Provinciales | Precios | millones | soja

El récord de dólares por exportación del agro sigue en alza: 11.098 millones

Es el valor que alcanzó en el primer cuatrimestre de 2022, el máximo en los últimos 20 años para ese período

“Es un numerazo”, así definió el economista jefe del Ieral de la Fundación Mediterránea, Juan Manuel Garzón, a la cifra que se conoció ayer sobre liquidación de divisas del agro en el primer cuatrimestre: 11.098 millones de dólares.

Es que ese volumen es récord para un primer cuatrimestre en los últimos 20 años. Es más, iguala a la cifra sumada de 2019 y 2020 para el mismo período.

Las empresas agroexportadoras liquidaron más de US$ 3.171 millones durante abril, un 6% por encima del monto de marzo de este año, según detallaron la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), entidades que representan el 48% de las exportaciones argentinas.

Así, el monto acumulado a lo largo del primer cuatrimestre del año ascendió a US$ 11.097.874.774 millones. Ambas entidades recordaron que el total de las divisas queda en poder del Banco Central, que entrega pesos a tipo de cambio oficial a los exportadores, para poder realizar las operaciones de compra y venta de granos en el mercado nacional. Sin embargo, el Banco Central no está pudiendo retener en sus reservas esos dólares. Sobre ese punto, Garzón explicó a Puntal que “las reservas no se acumulan porque los dólares comerciales que liquida el agro son los únicos que ingresan. Y con eso hay que financiar las importaciones, que vienen creciendo a medida que se recupera la economía y también porque los importadores seguramente estarán tratando de aprovechar el tipo de cambio oficial que está a buen precio, adelantando compras en la medida de lo posible. Y además hay que pagar deudas en dólares”, enumeró.

Ciara y CEC indicaron que, si bien algunos precios internacionales mantuvieron su tendencia alcista -como el caso de los aceites-, “el impacto del paro de transportistas de granos así como el menor ritmo de ventas para exportación, sumado a una menor cosecha gruesa por la sequía, han condicionado el ritmo de embarques y el ingreso de divisas”.

Ambas cámaras remarcaron también que la liquidación de divisas está fundamentalmente relacionada con la compra de granos, que luego serán exportados, ya sea en su mismo estado o como productos procesados, luego de una transformación industrial.

También, indicaron que la liquidación “está fuertemente influida por el ciclo comercial de los granos, que depende de diversos y cambiantes factores exógenos como oscilaciones internacionales de precios, retracción de la oferta, distinto volumen y valor proteico de las cosechas, condiciones climáticas, feriados, medidas de fuerza sindicales, modificaciones regulatorias, barreras arancelarias y para arancelarias del exterior, exigencias fitosanitarias o de calidad de otros países”.

El principal producto de exportación del país es la harina de soja (14,2 % del total), mientras que el segundo fue el maíz (11 %), y el tercero fue el aceite de soja (6,9 %).

“Este nivel de liquidación tiene que ver lógicamente con mayores precios pero también más volumen de cereales como trigo, cebada y maíz. Los dos primeros son de esta última campaña que cerró y hubo un mayor saldo exportable. En el caso del maíz tiene vinculación a la campaña pasada, que fue muy buena y que llega hasta los primeros meses de este año”, explicó Garzón.

Por último, el economista destacó: “Si uno mira para adelante, lo que se ve en la cosecha de maíz y soja que está en pleno proceso ahora es que va a cerrar 6% o 7% abajo en ambos granos, pero con precios internacionales que están arriba un 20%. Y entonces, cuando uno tiene en cuenta precio y cantidad, el primero se impone con claridad. Por eso habría que esperar que el aumento de la generación de dólares del campo vaya a seguir. Y, aunque el número está cambiando por la gran volatilidad, habría que esperar entre 5 y 6 mil millones de dólares más”.

Gonzalo Dal Bianco.