación de casos de Covid 19 que se registraron en Oncativo, hay que sumarle que el Consejo Federal recién notificó sobre la fecha para volver a entrenar, pero se jugará sin público, y ese es el ingreso mayor, sumado al de sponsors”.

Aclaró que “Kranevitter, al igual que Lucas Giménez y Joel Manzanares respondieron a la expectativa, y la idea es mantener el plantel que estaba jugando, pero si los números no cierran, con todo el dolor que significará, no continuaremos para endeudar al club”.

Sostuvo que “gastar 150 mil pesos porque no se puede jugar sin público no estaba dentro de nuestro presupuesto. No sé qué club podrá sostenerlo, pero lo que haremos será dialogar con los sponsors para ver si nos pueden dar una ayuda superior a la que nos venían dando”.

Kranevitter consideró que “el que piense que Unión no tiene con qué seguir en carrera se equivoca. Ya no se gana con el nombre, y quedó demostrado en los torneos federales que clubes sin tanto nombre, pero bien organizados y con equipos que saben a lo que juegan pueden llegar lejos”.

Le da el cuero

Gastón Kranevitter viajaba con su papá Marcelo, su mamá Viviana y su hermana Agustina a ver a Alumni a todas partes. Demostró que “le da el cuero” para jugar torneos superiores. Con humildad, edificó una carrera futbolística en Alumni, donde jugó al lado de numerosos jugadores de renombre, y a la vez trabaja en la talabartería de su abuelo Aldo.

Sostiene junto a su hijo Simón (4 años) que “desde que terminé la secundaria, hace 7 años, que trabajo con mi abuelo. Siempre me permitió manejar los horarios para que pudiera entrenar en Alumni. No es fácil porque hacer la pretemporada muchas veces nos forzaba a hacer dobles turnos, o entrenábamos por la mañana en la previa, y cuando empezaba el torneo lo hacíamos por la tarde”.

Resalta que “se especializa en artículos de cuero. Mucho para el campo, trabajo de manualidad. Es un negocio tradicional y familiar, en el que están mi tío y mi papá Marcelo. Era una talabartería grande, y ahora se dividió, pero sigue todo en la misma cuadra. La nuestra está en la cortada Tierra del Fuego, pero también está en Pasteur y Martín Fierro”.

Destaca que “me siento cómodo, y en otros trabajos no me daban los tiempos por los viajes que hacía Alumni cuando jugaba en otras provincias. En la talabartería de mi abuelo me bancan y acomodan los tiempos. Espero que no me echen (sonríe)”.

La Unión hizo la fuerza

Afirma que “en Oncativo al partido ante Bell lo jugamos sin público. Luego se cortó por la pandemia, y se inició la cuarentena. Pensamos que sería 1 o 2 meses, por eso entrenamos vía Zoom y haciendo los trabajos que pasó el profesor. Me maté entrenando porque veníamos bien, pero al tiempo se cortó porque aún no sabemos qué pasará”.

Se ilusiona con que “continúe la misma competencia, con el mismo formato. Tener 3 puntos en el bolso no es poco en una zona de 4, en la que clasifican 2. Ya veníamos con 7 partidos jugados, más los amistosos, y el octavo para el que nos preparamos pero se suspendió. Ahora habrá que empezar de nuevo”.

Indicó que “el entusiasmo se recupera, pero el ritmo de competencia será otro. En el grupo el profesor Andrés Rodríguez pasó que el 7 de septiembre volveríamos a practicar juntos, y empezamos a pasar trabajos de nuevo. Sé que jugar sin público es un tema, los protocolos es otra situación, pero me gustaría seguir porque estaba bien el equipo, y estaba cómodo en el club, que es muy lindo”.

Insistió en que “Walter Obregón es el DT. Enfrentó a Alumni con Racing y Juniors. Armó un lindo equipo, que venía de ganar la Liga de Oncativo”.

Recuerda que “en mi caso había jugado en Talleres de Etruria la final del año de la Liga Béccar Varela el 23 de diciembre”.

Recalcó que “casi no paré. Arrancamos el 3 de enero con 3 refuerzos que íbamos de acá: Lucas Giménez (había jugado en Pilar), Joel Manzanares (proveniente de Lambert) y yo (Talleres de Etruria). Además, de Córdoba fueron 4 refuerzos, que ya habían jugado en la Liga, salvo el arquero”.

“La gente no nos tenía como candidatos. Encima fue histórico perder en nuestra cancha en el debut contra el otro equipo de la Liga y por 7 a 6. Se me reían todos mis compañeros en Villa María”, dijo.

Explicó que “no lo podíamos creer. Fuimos de punto a Córdoba, pero le ganamos 2-1 a Juniors”.

Señala que “ganamos los 3 partidos de visitante en forma consecutiva 2-1 en Córdoba, 3-1 en Corralito y 3-0 en Pilar. De nosotros dependía dejar afuera a Juniors, pero ellos nos ganaron 1-0 en Oncativo, y como en la última fecha ganamos los dos clasificamos. Nosotros obtuvimos la zona, y Juniors fue mejor segundo”.

Destaca que “conocía a los jugadores de Juniors por haberlos enfrentado con Alumni. Jugó Rosales y Matías Francucci, que jugó conmigo, y me contó que se habían preparado desde el 4 de diciembre, buscando el ascenso. Los dejamos vivos, porque si le ganábamos en Oncativo quedaban afuera”.

Estimó que “nunca más voy a jugar un partido como contra Pilar. Arrancamos ganando a los 2’, y el equipo tocaba muy bien la pelota. Pero con un par de tiros libres dieron vuelta el resultado, y fuimos desde atrás todo el partido, cuando nos acercábamos Pilar nos hacía otro gol, nos hicieron dos de córner, y para colmo nos anularon dos goles por offside que no existieron. De lo contrario ganábamos 8-7”.

Insistió en que “perder con Pilar 7-6 en el debut fue demoledor. Por suerte nos levantamos rápido, la gente de Oncativo nos acompañó, y ganar la zona fue histórico para el club. Es una pena que no pueda ir el público, y sería muy triste no poder continuar en el campeonato. Ya dejamos en claro que estamos bien, y nos da el cuero para más”.