Espectáculos Rock | personas | mundo

"Estoy procesando lo que pasó"

Chris Rock rompió el silencio tras el cachetazo de Will Smith.

Luego del escándalo que protagonizó en la última gala de los premios Oscar, cuando Will Smith se subió al escenario de Dolby Theatre a golpearlo por un chiste que hizo sobre el pelo de su esposa, Jada Pinkett-Smith, quien sufre alopecia, Chris Rock rompió el silencio. El humorista reapareció el miércoles 30 en una función de su espectáculo unipersonal y no pudo esquivar el tema.

"¿Cómo estuvo el fin de semana de ustedes?", le preguntó a su público en el teatro The Wilbur, en Boston. Y ante la ovación de espectadores, explicó: "No tengo mucho que decir sobre lo que pasó. Así que si vinieron a escuchar eso, tengo un espectáculo que escribí antes del fin de semana. Estoy todavía procesando que pasó. En algún momento hablaré sobre esa mierda. Y será algo serio y divertido".

Si bien Rock se resguardó los días posteriores a la polémica, Smith hizo un descargo público, mientras espera que la Academia de Hollywood defina cómo va a sancionar su reacción violenta. "La violencia en todas sus formas es venenosa y destructiva. Mi comportamiento en los Premios de la Academia de anoche fue inaceptable e inexcusable. Las bromas a mi costa son parte del trabajo, pero una broma sobre la condición médica de Jada fue demasiado para mí y reaccioné emocionalmente", escribió en sus redes sociales.

También, aprovechó para pedirle perdón públicamente a Rock, quien se negó a presentar cargos por la agresión, y reconoció que estuvo "fuera de lugar". "Estoy avergonzado y mis acciones no fueron indicativas del hombre que quiero ser. No hay lugar para la violencia en un mundo de amor y bondad", señaló. Y agregó: "También me gustaría disculparme con la Academia, los productores del programa, todos los asistentes y todos los que lo vieron en todo el mundo. Me gustaría disculparme con la familia Williams y mi familia King Richard. Lamento profundamente que mi comportamiento haya manchado lo que ha sido un viaje maravilloso para todos nosotros".

Cuando subió al escenario a recibir su premio, minutos después del incidente, el actor reflexionó sobre su reacción y se mostró quebrado. "Richard Williams fue un hombre muy valiente, defensor de su familia. En este momento de mi vida, yo estoy abrumado con lo que Dios me pide que haga y que sea en este mundo. Haciendo esta película pude proteger a Aunjanue Ellis, una de las más fuertes y más delicadas personas que he conocido. Pude proteger a las dos actrices que interpretan a Venus y Serena. Me están llamando en la vida a que ame y proteja a las personas, y que sea un río para mis personas", dijo en referencia al padre de Venus y Serena Williams, a quien interpretó en la pantalla grande.

Y siguió: "Sé que hacer lo que hacemos, tienes que ser capaz de aceptar abuso, tienes que aceptar que la gente hable locuras de ti. En este negocio tienes que aceptar que te falten el respeto y tienes que sonreír y fingir que todo está bien. Pero Denzel me dijo hace unos minutos, ‘en tu momento más alto ten cuidado, porque es cuando el diablo viene a por ti’".