Río Cuarto | provincia | Córdoba | Santa Fe

Córdoba perdió más de 42 mil empleos registrados en sólo 2 años

A mediados de 2018, la provincia, que es el cuarto mercado laboral del país, contaba con 512 mil puestos "en blanco", según los registros de la cartera de Trabajo nacional. En julio de este año, la cifra descendió a 470 mil.

En agosto de 2018, la provincia de Córdoba tenía más de 512 mil puestos de trabajo registrados y peleaba con Santa Fe el tercer lugar en tamaño de mercado laboral en el país, detrás de Provincia de Buenos Aires y Ciudad de Buenos Aires. Dos años más tarde, la situación es dramáticamente diferente.

En el último informe del Ministerio de Trabajo de la Nación, correspondiente a julio de este año, da cuenta de que esa masa trabajadora “en blanco” de la provincia descendió a 470 mil. Se pulverizaron 42 mil puestos en dos años.

Pero hay un dato no menor: mientras muchos podrían pensar que el efecto de la pandemia concentró la eliminación de fuentes laborales a partir de marzo de 2020, la estadística muestra que en esos dos años transcurridos la pérdida de trabajos formales en Córdoba se repartió casi de manera igualitaria. En términos laborales, fueron tan malos los 12 meses transcurridos entre mediados de 2018 y 2019, como los de mediados del año pasado y éste.

Mientras entre 2018 y 2019 se recortaron 20 mil puestos en la provincia, entre julio del año pasado y el mismo período de 2020 cayeron otros 22 mil. Si bien hay una diferencia en el último período, nada significativo para lo que ocasionó la pandemia en la actividad económica, con un enorme desplome de la actividad económica.

En esos dos años, Santa Fe, que tiene un tamaño de mercado laboral similar, perdió 33.700 empleos formales. Allí sí se observa un marcado deterioro en el último año debido a que entre 2018 y 2019 resignó 11 mil.

Eso implica que hasta 2018, Córdoba ocupaba el tercer lugar en puestos de trabajo formales en el país por detrás de CABA y Provincia de Buenos Aires. Hoy perdió un escalón al ubicarse apenas por debajo de Santa Fe.

En la comparación interanual, en todas las provincias se observa una retracción del empleo asalariado registrado. Las mayores caídas se verifican en San Juan (-10,5%), Neuquén (-10,1%), Mendoza (-7,8%), Salta (-7,4%), Santiago del Estero (-6,4%), CABA (-6,3%), Corrientes (-6%), La Rioja (-5,8%), San Luis (-5,7%), y Misiones (-5,5%). Teniendo en cuenta su peso en el empleo total, otras provincias que incidieron fuertemente en la reducción general del empleo fueron Córdoba (-4,7%), Santa Fe (-4,6%) y Buenos Aires (-3,3%).

Si se abre la comparación con otras jurisdicciones y cerrando la comparación temporalmente entre julio y junio de este año también se observa un comportamiento heterogéneo. Varias provincias mostraron variaciones positivas, en muchos casos recuperando parte de las caídas registradas en los meses anteriores. Este es el caso de Tierra del Fuego (+1,3%), San Luis (+0,7%), Jujuy (+0,6%), San Juan (+0,5%), Chaco (+0,3%), Corrientes (+0,2%), La Rioja (+0,2%) y Santa Fe (+0,2%).

Por su parte, la provincia de Misiones se mantuvo sin variación en el empleo. Otro grupo de provincias mostró variaciones negativas. Las mayores caídas se registraron en Neuquén (-2,2%), Santiago del Estero (-1,1%), Salta (-0,9%), Mendoza (-0,7%), Tucumán (-0,5%), Formosa (-0,4%) y Río Negro (-0,2%).

Por sectores y en términos interanuales, Servicios sociales y de salud fue la única actividad que presentó una variación positiva (+0,5%). El resto de los sectores presentaron caídas de empleo en el último año. Los sectores con caídas interanuales más relevantes fueron Construcción (-28,6%), Hoteles y restaurantes (-12,9%), Explotación de minas y canteras (-6,1%), y Servicios comunitarios, sociales y personales (-5,2%), todos con presencia importante en Córdoba.