Villa María | panaderias | Municipio | camara-de-panaderos

Panaderos y Municipio buscarán “blanquear” comercios irregulares

Autoridades de la Cámara de Panaderos se reunieron con el intendente Martín Gill y coincidieron en la necesidad de inscribir a los comercios irregulares para que todos tengan las mismas condiciones de producción

La Municipalidad de Villa María y la Cámara de Panaderos local iniciarán un trabajo para detectar panaderías que funcionan de manera irregular en la ciudad y buscar que se inscriban en el municipio y tributen lo que les corresponde.

El objetivo es lograr eliminar la competencia desleal entre los comerciantes del rubro, según destacó Néstor Mojica, el actual presidente de la Cámara de Panaderos de Villa María.

El dirigente sectorial indicó que si bien no tienen números puntuales de la situación de Villa María, a nivel provincial en el último año creció alrededor del 40 por ciento el comercio irregular en el rubro panadero. Esto por la importante suba de costos de producción y las dificultades en materia de ventas que atraviesa el sector.

La reunión llevada a cabo en el Palacio Municipal de Villa María, contó con la participación del propio Mojica y de Diego López, por parte de la Cámara de Panaderos; el intendente Martín Gill y la responsable de Bromatología, Valeria Suárez, por parte de la Municipalidad local, y Franco Monetti e Ignacio Tovo, en representación de la Asociación de Empresarios de la Región Centro Argentino (Aerca). 

Tras dicho encuentro, el titular de la cámara que nuclea a los panaderos villamarienses señaló que, más allá de la situación de los comercios irregulares, trabajarán para avanzar en otros aspectos que beneficien a los comerciantes de la ciudad.

Por el blanqueo de las panaderías

Mojica dialogó con PUNTAL VILLA MARÍA minutos después del encuentro que tuvieron con las autoridades municipales, y valoró la recepción que les brindó el mandatario local, Martín Gill.

En este sentido, el dirigente explicó que el sector panadero se encuentra en un momento bastante complejo, “similar al que están pasando otros rubros”, y detalló que la presentación incluyó tres iniciativas puntuales, dos de las cuales son tendientes a buscar combatir la ilegalidad en el sector. La otra es para tratar de reducir la presión impositiva hacia las panaderías.

El principal planteo de los comerciantes tuvo que ver con la competencia desleal que tienen ante una importante cantidad de panaderías que trabajan de manera irregular y que no tributan.

“Se presentó el pedido a la Municipalidad para trabajar conjuntamente y lograr que todas las panaderías de la ciudad trabajen de manera legal”, explicó Mojica, quien insistió en la necesidad que la totalidad de los comercios trabajen en blanco, “como para que haya competencia leal entre todos, y todos tengamos los mismos gastos para producir”.

“La única manera de tener los mismos gastos de producción es que todas las panaderías estemos legales”, insistió Néstor Mojica, quien explicó que si bien es una situación que lleva muchos años en el rubro de las panaderías, en el último año ha crecido de manera importante en todo el país debido a la alta presión tributaria que tiene el sector.

“El crecimiento en la ilegalidad ha sido importante en todo el país, en Córdoba creció un 40 por ciento. Toda la vida existió este tema, sólo que ahora el poder mantener un comercio en regla cuesta muchísimo, más entonces se pasan a la ilegalidad”, marcó el dirigente, que explicó que actualmente la cámara tiene alrededor de 80 panaderías adheridas.

“Hoy en día, los costos han tenido una sobrevaluación en lo que tiene que ver con el costo de producción, de la energía y el gas fundamentalmente. Después de esto tenemos la carga tributaria, tenemos que pagar la Municipalidad, Rentas y Afip, como tiene que ser”, explicó y agregó, “por eso es el pedido de la Cámara de Panaderos de poder trabajar todos legales, porque si todos tributamos, estamos en la misma condición de enfrentar esta situación”.

“Hoy en Villa María se consigue pan a 30 pesos en los almacenes, y hay que decirle a la sociedad que si consiguen un pan a ese precio, ese es un pan que no es confiable”, insistió el referente sectorial. 

Uno de los ítems que se trabajaron en este sentido es la creación de un distintivo para colocar en los comercios que compren pan a panaderías “legales”, “queremos que sea un distintivo que diga que están comprando pan legal, que es otra forma de evitar el crecimiento de la ilegalidad. Porque así los consumidores van a saber que están consumiendo un producto que ha pasado por bromatología, que está tributando y es un pan confiable”.

Pidieron una baja en las tasas

El otro tema que se abordó en el encuentro con las autoridades municipales tuvo que ver con lograr una reducción en los tributos que las panaderías abonan a la Municipalidad de Villa María, algo que el propio Mojica reconoció como “complicado”, aunque destacó que “será un tema sobre el que vamos a seguir hablando en las próximas semanas”.



Juan Drovandi.  Redacción Puntal Villa María

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas