Deportes | torneo | amistosos | protocolo

"Prueba piloto para volver"

Para Capitanelli, "quedó demostrado que se puede jugar en tiempos de pandemia. Pueden jugar los niños, las inferiores y la Primera"

A juzgar por Mauro Capitanelli, los “objetivos de este torneo es que el chico vuelva a jugar y que el club vuelva a percibir un ingreso económico para afrontar el año. Pero sin dudas que se trata de una prueba piloto para volver a jugar torneos”.

Señaló que “no sólo es una prueba superada, sino que es muy importante que marche bien esta experiencia, para que se pueda jugar la Liga de Baby, las inferiores y la reserva y Primera también”.

Mauro Capitanelli sostuvo que “los padres van a colaborar si les pedimos que vean a sus hijos y se retiren de la cancha con ellos”.

Consideró que “si hay que ajustar los horarios para que haya tiempo de que se vayan los protagonistas de una categoría e ingresen otros, se podrán hacer perfectamente jornadas desdobladas”.

Remarcó que “estos casos que aparecieron, nos darán tiempo para evaluar lo que se hizo bien y mejorar lo demás”.

Aclaró que “es una decisión pura y exclusivamente de los 16 organizadores de este evento”.

Señaló: “Los 16 clubes participantes armamos una especie de cooperativa en la que decidimos todo entre todos. No hay una bajada de línea de nadie externo a la organización”.

Destacó que “el protocolo utilizado es el que mandó la Liga de Baby Fútbol a la Municipalidad. Nunca la Municipalidad nos dijo hasta acá llegaron o esto no se puede hacer”.

Mencionó: “Nos pidieron que respetemos el protocolo para los partidos amistosos, que es lo que estaba habilitado”.

Explicó que “surgió un inconveniente sanitario en la ciudad. No es una directiva política la que prohibió nuestro torneo Nocturno. Es decisión exclusivamente nuestra”.

Señaló que “las dos municipalidades permitieron que el torneo se iniciara con protocolo. Si la pandemia lo permitía, el torneo se iba a desarrollar sin pausas. Pero aparecieron algunos casos, y es oportuno parar y evaluar. Así será”.

Agregó que “la Municipalidad habilitó para partidos amistosos. Por eso el formato de este torneo Nocturno es de partidos amistosos”.

Añadió: “Pusimos un bono contribución para que el club reciba un ingreso y un bufé para que el pibe pueda recibir un refrigerio al terminar el partido”.

Insistió en que “la normativa no cambia. El protocolo se cumple. La actividad está habilitada para partidos amistosos. Se puede jugar”.

Destacó que “primero se habilitó para entrenamientos, lo que sigue habilitado para todos los clubes”.

Acotó que “la diferencia de partidos amistosos con entrenamientos, es que son con público”.

Diferenció que “este sea un torneo Nocturno como los anteriores, porque no hay cruces, ni tampoco partidos eliminatorios. Son todos partidos amistosos”.

Remarcó que “estos casos que aparecieron nos obligan a encender las alarmas. Lo más probable es que sean producto de las fiestas de fin de año, pero lo más práctico y seguro era parar la pelota, ajustar, para luego seguir adelante”.

Agregó que “en ninguna cancha se superó las 200 personas. Todos acudieron con tapaboca, de lo contrario el árbitro tenía la orden de detener el partido. En el banco de suplentes, todos con barbijos. En los ingresos hubo sanitizantes. No se usó vestuarios. Se cumplió el protocolo. Se puede jugar en tiempos de pandemia”.

Por último, recordó el comunicado de la organización: “Ante la situación de aumentos de contagios en la ciudad, informamos que los encuentros amistosos fueron postergados por cuestiones de público conocimiento. En virtud de pensar en la salud de cada niño y familia decidimos hacer una pausa hasta nuevo aviso. Desde ya agradecemos su comprensión y colaboración ante esta adversidad”.

gente en el baby.jpg