Villa María | opinion | seguridad-vial |

Al problema del tránsito se lo afronta con la educación vial

“Se elaboró un Plan Integral de Seguridad Vial donde se articularon las políticas municipales junto con Policía de la Provincia”. Por Manuel Sosa. Opinión

La Educación Vial es uno de los temas que más se deben aprender y tener en cuenta a la hora de conducir un vehículo y transitar por las calles, cumpliendo las normas que se rige. 

A continuación, la columna de opinión de Manuel Sosa, donde expresó los puntos a tener en cuenta y las situaciones que se viven a diario:

Diariamente, quienes transitamos por nuestra ciudad, nos encontramos con vehículos que no circulan por el carril correspondiente, que sobrepasan por la derecha, peatones que cruzan a mitad de cuadra o conductores que no respetan la prioridad de los peatones, conductores de moto sin casco, conductores hablando por teléfono, así como un sinnúmero de situaciones.

 Es cotidiano ver transgresiones a la normativa de tránsito cuadra a cuadra.

 Ante esta problemática, nos deberíamos preguntar, ¿realmente la comunidad conoce las reglas de tránsito? Si las conoce, ¿por qué no las respeta?

 La verdad es que los esfuerzos estatales han fracasado en la política de prevención de accidentes de tránsito en nuestra ciudad (prueba de ello son las noticias diarias).

 Es una buena oportunidad para cambiar el paradigma y enfocarse en esta problemática que genera gran preocupación en nuestra ciudad.

 En primer término creo necesario sincerar la situación del tránsito y conocer la realidad actual ya que desde febrero 2019 no se conocen datos al respecto. 

Esto sería de utilidad para poder plantear objetivos ciertos y medibles a la hora de evaluar la efectividad de las políticas implementadas.

 El solo hecho de narrar la problemática, así como de conocer los datos no es suficiente, creo que es necesario implementar una serie de medidas intensivas.

Serie de medidas

 Elaborar un nuevo programa de educación vial, el que amplíe los requisitos para otorgar el carnet de conducir, exigiendo reales capacitaciones para otorgarlo y no una mera formalidad, por ejemplo, bonificando un % del pago del carnet a quienes se sometan a capacitaciones mayores sobre la normativa de tránsito. 

El derecho a poder conducir un vehículo debe ir acompañado de un conocimiento técnico y de la normativa que nadie puede asimilar en un simple múltiple choice como ocurre hoy en día y un mini circuito de manejo.

Política de Inspección

Por otra parte, es necesario generar una política de inspección educativa y no meramente recaudatoria, previendo la detección de infracciones tanto por parte de los inspectores municipales, como por el mentado sistema de video-vigilancia local. 

Comunicando de manera preventiva las infracciones de tránsito constatadas (semáforos en rojo, contramano, etc.), haciendo hincapié en la educación, no en la recaudación.

 Asimismo,  creo que existen otras herramientas para buscar soluciones efectivas e innovadoras  que ayuden a terminar con el flagelo de los problemas de tránsito.

No es necesario inventar nada, ni estar en el "primer mundo". 

Neuquén es un fiel reflejo de que si se quiere se puede. 

Plan Integral

Se elaboró un plan integral de seguridad vial, se articularon las políticas municipales con policía provincial, haciendo un abordaje multidisciplinario de la problemática y hoy es un caso de éxito. 

Algunas de sus medidas fueron tolerancia cero de alcohol al volante, reducción de velocidades máximas a 40 Km./h en todas las vías, desarrollar infraestructura para proteger zonas escolares, ancianos y ciclistas. 

Verdadero contralor de los ITV para garantizar que los vehículos que circulen estén en condiciones óptimas de seguridad.

No solo fue eso, existió de parte del Estado una real política de movilidad pública a través de un Sistema de Bicicletas Públicas y el sistema de buses BRT (similar al metrobus de Bs. As.), que generó una real política de movilidad en la ciudad permitiendo reducir las muertes por causas viales en un 76 por ciento.

Quizás es hora de mirar a nuestro costado, ponernos el overol todos los ciudadanos y entender que es necesaria una nueva política de tránsito para nuestra ciudad.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas