Villa María | si | accion-solidaria | luciano-del-zoppo

Del Zoppo: “Lo hacemos para aportar nuestro granito de arena”

El coordinador de Fundación Sí Villa María realizó una evaluación de la tarea llevada a cabo en la ciudad durante el año que finalizó. “El balance es positivo”, indicó

Fundación Sí es una organización no gubernamental que se presenta con el objetivo de “promover la inclusión social de los sectores más vulnerables de la Argentina”.

Durante el 2018 continuaron realizando tareas y desarrollando talleres que proponen a diferentes centros comunitarios dentro de un programa de inclusión.

El coordinador de Fundación Sí en Villa María, Luciano Del Zoppo señaló: “No lo hacemos por ninguna crisis. Lo hacemos para aportar nuestro granito de arena. Y que todos tengamos las mismas oportunidades”.

Balance

“Con respecto a la sede de Villa María el balance es positivo. Terminamos el año con nuestro principal proyecto que se llama taller ‘Sí Pueden’, dijo Del Zoppo.

El voluntario indicó: “Lo venimos haciendo desde el 2014 y ya cumple 5 años en ese mismo comedor. Son talleres que hacemos en todo el país y a largo plazo”.

La iniciativa se desarrolla en el Comedor Comunitario Maná, ubicado en barrio Los Olmos de la vecina localidad de Villa Nueva. 

Además, se refirió al resto de tareas que llevaron adelante durante  un 2018 que se presentó económicamente complejo. “Como todos los años, en nuestra sede de Villa María ayudamos a diferentes comedores o familias cuando tenemos donaciones para repartir o cuando alguna familia manifiesta alguna necesidad”, enumeró Del Zoppo. 

El voluntario señaló: “También continuamos ayudando muy de cerca a dos o tres comedores con los que colaboramos regularmente”.

Argentina

El encargado de la coordinación del grupo en la ciudad se expresó en relación al camino realizado en el país. “Más que positivo el balance a nivel país”, dijo y agregó: “Continuamos incorporando los proyectos más importantes para nosotros, como el de las residencias universitarias”.

El voluntario continuó: “Seguimos sumando residencias en las distintas ciudades del país y con grupos de voluntarios en otras localidades”. 

Recorridas nocturnas

“En grandes ciudades como Mar del Plata, Buenos Aires, Rosario y Córdoba capital tenemos un proyecto muy importante que son las ‘recorridas nocturnas’”, dijo. 

“Hacemos asistencia a gente en situación de calle”, señaló y puntualizó en que estas tareas involucran a muchos voluntarios.

Voluntarios

Todas las tareas de la fundación son llevadas adelante por voluntarios. En este sentido, Del Zoppo comentó detalles de esta manera de trabajar.

El coordinador dijo: “En los últimos dos meses del año se sumaron también algunos voluntarios, lo cual es de mucha ayuda porque el motor de todos los proyectos que realizamos en esta sede y en todo el país son los voluntarios”. Afirmó que sin los voluntarios “no se puede hacer nada”.

“En Villa María tenemos un grupo de 7 voluntarios ya hace unos meses”, subrayó y se refirió a la rotación. “En general van rotando. Si bien hay un núcleo fijo de voluntarios, hay otros que van rotando”. Para el coordinador la rotación “es natural”. 

Para el voluntario, existen diferencias entre el accionar en grandes ciudades y Villa María. “En las grandes ciudades los voluntarios por proyectos se cuentan de a cientos, en cambio acá los contamos de a muy pocos”, remarcó.

Además, especificó: “En las ciudades del interior donde la cantidad de voluntarios es mucho menor, la rotación se nota más”.

Cabe destacar que desde los medios de la fundación, mantienen un llamado permanente para sumar voluntades a sus proyectos. “Siempre estamos convocando a nuevos voluntarios o cada tanto realizamos reuniones donde se pueden acercar los interesados en participar”, dijo.

2019

“Los planes para el 2019 son los mismos. Seguir manteniendo el taller de “Sí Pueden”, tratar de sumar más voluntarios y continuar ayudando a los comedores que ayudamos”, concluyó.

Objetivos cumplidos

Una de las voluntarias que se incorporó a la iniciativa en 2018, María Fernanda Luque, expresó su valoración sobre lo realizado con los niños en los programas que ejecutan desde la ONG. 

“Este año en nuestro taller ‘Si pueden’, que llevamos a cabo en comedor Maná, se han trabajado principalmente las emociones con el fin de darles las herramientas para poder reconocer en sí mismos y para que puedan aplicarlas y trabajar sobre ellas”.

Sin duda, las problemáticas sociales de la actualidad también ejercen influencia sobre los talleres. “Se han tocado otros temas que tienen que ver con dudas que han surgido o con problemas que veíamos que eran importantes, como la violencia, los derechos y el cuidado del cuerpo”, comentó.

“Tanto para los voluntarios de Fundación Si, como para quienes forman parte del comedor en un punto de encuentro donde escuchar dudas y expresar preocupaciones. El 2018 cierra con muchos objetivos cumplidos”.

“Personalmente me llena de orgullo y me da la certeza de que con un poco de voluntad y de tiempo se puede hacer algo por el otro, no hacen falta grandes cosas”, dijo la voluntaria.

Además, Luque explicó cómo llegó a ser parte del grupo que realiza tareas solidarias. “Llegué a través de las redes sociales. Un día fui, me sumé y no dejé nunca de ir”.

Invitación

Con respecto a lo que significa para ser partícipe de esta labor solidaria, la voluntaria especificó: “La experiencia es impagable, llevar a cabo estas tareas desinteresadas llenan mucho y una vez que uno llega es muy difícil irse”.

Para la voluntaria de la fundación, aún hace falta que la solidaridad se “masifique”. “Espero que la solidaridad se ponga un poco más de moda”, expresó Luque.

“Espero que la gente se anime, que vengan, que nos conozcan y seguramente se van a llevar más de lo que suponen que van a venir a dar”, dijo.

Luque se refirió a la necesidad de conformarse en mayor cantidad en la ciudad. “Espero que en el 2019 seamos más”, concluyó.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas