Deportes | Rugby | Presidencia | Argentina

Pichot buscará mañana convertirse en el hombre que maneje los destinos del rugby a nivel mundial

El excapitán de la selección argentina competirá por la presidencia de la World Rugby en unos comicios que se realizarán de manera virtual debido a la pandemia. Su rival es el actual mandatario, el británico Bill Beumont.

En su objetivo de hacer un rugby más equitativo, el argentino Agustín Pichot buscará mañana alcanzar la presidencia de la World Rugby en una elección que se avizora reñida frente al actual mandatario Bill Beaumont, quien quiere la reelección.

Pichot, de 45 años, es actualmente el vicepresidente de la World Rugby junto con Beumont, pero siempre fue crítico con la manera en que el rugby diferencia entre hemisferios y las asociaciones.

La comparación entre Beaumont y Pichot, en el respaldo de las asociaciones, es muy marcada, porque el inglés recibe el aval de los países del Seis Naciones (Irlanda, Inglaterra, Gales, Escocia, Francia e Italia), mientras que el argentino tiene el apoyo de la Unión Argentina (UAR), pero además de los poderosos países de la Sanzaar (Nueva Zelanda, Australia y Sudáfrica).

El argentino buscará ocupar por cuatro años el lugar más importante del rugby mundial, en una votación que se hará de manera virtual por la pandemia de coronavirus y cuyos resultados se conocerán el próximo 12 de mayo.

El excapitán de Los Pumas buscará tener la mayoría de los 51 votos que estarán habilitados entre las diferentes asociaciones, para lo cual debe conseguir 26 sufragios, aunque no todos valen lo mismo.

"Empiezo con 20 votos contra 14. Si tomás los votos del Sanzaar con los otros votos de Sudamérica son 14, contra las Seis Naciones y Europa, que dan 20. Entonces será un escenario duro para revertir", reconoció Pichot.

La historia indica que desde hace 25 años, allá por 1995, cuando se conformó la primera lista para la elección de la Presidencia de la International Rugby Board (IRB), los que quedaron a cargo siempre fueron dirigentes europeos: el galés Vernon Pugh (1995-2002), el irlandés Syd Millar (2003-2007), el francés Bernard Lapasset (2007-2015) y en la actualidad el inglés Bill Beaumont.

En su campaña previa a los comicios el exrugbier argentino aseguró que no es "un anarquista que quiere revolucionar todo", pero aclaró que su intención es tener un poco más de equidad en el mundo del rugby.

Desde la vicepresidencia y en el último año, Pichot trabajó para unificar criterios e intentó armar un plan de trabajo que incluía a los seleccionados del segundo escalón y les daba posibilidades concretas de crecer.

Pichot precisó que en el rugby se habla de valores "pero después hay 30 de 51 votos divididos entre 10 países", lo que "no es democracia en el siglo XXI".

"Fiji tiene un voto y Argentina tiene tres. ¿Por qué? Cualquier niño del mundo preguntaría ¿por qué? Confrontaré eso", prometió Pichot.

"No digo que todos deben tener tres votos, digo que ese tipo de progreso debe hacerse para hacer un juego equitativo", enfatizó Pichot. Ante esto, Beaumont aseguró que en su próximo mandato buscará hacer un rugby "más valiente y visionario", algo que el argentino, desde su candidatura, no comparte.

Además de ser un emblema en el rugby nacional, por haber llegado a ser capitán de Los Pumas, Pichot surgió en el Club Atlético San Isidro (CASI), luego jugó en el Richmond Rugby Club y Bristol, ambos de Inglaterra, y pasó por el Stade Francais y Racing Metro, en Francia.

Con la camiseta albiceleste Pichot disputó cuatro mundiales y fue capitán del equipo que terminó tercero en Francia 2007, jugó 73 partidos con el combinado nacional y desde el 2011 integra el Salón de la Fama del rugby.

Tras dejar la práctica profesional, Pichot comenzó a ser dirigente de la World Rugby y desde allí impulsó, entre otras cuestiones, la inserción de Los Pumas en el Rugby Championship y la inclusión de la UAR en la Sanzaar con la franquicia de Jaguares.