Deportes | tiempo | Online |

Juan Manuel Viera, la voz argentina de los deportes electrónicos

El periodista bonaerense se convirtió en uno de los referentes en el relato de encuentros en plataformas virtuales y dialogó con Puntal sobre los pormenores de su profesión.

“Los griegos creían que las cosas ocurrían para que los hombres tuvieran algo que cantar. Las guerras, los desencuentros, los amores trágicos, los horrendos crímenes, las gestas heroicas: todo tenía para los dioses impíos el único fin de proporcionar tema a los cantores”, escribe Alejandro Dolina en el cuento “Relatores”, en el que narra las aventuras de Héctor Bandarelli, el relator deportivo de Flores. El escrito refiere a una de las profesiones más importantes de la historia del fútbol, que ha ido evolucionando con el tiempo y hoy encontró un nuevo espacio al cual llevar sus gritos de gol, el de los deportes electrónicos.

Juan Manuel Viera, nacido en Benito Juárez, provincia de Buenos Aires, es uno de los periodistas de e-sports más importantes de habla hispana y dialogó con Puntal sobre su tarea como relator estrella de la firma International E-sports Asociation (Iesa), para la cual trasmite partidos de la franquicia de fútbol virtual Fifa. “Puedo decir con mucha alegría que conseguí juntar mis dos pasiones: el periodismo y los videojuegos”, comenta quien además de ponerles la voz a los encuentros virtuales se encarga de algunas de las organizaciones de los torneos. De hecho, ayer justamente llevó a cabo un certamen online del que participaron periodistas deportivos.

“Yo comencé como casi todos los que jugando a la pelota de chicos se relatan a sí mismos. Ahí empezó a gustarme esto del relato”, recuerda Viera. Luego de probar el Profesorado de Historia, decidió volver a retomar su pasión y estudió Periodismo Deportivo en la Universidad Nacional de La Plata. Mientras cursaba, comenzó su trabajo en la radio 0221 de esa ciudad. “Cuando jugaba a la Play con mis amigos por ahí relataba los partidos y ahí surgió esta idea de dedicarme a la narración de deportes electrónicos”, señala.

Su primer evento como relator de e-sports fue en 2016 en Buenos Aires, hito que marcó el inicio de una carrera vertiginosa y ascendente. “Desde el primer momento supe que podía dedicarme a esto. Entonces me aseguré de generar y aprovechar las oportunidades. Resigné muchas cosas, porque no es fácil. En ningún ámbito nadie te regala nada. Pero yo creo que uno tiene que tratar de abrir las puertas”, remarca Viera.

Entre esas chances que surgieron estuvo la de viajar en 2017 a España, donde tuvo la posibilidad de perfeccionarse y crecer dentro de la profesión. “Fue muy arriesgado. Tenía 22 años y dejé muchas cosas acá”, explica Viera y agrega que uno de los recuerdos que tiene fue el momento en el que se lo contó a su mamá. “Yo le había comentado que me quería ir de la casa, pero cuando le dije que el destino estaba del otro lado del Atlántico se llevó una linda sorpresa”, rememora.

El día del partido la rutina de un relator que sigue la campaña de un equipo domingo a domingo consta, entre otras cosas, de preparar la transmisión con datos y estadísticas de ambos equipos, recopilar la información sobre la semana de entrenamientos (cambios, lesionados, suspendidos, etc.), obtener las formaciones, hacer la previa y luego narrar las acciones del partido durante 90 minutos. “En el caso del relato propiamente dicho las diferencias están en la dinámica y la duración del juego. En el Fifa vos condensás todo en 15 minutos. Además, la pelota va de un arco al otro con mayor rapidez y no hay tanto espacio para comentar. Lo que no cambia es la entrega y concentración que tenés que poner durante el tiempo que dure el encuentro. Vos no te podés olvidar de que estás brindándole un show a la gente”, precisa Viera.

En cuanto a su rutina de trabajo, Viera detalla que es diferente respecto de si se trata de eventos en vivo y en directo o si es una transmisión online. “En los primeros, generalmente se hacen durante dos días y con 16 equipos participantes. Yo relato algunos partidos y tengo tiempo para descansar”, menciona. Aclara que en estos casos sí aparece una diferencia con el relato de los partidos en el estadio y es que aquí el jugador sí escucha lo que el relator está diciendo, lo que genera una presión distinta.

Cuando se trata de las emisiones online, la cuestión cambia y la exigencia es un poco mayor. “A veces son seis horas seguidas en las que la gente que te está viendo se conecta un rato, va y viene, pero vos no podés cortar, porque la interacción es clave”, puntualiza Viera.

En ese sentido, expone que una de las claves de su trabajo es mantener la retroalimentación permanente con la comunidad de jugadores y la audiencia. “Uno tiene que estar todo el tiempo conectado con la gente. Eso se valora mucho y vos te das cuenta a través de la manera en la que suman a las redes sociales. Ni hablar durante los eventos online”, remarca Viera.

La pandemia y el posterior aislamiento obligatorio les permitieron a los e-sports ganar espacio en las pantallas del mainstream, aunque Viera expresa que no hay que perder de vista que, así como llegó la atención hacia las trasmisiones online, por otro lado se tuvieron que suspender una gran cantidad de eventos que estaban programados. “La industria trabaja mucho con la organización de estos acontecimientos y no poder hacerlos es un golpe importante”, recalca.

“Yo a este momento lo veo como una oportunidad para aprovechar. Si bien es cierto que tenés más pantallas, no sabés cuánto va a durar y así como llegaron se pueden ir”, reflexiona sobre lo que está pasando con los e-sports en este momento. Añade que la cantidad de espectadores y, sobre todo, la cantidad de jugadores que se están sumando pueden ser una gran plataforma de despegue, si se encuentra la manera de que, pasado este contexto, no se alejen.

Agustín Hurtado. Redacción Puntal