Villa María | UCR | denuncia | obra

La UCR denuncia que la obra del Parque Pereira “está totalmente paralizada”

El centenario partido sostiene que hay materiales de construcción diseminados en las 14 hectáreas y no hay movimiento de personal

Con la firma del presidente de la UCR Villa María, Marcelo Barotto, junto a la secretaria Cecilia Fernández, el centenario partido denunció que la obra del Parque Pereira y Domínguez “está totalmente paralizada”.

Recordaron que cuenta con un presupuesto superior a 46 millones de pesos y que “ya debería estar terminada hace tiempo”. A través de un comunicado, expusieron la situación del principal pulmón verde de la ciudad.

Al respecto, expresaron: “La refuncionalización del Parque Pereira y Domínguez se presentaba como una de las obras de mayor envergadura de la ciudad y que buscaba configurar el sistema de espacios verdes y de parques, con fuerte impacto más allá del entorno inmediato. Sobre el bulevar España se planeó la construcción de las explanadas del Museo Fernando Bonfiglioli y en el otro extremo, sobre la avenida Larrabure un polo deportivo con espacios recreativos y deporteca, además, de restauración de edificios existentes, ciclovías, laguna de retardo, senderos y obras de iluminación”.  

“El proyecto -continúa el texto remitido a esta redacción- tiene un presupuesto asignado  46.273.440,80 pesos, con fondos aportados por la Provincia y el Municipio y la contratación está a cargo del Instituto Municipal de Inversión. El llamado a licitación se realizó en mayo de 2017 y los trabajos se iniciaron en julio de 2018, con un plazo de obra de 10 meses; hasta acá son las promesas, pero la obra que ya debería estar terminada hace tiempo, está totalmente paralizada, no se observan maquinarias, ni trabajadores, con un obrador de la empresa contratista sin movimiento, con materiales de construcción diseminado a lo largo de las 14 hectáreas del parque y con nula iluminación, lo torna en un lugar peligroso en materia de salud y para la seguridad de los vecinos del sector”.

En efecto, los radicales dijeron “hacerse algunas preguntas”.

“¿Por qué se demoró la adjudicación de la obra? y ¿por qué están paralizados los trabajos si se recibieron los fondos de la Provincia?”.  

Y allí mismo ensayan una respuesta posible: “Creemos que se vincula con la ineptitud que han demostrado en la ejecución, en prácticamente todas las obras, y en el manejo a través de Entes que no tienen otra justificación que la discrecionalidad en el uso de los fondos públicos”.

Y concluyen que “la demora en los tiempos de obra, en un proceso inflacionario importante, terminan repercutiendo en los presupuestos y por ende, los contribuyentes terminaremos afrontando los mayores costos de obras, por la sola inoperancia de los funcionarios”.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas