Policiales | San Luis | Juana Koslay | Autopista de las Serranías Puntanas

Un adolescente fue asesinado a la vera de una autopista en San Luis

La víctima habría sido atacada con una escopeta. Por otra parte, un joven de 18 años resultó herido y está internado. El hecho sucedió a la altura de Juana Koslay.

Un adolescente de 17 años fue hallado asesinado hoy a escopetazos y otro herido también de arma de fuego a la vera de la autopista de las Serranías Puntanas, a la altura de la localidad de Juana Koslay, y se investigan las circunstancias del ataque, informaron fuentes policiales y judiciales.

La víctima fatal fue identificada como Carlos Ezequiel Bustos Navarro, de 17 años, quien presentaba una perdigonada en el rostro y tórax que le provocó la muerte en el acto, mientras que el joven herido se llama Leandro Prado (18), quien permanecía internado en grave estado en el Hospital de San Luis.

Fuentes policiales confirmaron que Prado vive en calle Tacuarí, en la zona oeste de la capital puntana, y se aguarda su recuperación para poder declarar en el marco de la causa.

El episodio ocurrió cerca de las 4.30, a la altura del kilómetro 779 de la autopista, frente a la estación de servicio Shell de Juana Koslay, a 7 kilómetros de la ciudad de San Luis.

La policía provincial fue alertada del hecho por un llamado al teléfono de emergencias 911 y, al llegar, encontró el cuerpo del joven fallecido junto a un camión estacionado.

La víctima fatal fue identificada como Carlos Ezequiel Bustos Navarro, de 17 años, quien presentaba una perdigonada en el rostro y tórax que le provocó la muerte en el acto.

Por un segundo llamado al 911, se supo que otro joven solicitaba el auxilio policial porque estaba herido, por lo que una ambulancia lo trasladó al Hospital de San Luis.

Los pesquisas procuraban determinar la relación que tenían ambos y las circunstancias del hecho.

Policías del Departamento de Homicidios, de Científica, de Policía Caminera y de la comisaría 5° de Juana Koslay trabajan en el esclarecimiento del suceso y en el caso tomó intervención el juez Penal N°1 de la primera circunscripción judicial, Marcos Flores Leyes, quien ordenó una serie de medidas.

Los peritos determinaron la existencia de rastros de sangre que se dividen en dos y nacen en una tranquera que ingresa a un campo de la zona.

El episodio ocurrió cerca de las 4.30, a la altura del kilómetro 779 de la autopista, frente a la estación de servicio Shell de Juana Koslay, a 7 kilómetros de la ciudad de San Luis.

Según las fuentes, uno de esos rastros llega hasta donde se encontró el cuerpo de Bustos Navarro, mientras que el otro va en dirección a la estación de servicio, que es donde Prado pidió ayuda.

"Tenemos a una persona herida que está siendo operada y que también presentaría heridas de lo que, a prima facie, sería una escopeta", dijo el juez Flores Leyes en declaraciones a la prensa.

Con respecto al hombre muerto, afirmó que se "constató el deceso y en una primera revisión del cuerpo presenta lesiones varias de perdigones", aunque aclaró que "va a ser necesaria una autopsia para poder delimitar efectivamente cuál de todas esas heridas ha sido la causa de muerte".

En el lugar del hecho se les tomó declaración a los choferes de camiones estacionados y el juez ordenó la prueba de dermotest para buscar rastros de disparos de arma de fuego en las manos de los baleados.