Provinciales | Río Cuarto | empleo | Indec

En un año se perdieron 2.000 empleos en Río Cuarto, según Indec

La tasa de desocupación cayó casi a la mitad, pero porque mucha gente se retiró del mercado laboral, ni trabaja ni busca una ocupación. El dato surge de la última estadística oficial correspondiente al primer trimestre del año

Se achicó la torta de trabajadores activos en Río Cuarto, pero con un agravante: en el último año se perdieron 2 mil puestos de trabajo de acuerdo a la estadística del Indec correspondiente al primer trimestre del año.

Es que según el último informe del organismo que conduce Marcos Lavagna, hay un dato que puede parecer positivo y llevar a la confusión: la desocupación pasó del 6,8% al 3,6%, lo que implica una caída significativa. Pero ese porcentaje, para ser valorado, hay que cruzarlo a su vez con la información del empleo y la tasa de actividad. Y allí se observa que el mercado laboral riocuartense dista de estar en un gran momento.

Es que el dato de la caída en el desempleo sería positivo si hubiese una traducción positiva en el empleo; es decir, si los que ya no están desocupados aparecen engrosando la lista de ocupados. Pero no es este el caso. ¿Qué pasó entonces?

Cuando se mira la cantidad de empleados y la tasa de actividad empieza a develarse el misterio de dónde están esas personas que abandonaron el segmento del desempleo: están en su casa y ya no buscan trabajo.

Según la última Encuesta Permanente de Hogares del Indec, el Gran Río Cuarto tiene 180 mil habitantes. ¿Coincidirá con el Censo 2022?

Porque la cantidad de empleados en la ciudad pasó de 81 mil personas en el primer trimestre de 2021 a 79 mil personas en igual período de este año. Allí están los 2 mil puestos que perdió la economía riocuartense según el informe del Indec. En donde además hay que sumar el agregado poblacional entre los dos años que es de 2 mil habitantes -según la Encuesta Permanente de Hogares-, al pasar de 178 mil a 180 mil para el Gran Río Cuarto. Por lo cual, la relación entre empleados y habitantes fue a la baja.

Y aquí entonces hay un dato más: cayó la desocupación sin que haya más ocupación; por el contrario, se perdieron puestos de trabajo. Entonces lo que ocurrió es que la tasa de actividad laboral se comprimió. Hay menos personas en el mercado laboral, un mundo que se divide en dos partes: los ocupados y los que buscan empleo. Las dos categorías fueron a la baja en el arranque del año. En definitiva, hay más personas en sus casas sin trabajo, y sin buscar empleo.

La tasa de ocupación en Río Cuarto bajó del 45,3% al 43,8%. Y la tasa de actividad pasó del 48,5% al 45,4%.

Por lo cual, que Río Cuarto aparezca en un lugar destacado dentro de los niveles de desocupación al mostrar una tasa realmente baja, no es en este caso un sinónimo de buena noticia.

Pero además, porque fue a contrapelo de lo que ocurrió a nivel nacional, en donde los indicadores interanuales mostraron una evolución positiva.

En el primer trimestre de 2021, Río Cuarto tenía una tasa de actividad mayor que la del promedio de los 31 conglomerados nacionales que releva el Indec trimestralmente: fue del 48,5% a nivel local contra el 46,3% a nivel nacional. Ahora, esa relación se invirtió y mientras en el conglomerado riocuartense es del 45,4%, en el nacional mejoró hasta el 46,5%.

En el caso de la tasa de empleo sigue siendo mejor la de Río Cuarto, pero quedó casi en pie de igualdad cuando el año pasado había una diferencia importante. El comienzo del 2021 mostraba a nivel local un 45,3% de ocupación contra el 41,6% del promedio nacional. Ahora fue 43,8% y 43,3%, respectivamente.

Gonzalo Dal Bianco. Redacción Puntal