Deportes | pelea | combate | Boxeo

"Dos cinturones son fruto del esfuerzo"

Juan Manuel Taborda consideró: "Lo mejor está por llegar. No tengo nada confirmado aún sobre futuras peleas, pero tengo ese pensamiento, y me preparo mucho para cada combate. No bajaré los brazos hasta que el cuerpo aguante"

El invicto Juan Manuel Taborda sostuvo, luego de obtener su segundo cinturón Latino en la categoría mediano, que “tener dos cinturones es algo que me llena de satisfacción, es fruto del esfuerzo”.

El villamariense se impuso por nocaut técnico en el segundo asalto al colombiano Juan Boada y ratificó que mantiene un nivel boxístico de elite, propio de aquellos boxeadores diferentes, con capacidad y talento suficientes para ser lanzados a plano internacional.

El sábado no dejó dudas de su preparación, más allá del problema que padeció para dar el peso. Boada lo padeció y pudo retener el título OMB Latino Mediano y consagrarse nuevo campeón Latino de la FIB en la misma categoría.

En el Hotel Nono Luigi, en la zona rural de Oncativo, donde Arano Box eligió que se desarrollara el combate con 2 cinturones en juego, “La noche Latina” tuvo un protagonista excluyente.

Consultado acerca del significado de disponer de dos cinturones latinos, Taborda sostuvo que “es gratificante, me enorgullece y me llena de satisfacción. Es un gran mérito, fruto del esfuerzo y el resultado de muchas horas de entrenamiento y gran sacrificio durante muchos años”.

Acerca del plan de pelea previsto ante Boada, confesó que “en principio subí a ver qué iba a mostrar el rival, porque lo había visto y sabía que era aguerrido y le gustaba ir al frente como él mismo declaró. Así que planteamos nuestro propio plan de pelea, que consistía en subir a boxear los primeros rounds, acumular puntos e ir viendo qué sucedía”.

Sin embargo, tuvo una explosiva producción. Con relación al rápido desenlace, manifestó que “pasó que, a medida que transcurría el primer round, noté que los golpes que conecté lo lastimaron y lo observé sentido. De hecho en el primer round ya tuvo una caída y se le notaba que no estaba entero, los golpes estaban marcados en el rostro, y no se podía recuperar, así que ya ahí había una gran diferencia. Debía aprovecharlo”.

Prosigue su particular y encendido relato señalando que “en el segundo round ya estaba bastante lastimado, y las sentía mucho más a mis manos, por lo que comencé a trabajar más fuerte, más intenso, y decidí ir terminar el combate”.

El mediano, que se ubica décimo en el ranking mundial OMB y segundo en el argentino, asumió la pelea con una determinación que no tardó en hacerle sentir su dominio absoluto al radicado en Bogotá, quien a duras penas sobrevivió al primer round, pero el segundo fue de sometimiento total, lo que provocó que desde el rincón del “Meteoro” se arrojara la toalla para evitar un mayor costo físico para el boxeador “cafetero”.

Al respecto, Taborda se mostró “muy contento por lo realizado. Me sentí bien. Hacía mucho que no me subía al ring, desde septiembre de 2021, cuando me medí ante el marplatense (Lucas Brian Ariel) Bastida, que es el actual campeón Sudamericano”.

Aquella noche sintió que ganó, pero el fallo dividido dictaminó un empate, y ambos mantuvieron los cinturones en la categoría mediano.

“Me preparo mucho”

A Taborda le interesó aclarar que “soy consciente de lo que hago y me preparo mucho para cada pelea”.

Agregó que “mi estilo es pegar y que no me peguen. Mi sueño es llegar lo más lejos posible y para eso no hay que bajar los brazos y entrenar muy duro durante muchas horas, con trabajos físicos, técnicos y tácticos. Lo haré de esa manera hasta que el cuerpo aguante”.

Taborda cumplió 29 años y en el campo rentado cosechó 17 triunfos, 10 de ellos por nocaut, y una igualdad. Después del mencionado empate ante Bastida, parece destinado a buscar rivales del exterior, ya que el segundo lugar en el escalafón nacional (Bastida es el 1) no le ofrece posibilidades de progreso en el país, y apuntará a mejorar el décimo lugar que ostenta en el ranking mundial de la OMB.

Aunque previo a la pelea del sábado dijo: “Este combate será el más difícil de mi carrera”, siempre manifestó que su mejor triunfo “fue puntos en fallo unánime ante el mendocino Abraham Buonarrigo”.

En esa oportunidad, se consagró en Carlos Paz campeón OMB Latino de los medianos. Fue la pelea central de una velada realizada en el Mónaco Hotel en 2021.

Obtener el cinturón latino de la FIB no pareció exigirlo a mostrar todos sus cuantiosos recursos técnicos. “Exactamente, se me hizo más fácil de lo que esperaba. También dije que los boxeadores tenemos un estilo propio, y el mío es golpear y no dejarme golpear y lo cumplí. Eso hice, cuando tuve la oportunidad, la aproveché”.

Agradeció el apoyo “primero a mi familia, que siempre confió en mí y me respalda siempre. Segundo a Eduardo Lucero, por ayudarme tanto en los entrenamientos que en gran parte los hice en el gimnasio de Alberto ‘Peladilla’ Rodríguez. Tercero a toda la gente de Villa María, a los medios de prensa, por siempre cuidarme. Sin la difusión no sería lo mismo. Sé que todos me desean lo mejor”.

Con respecto a lo que viene, a los rumores de peleas en el exterior fue categórico: “No sé qué vendrá, ya que no tengo nada confirmado aún. Pero de algo estoy seguro: serán cosas buenas, ya que siempre tengo ese pensamiento de que lo mejor está por llegar”.