Villa María | plataforma | caso | Educación

Crean una plataforma para el control exhaustivo de las burbujas escolares

La intención es poder mantener la presencialidad mediante el cumplimiento de los protocolos vigentes en el conglomerado. La herramienta permitirá notificar y seguir los casos, visibilizar resultados y realizar estadísticas

En torno a la continuidad de la presencialidad, se llevó a cabo una reunión entre la mesa epidemiológica local, el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) Regional, directores de instituciones educativas y autoridades municipales de Villa María y Villa Nueva en la que acordaron el trabajo conjunto para el cumplimiento eficaz del protocolo en el ámbito escolar.

De esta manera, la coordinadora del área Covid de la Secretaría de Salud de la Municipalidad de Villa María, Marcela Rami, aseguró que serán trabajadas las medidas como conglomerado frente a diferentes situaciones posibles y que utilizarán una plataforma en tiempo real con todas las escuelas para “el control exhaustivo” de las burbujas en cada institución.

“Las medidas que vamos a tomar pertenecen al protocolo Covid vigente a la fecha y con la aclaración de posibles cambios en la toma de decisión de acuerdo a la política sanitaria local y teniendo en cuenta el aumento de casos en los últimos tiempos”, detalló.

Respecto a la reunión llevada a cabo, manifestó que “es importante dejar reflejado el trabajo en equipo porque la escuela tiene un rol fundamental para la educación y difusión de las normas de prevención en interacción con el área de salud”.

En este sentido, es un medio que permite fortalecer la línea de acción en el manejo de casos y contacto.

Asimismo, ratificó: “Las clases presenciales se pueden sostener en el tiempo dependiendo en gran medida de la responsabilidad que asumamos como familia” y agregó que la responsabilidad recae en mayor medida sobre las familias, principalmente en los adultos.

Plataforma

La coordinadora especificó que la plataforma, además de ser una herramienta, será incorporada como modalidad de trabajo entre la mesa epidemiológica y las diferentes instituciones educativas de Villa María y Villa Nueva.

En consecuencia, la presentación formal la llevarán a cabo cuando “exista el menor riesgo de error para la carga de datos y su posterior procesamiento”, por lo que aún continúa en prueba. Sobre el nuevo mecanismo laboral, Rami precisó que cada escuela podrá notificar cuál es la problemática con la burbuja, si está aislada y podrán planificar los días de aislamiento que tendrá.

Por su parte, describió que la mesa epidemiológica municipal podrá cargar los resultados de los diferentes test realizados y donde la institución podrá acceder sin pedírselos a los padres. De esta manera, garantizó que permitirá “tener un control más estricto de los casos de las burbujas aisladas”.

La entrevistada aclaró que sólo con los testeos correspondientes podrán regresar, por lo que la carga de datos se realizará en tiempo real y que buscarán la mayor eficacia, pero dependerá del tipo de prueba realizada.

En torno a la información, explicó que en caso de ser un test antígeno, se subirá el mismo día o a las 24 horas. No obstante, los hisopados Lamp (prueba nasofaríngeo mediante kit de detección rápida) o PCR poseen otro tipo de demora por la técnica empleada pero también por “la demanda que existe en el día y la situación epidemiológica de la ciudad”.

La plataforma tiene como objetivo, según especificó Rami, notificar en tiempo real a los casos positivos, los resultados de estudios, el seguimiento de los contagios y la posibilidad de realizar estadísticas en torno a la cantidad de pacientes con coronavirus.

Burbujas

En torno al accionar frente a la presencia de un caso sospechoso de un contacto estrecho o de un caso positivo en una burbuja, Rami precisó que el primer paso es aislar el grupo de estudiantes con el docente a cargo para empezar a testar.

El siguiente es realizarle la primera prueba a niño o niña en cuestión en cualquiera de sus formatos: PCR, antígeno o LAMP.

Al conocer el resultado, señaló que hay dos posibilidades. Al ser negativo, dan de alta la burbuja, al docente y a los familiares, aunque el niño debe estar aislado por 10 días. En caso contrario, deben testear a esa burbuja, a su docente y la familia.

Sobre a la práctica de la prueba y ante múltiples preguntas del motivo por el cual la llevan a cabo, Rami resaltó que es indispensable saber si el estudiante contrajo el virus para poder proseguir.

“Si tenemos un niño positivo, sí o sí se aísla. Regresa al colegio el día 14, es la manera que trabajamos con las escuelas”, destacó.

La metodología, describió la entrevistada, consiste en la presentación de las planillas con los estudiantes divididos en burbujas por parte de cada institución. Luego, desde la Mesa Epidemiológica se comunican con los directivos para que delimiten cuáles son los grupos, qué tipo de caso y si se trata de un contacto estrecho, un positivo o sospechoso.

Tras obtener la información, proceden a coordinar con el personal encargado de los testeos, ubicados en el centro del Centro Cívico desde las 9 a las 12. También allí indagan a cada persona de la burbuja que se acerca para ser testeada.

Como último paso y una vez realizados los test es devuelta la planilla con los resultados a la escuela. “Con ello, el docente, directivo o encargado del grupo sabrá cuándo deberán volver a las instalaciones y antes deberán realizar otro test”, remarcó Rami.

En este sentido, que “lo ideal es realizarlo al día cero” cuando es notificado el caso y a los 7 días. Sin embargo, la especialista dio a conocer que “hay papás que no quieren hacer la segunda prueba”, por lo que optaron por realizar la primera, aislar al niño y darlo de alta si no presentó síntomas compatible con Covid en esos 10 días. De esta manera, es reintegrado a la escuela a las dos semanas.

En relación, remarcó: “Hay veces que los niños comienzan a manifestar síntomas entre el cuarto y quinto día y es allí donde deben testearse sin esperar porque se positivizan y comenzamos a tener otros contactos estrechos”.