Tranquera Abierta | siembra | Niña | trigo

La triple Niña recorta aún más el área sembrada con trigo este año

Pese a los elevados precios mundiales de los granos, hay variables como la humedad de los perfiles y los costos que reducen las intenciones de siembra para estos meses. También la política genera dudas

Con el precio de las pizarras de los mercados internacionales de granos una rápida conclusión sería que el país se transformaría en una alfombra verde este invierno por una fuerte apuesta a la fina. Sin embargo, la cuestión no resulta tan lineal. Y en el medio hay algunas variables que hacen de contrapeso y en algunos casos inclinan la balanza en el sentido contrario.

En estos días la siembra está detenida en gran parte de la región pampeana, en donde hay un avance de implantación del 17% contra el 30% del año pasado.

Según la Bolsa de Comercio de Rosario, la estimación triguera baja de 6,35 millones de hectáreas estimadas el mes pasado a 6,2 millones ahora.

“Respecto a la siembra del año pasado, el trigo caería un 10% en área por los graves problemas de falta de agua en los perfiles y en la cama de siembra en los suelos argentinos. Se trata de un descuento de 700.000 hectáreas respecto al ciclo pasado. Con este nuevo escenario de siembra, y si el clima cambia y permite contar con condiciones normales para el desarrollo del cultivo, la cosecha triguera podría alcanzar los 18,5 millones de toneladas. El volumen estimado sale de tener en cuenta pérdidas de área en torno a 230.000 hectáreas y un rinde de 31 quintales”, explicó la Bolsa.

Además, para buena parte del centro y norte de la región pampeana, entre finales de junio y los primeros diez días de julio se cierra la oportunidad de siembra. Si bien la ventana es más larga, pasarse de esas fechas requiere cambiar de ciclo y de semillas y tener mayores riesgos de enfermedades.

Por eso, para muchos la posibilidad de lluvias en los próximos quince días es fundamental para finalmente sembrar o cambiar de cultivo. Los pronósticos de corto plazo indican el ingreso de otro frente de aire frío y seco desde hoy que provocará un nuevo descenso de las temperaturas y el desarrollo de heladas, alejando la posibilidad de lluvias sobre la región pampeana. “Por el momento los modelos probabilísticos muestran que posiblemente deberemos esperar hasta la segunda quincena de junio para recibir algún alivio pluvial”, explicaron desde la Bolsa rosarina.