Deportes | Ticino | liga | club

"Me 'saquearon' el debut"

Pablo Suárez firmó contrato con el Taladro. Luis Garisto lo citó para debutar contra Independiente. Pero, por los saqueos, se suspendió

Nadie duda al referirse a Pablo Suárez como uno de los grandes volantes centrales surgidos de la Liga Villamariense.

Nadie podrá dudar que es el coleccionista de camisetas más grandes de la Liga. “Tengo más de 250, pero me falta sólo la de Unión de Arroyo Algodón en la Liga. Ya la voy a conseguir, porque este año me regalaron una de Alumni y tuve que cambiar un buzo por una de Alem que usó el ‘Lungo’ Abate Daga que es blanca con el escudo”.

Recordó: “Alem es lo máximo. Soy hincha, disfruté mucho jugar en un club tan grande y fue un desafío dirigirlo, pero también es un club muy difícil, donde todo cuesta el doble y hay que ganar siempre para que te entiendan. Muchas veces en la vida hay que tomar decisiones y me pasó en Banfield cuando me fui a Ecuador y estuve a punto de debutar. Hoy puedo pensar que me equivoqué, pero son decisiones con fundamento. En Alem tuve que tomarlas con jugadores que eran amigos”.

Aclaró: “En la vida fui siempre de frente. No puedo cambiar algunas cosas que pasaron y me preparo para lo que viene”.

Contó: “Me siento feliz de que me hayan llamado para dirigir a Ticino. Previamente me llamaron ‘Puli’ Herrera y Germán Vicario, quienes me recomendaron, y se lo agradezco. Soy optimista. Creo que Atlético Ticino es un club ordenado y tiene un equipo bárbaro y una camada para seguir ganando”.

Destacó: “Me dio gusto ver jugar a este equipo de Ticino y tiene 2 o 3 jugadores que son fuera de serie y sentido de pertenencia. Es una oportunidad hermosa. Los vi jugar en un cuadrangular contra Talleres de Etruria y Pascanas y en el debut ante Española. Ganan y es un equipo que juega muy bien”.

Indicó: “Uno siempre espera lo más lindo y un torneo superior es lo que lo merece un equipo que ganó 2 de los 3 últimos títulos”.

Remarcó: “El jugador mide al DT. Entro con cara de traste, pero sé lo que quiero y sé como piensa el jugador. Agradezco dirigir a un club que es amateur, pero se propone ser lo más profesional posible a la hora de entrenar”.

Insistió en que, “con un poco de recambio de más experiencia, este Atlético Ticino es para otro nivel”.

Se le “taladró” el sueño

Reseñó: “En 1999 Alem juega un torneo del Interior con jugadores de Banfield. El DT era Claudio Jara. Nos fue mal, pero me abrió la puerta para ir a Banfield. En esos años estuve con Martín Erregarena, Carlos Herrera, Lucas Vázquez y Cristian Fernández”.

Destacó: “Tenemos un grupo con todos los chicos de la pensión. Están jugando ‘Mono’ Quiroga, Magnín y ‘Pescadito’ López. Yo ya había ido a Newell’s con Mauro Rosales, pero extrañé y volví”.

Acotó: “Jara ya me había visto, pero fui a probar para la Cuarta. Me tocó ganarme el puesto y jugar todo el año. En julio de 2001 firmé contrato y Banfield ascendió. Yo jugué en Reserva, fui capitán y entrenaba con la primera”.

Resaltó: “Llegar, jugar y cumplir el sueño de firmar contrato era ilusionador. Tras ascender, Luis Garisto me tenía en cuenta, porque el DT de Reserva era ‘Gallego’ Barreiro, que me había tenido en la Cuarta. Estaba muy bien futbolísticamente y la gente me pedía para la Primera. Silvio Marzolini era el coordinador y un día me retó porque quería volver a mi casa un fin de semana. ‘Cómo te vas a ir, ahora que estás a un paso de Primera. No te vayás, quedate a patear al arco, que te vean que tenés ganas’. Tenía razón. Estaba todo dado”.

Precisó: “Le hice 2 goles a Chacarita en Reserva y me llamó Garisto. Me dijo que debutaría contra Independiente en la última fecha. La llamé a mi vieja y tenían previsto viajar, pero ese partido nunca se jugó por los saqueos de 2001”.

Estimó: “Me ‘saquearon’ el sueño de debutar. Yo estaba solo en diciembre de 2001 con Daniel Bilos (luego fue a Boca) en la pensión y no lo podía creer. Jugué un amistoso contra Gimnasia, pero la fecha se volvió a suspender. Competía con ‘Pelado’ San Martín y ‘Moncho’ Fernández. Tras las fiestas, en 2002, en la pretemporada en Tandil, me llegó una oferta de Liga Deportiva de Ecuador”.

Mencionó: “Era 4 veces lo que ganaba en Banfield. Me fui. Me fue muy bien. Era capitán. Me llegó una gran oferta para ir a Corea. Firmé contrato, pero antes del último partido me rompí los cruzados. Me volví a Banfield, me operé y tras rehabilitar renové contrato, pero Julio Falcioni me dejó libre”.

portoviejo.jpg

Lo que se lee ahora
las más leídas