Internacionales | Rusia | Ucrania |

Condenan la inminente anexión rusa de provincias ucranianas

Para Guterres, es una "escalada peligrosa" y Biden dijo que nunca reconocerá resultados

Las anexiones a Rusia de regiones ucranianas, que se darán por concretadas oficialmente hoy por Moscú, "no tienen lugar en el mundo moderno", declaró ayer el secretario general de la ONU, António Guterres.

"Cualquier decisión de proceder a la anexión de las regiones ucranianas de Donetsk, Lugansk, Jerson y Zaporiyia no tendrá ningún valor legal y merece ser condenada. Es una escalada peligrosa. Esto no tiene lugar en el mundo moderno", aseguró el diplomático portugués.

"Esto va contra todo lo que la comunidad internacional representa. Se burla de los objetivos y los principios de las Naciones Unidas. No debe aceptarse", sostuvo el secretario general.

"Cualquier decisión rusa de proseguir en este sentido pondrá un poco más en peligro las perspectivas de la paz. Prolongará el impacto dramático en la economía mundial, en particular para los países en desarrollo, y dificultará nuestra capacidad para entregar ayuda de urgencia a Ucrania y más allá", agregó Guterres.

"Es hora de alejarse del abismo", imploró.

Estados Unidos y Albania preparan una resolución de condena de los referéndums en Ucrania que Occidente tildó de "parodia". El texto será inicialmente presentado en el Consejo de Seguridad de la ONU, donde sin duda será bloqueado por el veto de Rusia, antes de ser presentado posteriormente a la Asamblea General, donde el voto vale lo mismo para cada uno de los 193 estados miembro.

El presidente ruso, Vladimir Putin, va a formalizar hoy en Moscú la anexión por Rusia de las cuatro regiones ucranianas, tras los plebiscitos realizados en los últimos días, y que ha amenazado con defender incluso con armas nucleares.

Por los pronto, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, prometió que jamás reconocerá los resultados de los plebiscitos que en su opinión son "orquestados por Rusia" en Ucrania, y a los que considera una "violación flagrante" de los principios internacionales.

"Quiero ser muy claro al respecto. Estados Unidos nunca, nunca, nunca reconocerá las reivindicaciones de Rusia sobre el territorio soberano de Ucrania", subrayó el mandatario demócrata tras reunirse en Washington con los líderes de las islas del Pacífico.

"Los llamados referéndums fueron una farsa, una farsa absoluta. Los resultados fueron orquestados en Moscú", insistió Biden.

A la vez, sostuvo que "la verdadera voluntad de los ucranianos es evidente todos los días, ya que sacrifican sus vidas para salvar a su pueblo y mantener la independencia de su país".

"La agresión de Rusia a Ucrania en busca de (satisfacer) las ambiciones imperiales de Putin es una violación flagrante de la Carta de la ONU y los principios básicos de soberanía e integridad territorial", abundó.

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, ya condenó en un comunicado los referéndums de anexión.

La Unión Europea y los principales países del continente también se pronunciaron en contra.