Tras la polémica, el Municipio dio de baja el alquiler del basural

Luego de los reclamos y pedidos de informes de la oposición sobre el valor del arrendamiento del predio y los métodos de tratamiento, el Ejecutivo canceló el contrato y ya busca un nuevo campo para depositar la basura

La Municipalidad de Villa Nueva anunció que dará marcha atrás con el alquiler del predio que utiliza para el tratamiento de residuos sólidos urbanos, y ya busca un nuevo campo para realizar esta actividad.

El hecho se da luego de varias denuncias por parte de la oposición política, respecto del costo del alquiler para el campo, así como también de los pedidos de informe que se presentaron en el Concejo Deliberante tras varios incendios ocurridos en el lugar.

En este sentido, luego que Municipio deba responder a dichos pedidos de informe, y justo cuando la oposición se aprestaba a presentar una respuesta a dicha presentación, el Ejecutivo anunció la decisión de rescindir el contrato de alquiler con los propietarios del campo y salir a buscar un nuevo terreno para el basural.

Rescisión de contrato

Tres meses duró el contrato de alquiler que había suscripto la Municipalidad con Matías José Bruno, por el alquiler de un campo, cercano a la ciudad, con la finalidad de realizar ahí el depósito de los residuos sólidos urbanos.

Ayer ingresó al Poder Legislativo villanovense la nota con la extinción de dicho convenio, con la firma del intendente, Natalio Graglia, el secretario de Obras Públicas, Carlos Piccolini y el propietario del campo en cuestión, Matías Bruno.

En la misma nota, se detalla que fue el propio Bruno quien resolvió dar de baja el acuerdo, a raíz de la polémica generada por el valor del alquiler del campo.

“En su carácter de locador, presentó una nota en la Municipalidad de Villa Nueva en la cuál expresa su voluntad de extinguir el contrato de locación”, señala la nota.

“Surge de que se pone en duda la buena fe y el honor del mismo y su familia, habida cuenta que se pone en tela de juicio la legitimidad de la contratación aludida y como tal dañan no sólo su persona sio su actividad comercial”, manifiesta en otro párrafo.

Hay que recordar que, semanas atrás, surgió la denuncia de un particular respecto del precio que el Municipio abonaba todos los meses en concepto de alquiler por el campo ubicado en el camino hacia el paraje La Herradura.

Dicho reclamo fue tomado por los referentes de la oposición villanovense quien salieron a pedir explicaciones al Municipio por el caso y amenazaron con llegar a la Justicia.

Ahora fue el propietario del campo quien decidió salir de dicho acuerdo, algo que estaba contemplado en el contrato de alquiler que se firmó en enero pasado.

Un detalle que se aclara en la misma nota que se presentó en el Concejo Deliberante es que la extinción del contrato no generará perjuicio alguno ni a las arcas de la Municipalidad villanovense ni al propio Bruno, ya que se concretó de muto acuerdo entre las partes, se consignó.

Solución tras la polémica

La rescisión del alquiler del basural aparece como un principio de solución en medio de la polémica que se había generado por este tema, aunque ahora resta saber que pasará con los residuos que se generan en Villa Nueva día a día y donde se tiran, esto al menos hasta que la Municipalidad realice una nueva licitación.

En principio, y temporalmente, se consignó que se hará una contratación directa para destinar los residuos en las próximas semanas y hasta que esté definido el nuevo campo que se utilizará como basural para la ciudad.

Para Tagni, se trató de una decisión acertada

Aunque quedó desactualizado por la novedad de la extinción del contrato de alquiler del campo, ayer también la oposición política en el Concejo Deliberante, presentó su dictámen respecto del basural, en el cual pidió que se dejase sin efecto la licitación para el alquiler del predio.

Pideron se vuelva a realizar la licitación

Entre los motivos esgrimidos por parte de los concejales aparece el incumplimiento de los pasos requeridos por la Carta Orgánica Municipal, para llevar adelante una licitación, así como tampoco se respetaron los procedimientos sobre contrataciones directas.

Además se marcó que, “no aprobamos los pliegos de licitación; no aprobamos el convenio entre las partes; no condice lo que establece el pliego de licitación y el convenio suscripto y advertimos la existencia de tres contratos suscriptos entre las partes.

“Por todo lo expuesto supra, y como consecuencia de las variadas irregularidades observadas, este bloque solicita se anule todo lo actuado y se proceda a efectuar el llamado a licitación respetando los procedimientos legales impuestos por nuestro ordenamiento”, cierra la nota ingresada también anoche al Concejo Deliberante de Villa Nueva, y que terminó encontrándose con la decisión que ya habían tomado las autoridades del Departamento Ejecutivo Municipal y el propietario del campo.

Juan Drovandi

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas