Provinciales | Rohrer | Dalmasso | suegra

El vecino de Rohrer lució desmemoriado: "No vi nada, mi suegra está confundida"

Ni brindis, ni champagne. La versión que contó ayer Guillermo Lenti contrastó con la que en este mismo juicio había relatado Margarita Riega de Dalmasso. Reconoció que vio juntos a Rohrer, Lacase y Macarrón pero dijo que fue en un contexto normal

Cinco segundos le llevó a Guillermo Lenti desbaratar las expectativas cifradas en su testimonio.

Fue lo que demoró en jurar por Dios que diría toda la verdad y afirmar, sin que nadie le preguntara nada aún, esta frase: “No es lo que yo viví, no es lo que vi”.

El expresidente de la Federación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina replicaba con total desparpajo lo que su suegra, Margarita Riega de Dalmasso, había contado la semana pasada en el mismo tribunal. Que su yerno había presenciado un encuentro con champagne entre Michel Rohrer, Daniel Lacase y Marcelo Macarrón, a pocos días del crimen de Nora Dalmasso.

En su apuro por desligarse de la comprometedora escena que había relatado su pariente, el vecino de Rohrer en el country San Esteban no dudó en relativizar los dichos de su suegra: “Pobrecita, ella sufrió mucho, está confundida por todos los rumores que se dijeron”, se despachó.

“Pero no es lo que yo viví”, insistió.

La escena que Lenti relató en forma muy somera ayer lució descafeinada: coincidía en el lugar -la casa que Rohrer edificó en el country, al lado de la suya-. También coincidía en los protagonistas, dijo que estaban Rohrer con su esposa, Lacase con una pareja que no identificó, y Macarrón, junto a otras personas que tampoco recordaba quiénes eran. Pero quedó desprovista de las precisiones que había vertido su suegra.

De hecho, Lenti quitó el alcohol y las copas de champagne. ¡Precisamente lo que, según su familiar político, le había llamado la atención!

“No recuerdo haber visto bebidas”, dijo y agregó que llegó con un amigo, le dio un abrazo a Macarrón que era su médico familiar y se retiró del lugar.

Riega de Dalmasso había testimoniado que su yerno se mostró shockeado porque se presentó a dar las condolencias y la imagen que encontró no era la que esperaba. Lenti no llegó al extremo de negar absolutamente todo lo que dijo Riega de Dalmasso. Admitió la visita a la casa de su vecino y estimó que eso sucedió antes de que finalice el 2006.

Riega de Dalmasso también había confiado que en una ocasión Rohrer estuvo en la casa de su yerno y generó una situación violenta cuando bajó hasta la cava que Lenti tiene en el subsuelo de su casa. Relató que de ahí, regresó con un costoso vino que pretendía descorchar, ante la desesperación del dueño de casa.

Consultado sobre esa situación, Lenti negó que se hubiera producido.

Al menos admitió que en su casa había una cava.

El testimonio de Margarita de Dalmasso se ocupó de mostrar a Rohrer como una persona impulsiva y violenta. Sin embargo, el personaje que describió ayer su yerno fue otro: “Siempre tuve un trato cordial con Rohrer, no éramos amigos pero nunca tuve ningún problema con él”.

Alejandro Fara.