Villa María |

Piden justicia por niña fallecida en accidente de tránsito: "No podés tomar alcohol y manejar"

La frase pertenece a la hermana de la menor que perdió la vida en el siniestro vial. El conductor del auto que impactó contra la familia estaba alcoholizado y se fugó del lugar

Un momento de emoción y tristeza se vivió frente al palacio de tribunales, donde familiares y amigos de Iara Mailén Medina Pucheta (12) se movilizaron para pedir justicia.

La menor falleció el domingo 20 de noviembre como consecuencia de un violento choque entre dos automóviles, en la ruta 158, entre Arroyo Cabral y Villa María. Ocurrió en proximidades de la báscula de Vialidad Nacional, cuando el conductor del Ford K, Franco Acevedo, impactó contra el vehículo en el que circulaba la niña junto a su familia.

Según la investigación que lleva adelante la fiscalía a cargo de René Bosio, se pudo conocer que Acevedo, imputado por el hecho, manejaba alcoholizado.

“Nos movilizamos por mi hija y queremos que se haga justicia, que no quede impune, que esta persona no salga nunca más de la cárcel. Lo que le hizo a mi hija no tiene nombre y por mi otra hijita que está quebrada y llorando por su hermana” declaró Carlos Medina, papá de la menor que perdió la vida.

Es importante señalar que en el vehículo en que se conducía Iara también se encontraban Morena, de 5 años, que sufrió múltiples heridas a raíz del accidente y tuvo que ser sometida a intervenciones médicas de complejidad. La menor ya recibió el alta del sanatorio de La Cañada, pero aún le espera una larga recuperación.

“Tenemos entendido que la persona que manejaba había tomado y en los próximos días vamos a tener acceso a la causa” dijo.

Por su parte, Brisa Medina, hermana de las menores involucradas en el accidente de tránsito, dialogó con este medio y se refirió a su mamá, quién también se encontraba a bordo del auto del siniestro. Detalló que la mujer aún se encuentra internada y debe ser operada de una de sus extremidades superiores “tiene 30 puntos en su cara y ni hablar del dolor emocional que está atravesando porque le arrebataron a una hija de 12 años y tiene a la de 5 años quebrada” indicó.

La joven que se encontraba acompañada por un nutrido grupo de personas sostuvo que es necesario que se tome conciencia a la hora de manejar. “Si vas a tomar alcohol no debés manejar, son necesarios los controles porque esto le pasó a Iara y a mi familia, pero el día de mañana le puede pasar a otra persona. Hoy somos nosotros, pero también es para que se tome conciencia” puntualizó.

Agradeció el acompañamiento de los amigos de la menor fallecida que también participaron de la movilización frente a tribunales “ni hablar de la gente que no conocemos y han aportado una ayuda inmensa que sin duda se puso la mano en el corazón y estamos agradecidos” dijo.

Campaña solidaria

Por el accidente, la menor de 5 años internada tuvo que ser intervenida quirúrgicamente de urgencia, por lo cual, se llevó adelante una operación y para ello se organizó una campaña solidaria para costear los gastos de la misma.

“Esto fue devastador para toda la familia y algo impensado. Se pide justicia porque se sabe que las 24 horas del día anda gente borracha o drogada manejando y no puede ser que los casos queden impunes ante accidentes de tránsito, justificando al asesino” dijo Elida Susana Pucheta, hermana de la mamá y tía de las menores.

La mujer manifestó que la pequeña niña recibió una operación que se pudo realizar a tiempo por la colecta que se hizo, “si bien la cirugía se hizo y quedó fuera de peligro, faltó una prótesis y no sabemos en qué tiempo puede necesitar otra cirugía” indicó y añadió:“esto causó mucho dolor en el alma y mi familia está destruida. Todos los días pasa esto en el país, que quedan familias desamparadas”.

Por otro lado, la mujer hizo referencia a la falta de cobertura de los seguros “no puede ser que los seguros justifiquen y se abran totalmente y dejen a la familia sola ante esta situación, es un abandono, al igual que las mutuales que no cubren los tratamientos médicos” manifestó.

La mujer explicó que la campaña surgió para poder costear los gastos de la operación que fue en principió para familiares y amigos, pero se expandió a toda la ciudad. “Agradezco mucho a la gente, tanto por la salud de mi sobrina y por lo que falta, porque esto no termina acá. Pido justicia por toda esta crueldad que está pasando. Basta de asesinos al volante, esto no puede seguir pasando” dijo la mujer.

Al término del reportaje, los presentes cantaron y pidieron con fuerza justicia por la menor fallecida.

Lo que se lee ahora