Villa María | productores | alimentos | Empresas

"No se está pensando en una YPF de los alimentos"

Lo aseguró el director nacional de Políticas Integradoras, Rafael Klejzer, en torno a la presentación del proyecto que busca consolidar la Empresa Nacional de Alimentos (ENA)

El Centro Cultural Comunitario Leonardo Favio fue el espacio que reunió a funcionarios locales y nacionales para dar marco a la presentación del proyecto que busca consolidar la Empresa Nacional de Alimentos (ENA). En el lugar, el intendente Martín Gill recibió al director nacional de Políticas Integradoras, Rafael Klejzer, quien se encuentra al frente de la iniciativa que tiene por objetivo fortalecer las economías regionales, entre otros propósitos.

Klejzer indicó que “la ENA trabaja en recuperar la potestad del Estado para poder planificar la producción, comercialización y distribución de alimentos en el país”. En este sentido, puntualizó que “se busca fortalecer las empresas público privadas provinciales y sobre todo municipales, para así fortificar las economías regionales”, dijo.

Aseguró que ya hay experiencias en el norte del país y en el sur del país, “en la provincia de Buenos Aires el gobernador mandó a construir 15 frigoríficos, en la localidad de Javkin en Rosario se creó la empresa municipal de alimentos, estos dos ejemplos que doy tienden a describir que no es un tema ideológico, sino de autodefensa del gran problema que tenemos en la formación y concentración de precios en Argentina.

Villa María y la región

Cabe destacar que la ciudad se trata de la primera localidad de la provincia donde fue presentado el proyecto de la ENA. Asimismo, Villa María forma parte del Plan Nacional de Ferias impulsado por la entidad, mediante el activo rol del municipio en la realización de la Feria Franca que ofrece productos de calidad a un precio justo.

En virtud de ello, el titular nacional de Políticas Integradoras hizo referencia a la importancia de contar con el apoyo de Villa María, que definió como “zona núcleo de gran pujanza e iniciativa, con grandes productores, abierta al debate y realizadora de críticas constructivas”. Así, se pretende continuar avanzando en la materia y generar alianzas estratégicas con pequeños y medianos productores e industrias, fortaleciendo la economía de la región bajo una lógica federal.

ENA

En detalle, la ENA aspira a delinear una política pública en dirección a asegurar la soberanía alimentaria y al acceso de los alimentos a un precio justo y razonable en relación con los ingresos y la rentabilidad de argentinos y argentinas. Al mismo tiempo, su aporte radica en democratizar la producción, el acceso al alimento y su distribución; la recuperación de circuitos productivos inexistentes como las cuencas lecheras, la pesca artesanal, y diversas producciones locales que han perdido fuerza; la protección del mercado interno, y la responsabilidad con el medio ambiente en prácticas correctas y responsables de la producción.

Sobre el diálogo con los productores de la región, el funcionario nacional dijo que el diálogo es muy pequeño, “para generar un plan de negocio acorde a la necesidad no hay escala. Es una potestad de los estados municipales y provinciales, no es que se está pensando en una YPF de los alimentos, se descartó esa idea, se puso en valor fortalecer las empresas públicas ya construidas”, señaló.

Formadores de precios

Sobre el organismo nacional, Klejzer manifestó que se toma la experiencia de las empresas de gestión público-privadas (provinciales o municipales) que van al mercado a compartir, “es para tener precios de referencia, hay que tener precios testigos, si no, no sabemos los costos. Me parece que es importante, sobre todo en empresas como hay en Catamarca, 36 empresas públicas juntas generando precio y derecho en la población”, remarcó.

El funcionario nacional hizo una defensa del Estado nacional, rescatando la presencia en aquellos sectores más necesitados, “hay una transferencia enorme de recursos, producto de salir de dos crisis, una de los amarillos y otra de la pandemia. Si hay que tocar intereses para defender la mesa de los argentinos, hay que discutir las retenciones como dijo el Presidente, hay que agregarle el cupo de exportación porque primero los argentinos y después los dólares”, expresó.

Sobre el consumo, el director nacional de Políticas Integradoras advirtió que desde el 1988 se perdieron 250 mil unidades productivas, “la superficie del campo productivo se mantuvo, es decir que hay una alta concentración, hoy el 1% de los productores manejan el 40% de la tierra productiva del país. Los indicadores de la concentración son muy importantes y lo que genera la injusticia es que, cuanto mayor concentración, menor poder de democratizar el acceso a los alimentos”, completó.