Nacionales | Salud | salud | pandemia

Nuevas camas, respiradores y personal: cómo se prepara el sistema de salud ante la pandemia

En el país existen 2.500 camas de terapia intensiva para adultos en el sector público y 5.900 en el privado, lo que hace unas 8.400

El Gobierno nacional se prepara para sumar "como mínimo" 1.500 camas críticas con el objetivo de llegar a unas 2.500 nuevas para afrontar la pandemia de coronavirus, mientras se espera que a fines de junio el sistema de salud va a contar con otros 2.500 respiradores, entre los que se producen en el país y "unos 1.500 que estaremos yendo a buscar próximamente a China", informaron fuentes sanitarias de la Nación.

"Nos estamos alistando para que el pico, la mayor cantidad de casos, no cause una saturación del sistema de salud", expresaron las fuentes.

En el país existen 2.500 camas de terapia intensiva para adultos en el sector público y 5.900 en el privado, lo que hace unas 8.400, y ante un "impacto medio" de la enfermedad se necesitarían entre 2.000 y 3.000 camas más, por lo que se considera clave contar con más unidades críticas.

"En este momento, por la suspensión de las cirugías programadas y la baja siniestralidad de tránsito, la mitad de esas aproximadamente 8.400 están ocupadas cuando normalmente es el 70, 80 por ciento", calcularon las fuentes, quienes subrayaron la importancia de que todo el sistema de salud, público y privado, informen la cantidad de camas y el porcentaje de ocupación.

Según los voceros, en esta política de ampliar la disponibilidad "hay dos factores críticos: el equipamiento (como camas y monitores) y los respiradores".

"A través del trabajo que se hizo con el ministerio de la Producción, que ha financiado y estimulado a los productores de respiradores -explicaron-, podemos llegar a fines de junio a los 2.500 respiradores, un aumento que triplicaría la producción local".

Las fuentes indicaron que la necesidad estimada de respiradores en el país es de 3.000, que se agregarían a los casi 7.400 que existen en las unidades de terapia intensiva. "Llevamos distribuidos 335", señalaron.

"Estamos yendo a buscar a China unos 1.500 respiradores, por contacto Estado a Estado", adelantaron.

En tanto, para aquellos pacientes positivos que no se encuentren graves y que no puedan garantizar el aislamiento en sus casas, se buscan como alternativa los hospitales de campaña como el que se monta en Tecnópolis, con 3.000 camas y capacidad de llegar a las 15.000.

El otro recurso crítico son los profesionales, por lo que se acordó con la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva que profesionales de otras áreas puedan cubrir los puestos de los terapistas durante la pandemia.

Claramente no tenemos la cantidad de especialistas en terapia intensiva para este momento; además si un profesional se contagia, debe quedar en cuarentena todo el equipo de su turno, por eso tenemos que formar reservistas Claramente no tenemos la cantidad de especialistas en terapia intensiva para este momento; además si un profesional se contagia, debe quedar en cuarentena todo el equipo de su turno, por eso tenemos que formar reservistas

Para las autoridades de Salud, los recursos humanos son el "otro cuello de botella", por lo que apuntan a incorporar a recién recibidos, aunque tengan el título en trámite, y a profesionales extranjeros.

En esta dirección, se abrió un registro de voluntarios en el que se inscribieron unas 5.000 profesionales de distintas especialidades.

"Además de capacitarlos rápidamente, esto necesita un marco regulatorio para que las las provincias puedan dar matriculas provisorias en estos casos en el marco de la contingencia. También estamos proponiendo que los paramédicos realicen los traslados en ambulancia en los casos de baja y mediana complejidad, porque vamos a necesitar a los médicos", finalizaron.

Lanzan un "botón rojo" para los profesionales

Se lanzó el "botón rojo" de ayuda online para profesionales de terapias intensivas que "necesiten apoyo para la toma de decisiones".

Las autoridades del Ministerio de Salud de la Nación indicaron que están trabajando con el concepto de "Centro de Derivación", lo que implica que las distintas redes "puedan ponerse de acuerdo entre el sector público y privado para ir direccionados los pacientes".

"En nuestro país los pacientes van donde tienen su financiamiento, pero no todas las clínicas tienen las mismas condiciones, ni el mismo aislamiento, y hay una recomendación de concentrar a estos pacientes en los hospitales Covid, lo que disminuye el riesgo de infectar a otros pacientes", mientras otros establecimientos "siguen con su operatoria regular", explicaron.

Las fuentes indicaron que las provincias de Catamarca, Tierra del Fuego y Corrientes ya decidieron que las clínicas privadas atienden a los pacientes regulares mientras que "los pacientes Covid van a los hospitales públicos".

También destacaron el lanzamiento del llamado "botón rojo", un dispositivo para todos los profesionales que están en las terapias intensivas del país, "las 800 que existen, para que en cualquier momento del día puedan consultar dudas o solucionar imprevistos".

Este dispositivo de emergencia permite que cualquier médico, enfermero o kinesiólogo pueda realizar una consulta con un especialista de la Sociedad Argentina de Terapia Intesiva (SATI) mediante videoconferencia.

"Este botón lo que hace es conectar al profesional con un centro derivador que se encuentra en la Sala de Situación del Ministerio de Salud, desde donde se lo deriva a los especialistas", completaron las fuentes, que resaltaron la importancia de esta interconsulta "teniendo en cuenta que es una enfermedad nueva", refiriéndose a la pandemia de coronavirus.