Internacionales | Perú | Elecciones |

Vizcarra propuso adelantar las presidenciales en Perú, pero la iniciativa fue recibida con reservas

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, propuso ayer adelantar para 2020 las elecciones presidenciales que deben celebrarse en 2021, luego de que la confianza pedida al Congreso para llevar adelante una reforma política fuera “aprobada sólo de palabra y denegada en los hechos”.

La iniciativa fue recibida con recelo por legisladores y dirigentes partidarios, que fueron desde la toma de distancia dentro del oficialismo hasta acusaciones de inconstitucionalidad en la oposición.

En el mensaje anual al Parlamento unicameral, Vizcarra presentó un proyecto de reforma constitucional con el objeto de anticipar los comicios presidenciales, para que sea sometido a referéndum.

La iniciativa contempla que también se efectúen el año próximo elecciones de legisladores, dado que el Congreso se renueva totalmente cada cinco años de manera simultánea con el Poder Ejecutivo.

“La voz del pueblo peruano tiene que ser escuchada, por ello esta reforma constitucional deberá ser ratificada mediante referéndum; esta solicitud la hago dentro del marco y respeto irrestricto a la Constitución política del Perú”, subrayó.

Explicó que su iniciativa se debe a que los proyectos de reforma política presentados al Congreso, el 4 de junio pasado, fueron desnaturalizados, con lo cual se entiende que la confianza otorgada al Ejecutivo ha sido denegada. 

“Considerando que la confianza solicitada para las reformas ha sido aprobada sólo de palabra y denegada en los hechos, he decidido como consecuencia de ello poner nuevamente por encima de todo, los intereses del Perú”, indicó el jefe del Estado.

El Congreso aprobó el jueves los dos últimos proyectos de la reforma política impulsada por Vizcarra, tras criticar que el mandatario haya sugerido que cerraría el Parlamento si esa iniciativa no era sancionada.

Entre otros aspectos, la reforma establece una cuota mínima de 40% de mujeres en las listas de candidatos al Congreso y deja las decisiones sobre inmunidad parlamentaria bajo jurisdicción de los poderes Legislativo -que hasta ahora las tenía en exclusividad- y Judicial. La reforma -alentada por Vizcarra con el fin de impedir que se repitan escándalos de corrupción destapados en los últimos años- abarca también cambios en el financiamiento de los partidos y en los requisitos para postularse a cargos electivos.

Vizcarra, un ingeniero de 56 años, está a cargo del gobierno de Perú desde el 23 de marzo de 2018, cuando sucedió a Pedro Pablo Kuczynski -quien renunció para evitar que el Congreso lo destituyera- para completar hasta el 28 de julio de 2021 el período de gobierno iniciado el mismo día de 2016.

”Gesto democrático”

El presidente de la Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales y gobernador del departamento norteño de Cajamarca, Mesías Guevara, opinó que la propuesta de Vizcarra es un “gesto democrático” y valoró que el mandatario “no está cerrando el Congreso sino que pone la decisión en manos del pueblo”.

“Nosotros no hemos tenido una reunión para este tema, el discurso el Presidente lo realiza con sus asesores; estamos hablando de una propuesta que va a venir con un proyecto y creo que debemos analizar primero el proyecto, analizarlo y ver qué hacer”, afirmó la legisladora oficialista Ana María Choquehuanca.

Para César Villanueva, legislador de la opositora Alianza Para el Progreso (APP) que sin embargo fue jefe de Gabinete de Vizcarra entre abril de 2018 y marzo de 2019, el anunció fue “sorpresivo” y representa “una decisión complicada”.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas