Nacionales | repercusiones |

Szewach y Kiguel cuestionaron la recompra de deuda del Gobierno

Consideran que el momento elegido no es el mejor, ya que la cotización de los bonos estaba aumentando. Y sostuvieron que el verdadero objetivo de la medida es frenar el incremento del precio del dólar

Los economistas Enrique Szewach y Miguel Kiguel criticaron la recompra de títulos de deuda pública anunciada por el Gobierno porque entendieron que no tendrá el efecto buscado. También apuntaron al momento elegido cuando hay una suba de la cotización de los bonos y consideraron que el real objetivo es frenar la suba del dólar.

“Es una movida ínfima y trata de frenar la suba de los dólares alternativos (bursátiles), que estaban en una corrida”, sostuvo Szewach.

El exdirector del BCRA consideró que se “busca ganar un poco de tiempo” y afirmó que “no suena razonable ni el manejo, ni las circunstancias”.

En declaraciones radiales explicó que “alguien sale a comprar deuda cuando los precios están muy bajos injustificadamente, pero sucede que la deuda argentina venía subiendo fuerte, en parte porque subían todos los bonos, y por otro lado porque hay cierto optimismo con Argentina en 2024”.

Szewach subrayó que “si estaban subiendo no tenía sentido recomprarlos” y al mismo tiempo razonó: “Resulta que cuando estaban baratos no los saliste a comprar y ahora que están caros lo hacés”.

También cuestionó que se utilicen dólares para esta operación cuando hay sectores que están demandando para la producción.

“El BCRA no tiene muchos dólares y en medio de eso salís a gastarlos en este esto. Tiene poca razonabilidad y poca explicación en las circunstancias de la Argentina de hoy”, agregó.

Sobre el aumento del tipo de cambio, el especialista indicó que “hay todo un proceso de dolarización de carteras en un año electoral, con inflación alta y con tasas de interés que no convencen a los ahorristas. Como hay cepo, no hay pérdida de reservas sino una suba de precio”.

Además, añadió que también hay que “sumar el período de vacaciones y la emisión para financiar el dólar soja y el déficit fiscal”.

“Una medida como la de ayer (por el miércoles) son de muy corto plazo porque no cambia la tendencia de la gente a dolarizarse”, agregó.

Consultado sobre la inflación, consideró que “bajarla un mes siempre hay chance, pero como tendencia es muy difícil. Enero apunta a estar por encima de diciembre. Pasamos del intervalo 6-7% al 5-6%. Puede haber un 4,9% pero circunstancial”.

En este contexto, Szewach recalcó que la recompra “conspira contra la tasa de inflación, porque Massa logró un acuerdo de precios contra dólares para darles a los productores y si da las señales de que los dólares no están para otra cosa van a subir los precios”.

Dos objetivos

En la misma línea, Kiguel evaluó que una operación de este estilo puede perseguir dos objetivos: una recompra por precios bajos o mejorar el perfil de deuda.

El economista descartó como efectiva la primera alternativa porque “los bonos están más caros que hace algunos meses y entonces no se entiende por qué lo hacen”.

Sobre mejorar el perfil entendió que “es una compra chica en el contexto del volumen de la deuda total argentina y no cambia demasiado”.

“Al ser chica, no se baja el riesgo de default. Además, Argentina no tiene vencimientos de bonos por varios años y por eso no hay riesgo de default por varios años”, explicó.

A partir de este análisis, sostuvo que “no queda claro cuál es el real objetivo de esta operación”.

Para Kiguel, “el real problema es el tipo de cambio. El “blue” no bajó y el contado con liquidación, un poquito”.

Además, coincidió con Szewach en que “no se entiende por qué lo hicieron en un momento en que los importadores les están pidiendo dólares”.

Respecto del tema inflacionario, evaluó que “si hay presiones para subir salarios y el tipo de cambio no se tiene que atrasar tanto como pide el FMI con variaciones de 5% mensuales, es muy difícil bajar la inflación”.