Villa María | proyecto | residuos | ambiente

Se presentaron detalles sobre el Centro de Gestión Ambiental

El mandatario local mantuvo una reunión de trabajo junto con concejales de la ciudad. Se expusieron diferentes puntos del proyecto. La obra, de 800 millones de pesos, cuenta con financiamiento internacional del Banco Interamericano de Desarrollo

Avanzando hacia la concreción del proyecto que permitirá la construcción del Centro de Gestión Ambiental, se llevó a cabo una nueva mesa de trabajo en el Concejo Deliberante, donde el intendente Martín Gill se reunió con los ediles de los diferentes bloques a fin de exponer los distintos aspectos del proyecto y dialogar sobre esos detalles.

En tal sentido, el mandatario destacó que la reunión permitió evaluar todos los aspectos del plan de trabajo, “quedando a plena disposición para continuar trabajando y recibir sugerencias y aportes”, dado que el proyecto “significa una inversión que va a cambiar la historia del tratamiento de residuos de Villa María y Villa Nueva”.

La reunión de trabajo entre el cuerpo de ediles y el intendente fue el espacio de diálogo donde se expuso el estado actual del sistema de tratamiento de residuos en la ciudad; como también el análisis de los aspectos jurídicos, económicos y técnicos del proyecto a ejecutar. En ese sentido, Gill brindó detalles sobre los distintos elementos que hacen al proyecto ejecutivo, tales como el informe de impacto ambiental, la construcción e incorporación de equipamiento, la cantidad de residuos que aportará cada ciudad y los objetivos que tiene el proyecto, en cuanto al material a reciclar.

Además, se dejó establecido que otro de los objetivos que persigue el nuevo Centro de Gestión Ambiental será generar un activo por parte de los dispositivos de economía circular, es decir, las cooperativas La Sustentable y 7 de Febrero. A tal efecto se esclareció la cantidad de trabajadores que estarán en las tareas operativas que demande el nuevo espacio, quienes estarán a cargo de la separación de residuos, su posterior reciclado y agregado de valor.

Centro de Gestión Ambiental

El proyecto del Centro de Gestión Ambiental, impulsado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación y financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), implica convertir el actual Vertedero Municipal en un centro sustentable que contribuya al medioambiente y a mejorar la calidad de vida de los vecinos de ambas ciudades.

El plan diseñado por el Municipio, a través de la Secretaría de Ambiente, Obras y Servicios Públicos, fue adjudicado a la empresa Milicic Construcciones y Servicios, que llevará a cabo uno de los proyectos más importantes del conglomerado Villa María-Villa Nueva, ya que el nuevo Centro de Gestión Ambiental prevé ordenar los residuos sólidos de ambas ciudades para su separación y reducción posterior.

El proyecto prevé que se monten plantas de separación de residuos y según la división de la basura otras plantas, que serán por ejemplo del material de poda un nuevo proceso de reutilización, del material de plástico, vidrios y metales, nuevos procesos de reutilización, de los neumáticos o del material de construcción un nuevo proceso de reutilización de los mismos.

Según lo establecido por el intendente Martín Gill, el objetivo que tiene la ciudad es disminuir la generación del 35% de los residuos que se producen, es decir, dejar de enterrar basura.

Actualmente Villa María genera 200 toneladas diarias aproximadamente, la finalidad del proyecto es dejar de enterrar innecesariamente 35 toneladas.

Es importante señalar que el proceso de licitación ya cuenta con una empresa adjudicataria y el primer paso era presentar el proyecto ejecutivo de obra que ya fue entregado al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación.

Presentación en el Deliberante

Por su parte, el presidente del cuerpo legislativo, Pablo Rosso,| expresó que en el encuentro con los ediles pudieron escuchar los detalles del proyectos. “Ya es un paso licitatorio llevado adelante por el Ministerio de Ambiente. Son procesos 100% subsidiados para este tipo de proyectos, son créditos internacionales que llegan a través del gobierno nacional pero que no le significan erogación al Municipio y allí es donde, fundamentalmente en estos ochos meses, la obra se inicie, nosotros vamos analizando la reconvención del lugar”, sostuvo el funcionario.

Anticipó que el sitio donde se llevará a cabo la obra deberá ser saneado, “los nuevos términos técnicos hablan de una cicatrización, o sea, acomodar convenientemente todos esos residuos que tenemos apilados de forma incorrecta y hacerlo como corresponde. Después empezar a preparar los espacios para ir haciendo la disposición final de nuestros residuos”, explicó Rosso.

Al mismo tiempo, el presidente del Concejo remarcó que es necesaria la concientización no solo en el ámbito domiciliario, sino también en el ámbito comercial e industrial.

“Con la concientización y el proceso de recolección que irá desde el origen hasta la disposición final, el objetivo que tenemos como ciudadanos es disminuir la cantidad de basura que hoy generamos”, opinó.

Y agregó: “Por otro lado, ir adquiriendo la experiencia para manejar estos lugares. Hoy en día hay dos cooperativas que realizan este trabajo y que van a llevar en este proceso de dos años, el acompañamiento por parte de la empresa que no solo viene hacer una obra, sino a poner una modalidad de trabajo en marcha de la disposición final y separación de residuos”.

Tratamiento

Tras la presentación formal, el Concejo Deliberante va camino a la ratificación del contrato firmado con el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. “Estamos en la comisión de acuerdo con este tema y cuando se logre el dictamen directamente será llevado a la sesión en sí”, indicó.

Cabe destacar que, una vez actualizada la licencia ambiental, darán inicio las obras, que tienen un plazo de ejecución de 8 meses y con una inversión que supera 800 millones de pesos.

Estuvieron presentes en la mesa de trabajo, junto con el mandatario local, el presidente del Concejo Deliberante, Pablo Rosso; el secretario de Ambiente, Obras y Servicios Públicos, Omar Regueira; el subsecretario de Ambiente, Germán Tissera, junto con los concejales de la mayoría y minoría que integran el poder legislativo municipal.