Villa María | vida-comunitaria | leandro-menaldi |

“Arrancamos un grupo de amigos con semillas en los bolsillos”

Así lo manifestó Leandro Menaldi, fundador de Pueblo Mampa, un proyecto colectivo de vida comunitaria de cinco años que busca preservar la ecología de las tierras buscando la autosustentabilidad

En Pueblo Mampa viven diez personas: mujeres, hombres y niños. Ellos se dedican a una vida comunitaria, autogestionando sus propias necesidades, cultivando su propia comida, haciendo su medicina y estudiando las necesidades del cuerpo, creando con barro y materiales reciclados sus casas. Nadie manda en Pueblo Mampa, es una organización circular sin fines de lucro en la que mediante una asamblea todos se ponen de acuerdo para lograr el bien común. El asentamiento se ubica en la estancia Villa Fiusa, en Arroyo Cabral. 

“Pueblo Mampa es un proyecto comunitario, es un colectivo independiente, autosostenido, autosustentable, que tiene dos focos principales de trabajo, uno de ellos es la permacultura, a través de la creación de una ecoaldea”, declaró a PUNTAL VILLA MARÍA Leandro Menaldi, integrante fundador de Pueblo Mampa, gestor cultural y permacultor.

Menaldi explicó que una ecoaldea es un asentamiento humano ecológico, con impacto ambiental cero o con el menor impacto ambiental que se pueda. Para ello sus integrantes se valen de técnicas de construcción naturales, bio-construcción, ambientes ecológicos de diseños, de usos de la tierra para regenerar suelos para trabajo y producción de alimentos y medicinas, que sean ecológicos y que sean sostenibles en el tiempo. 

Por otro lado, comentó que la permacultura es una disciplina bastante moderna. “Debe tener unos 50 años, se creó en Australia, es una ciencia de diseño para crear cultura permanente en el tiempo;  sobre todo se basa en el diseño de ecosistemas de hábitat humanos, y afecta o se mete en casi todas las aristas de la vida cultural humana, siempre y cuando generando prácticas y hábitos que puedan ser sostenidos en el tiempo, y que no deterioren el ecosistema”, manifestó.

Más allá de la ecoaldea, lo que está por detrás que es el motor, el principio de su filosofía, es la preservación del bosque nativo. Pueblo Mampa custodia más de 50 hectáreas de monte nativo. 

Asimismo, trabajan en la regeneración de suelo recuperando 20 hectáreas que estaban “yermas”. “Estas tierras estaban totalmente degradadas por el sistema de producción agrícola convencional, con mucha carga de agroquímicos. Entonces llevamos cinco años en un proceso de regeneración que vienen muy bien, cinco años de trabajo de preservación en las tierras que nos tocan cuidar”, declaró el integrante. “En total el territorio que nosotros custodiamos es de 70 hectáreas, más o menos, con la vereda del río y demás”, agregó. 

En cuanto a las características de la convivencia comentó: “Hacemos vida comunitaria, es una práctica de vida compartida, compartiendo toda las instancias esenciales de la vida. Construimos nuestras casas con barros y con postes, con materiales reciclados también hacemos la producción de los alimentos para toda la comunidad, los visitantes, familiares, voluntarios y colaboradores. Produciendo alimentos en extensivos e intensivos, agrícola y demás”.

Por otro lado, en cuanto a las medicinas el grupo proclama la producción propia de la misma. “Practicamos la autogestión de la salud, le ponemos mucha atención y mucho estudio al funcionamiento del cuerpo, al mantenerse sano, a la no intoxicación, a como a través de medicina alternativa o de la no tradicional podemos ir supliendo las falencias o desarreglos en la salud”, subrayó el fundador.

Ante ello, agregó: “La crianza de los hijos es algo que trabajamos entre todos, la educación de los niños la trabajamos entre todos, los partos y el nacimiento, trabajamos mucho sobre la muerte también”.

Una organización circular

“Todas practicas esenciales de vida las tomamos y las trabajamos entre todos, de manera circular, es una organización completamente circular, horizontal, sin líderes, todo se resuelve mediante asambleas  desde hace 5 años, ya llevamos hechas más de 280 asambleas”, explicó.

En Pueblo Mampa, todos los lunes se hace una asamblea con quienes participan del proyecto, que generalmente son diez personas quienes conviven allí durante todo el año. Con visitantes y voluntarios todos los días hay 15 personas en la aldea, pero los que residen allí normalmente son diez. 

“Hay un grupo grande de colaboradores y amigos que están esparcidos por todos lados, y bueno esa asamblea la conforma el corazón operativo, resuelve todas las semanas siguiendo una lista de temas. La coordinación de la asamblea, la moderación, va cambiando todas las semanas y resuelve todas las problemáticas , necesidades y las labores que hay que hacer, los órdenes completos del proyecto”, agregó el organizador.

En cuanto al sustento económico del asentamiento, Menaldi explicó: “Hay una economía circular que ya hace años funciona muy bien, es una billetera común para todos, todos trabajamos de lo mismo, de la aldea y del proyecto, de la producción de alimentos, de medicinas y de talleres, y todos los fondos van a un mismo lugar a una misma billetera un mismo fondo y desde allí se cubren todos los gastos, y todas las necesidades, tanto comunitarias como particulares”. Argumentó que todo eso se va resolviendo semana a semana en las asambleas, hay una caja, un libro de cajas y un balance económico que va llevando el orden del día y el orden semanal con prolijidad.

Haciendo un balance

Asimismo, sobre el crecimiento de la organización, enfatizó: “El proyecto viene muy bien tenemos muchas visitas mensuales y anuales, nos manejamos con programas de voluntarios entonces estamos recibiendo jóvenes voluntarios, de grupos de 5 a 8 personas que se quedan con nosotros conviviendo, a veces un mes, a veces dos meses o inclusive medio año. También recibimos visitas de escuelas, grupos scout y de agrupaciones,  todo el tiempo”.

“Alrededor de 300 personas mensuales pasan por Pueblo Mampa a compartir, a visitar y demás. Nuestro trabajo principal es de difusión cultural, de la práctica agroecológica, de la permacultura, de la preservación de los ecosistemas, de la vida comunitaria, del comercio justo, de la soberanía alimentaria, de la autogestión de la salud. Soberanía cultural en general eso es lo que practicamos y lo que difundimos. Transición cultural le llamamos también, en todas las aristas que se puedan tocar y trabajar sobre la cultura”, manifestó Menaldi. 

Como balance final el fundador destacó: “Estos cinco años han sido muy positivos, es un proyecto que arrancó con inversión cero, eso es lindo de destacar, porque no hay capital financiero por detrás, arrancamos un grupo de jóvenes, amigos con semillas en los bolsillos y algunas palas, algunas herramientas, y paso a paso logrando la sostenibilidad y sustentabilidad del proyecto, tanto económica como alimenticia y demás”, declaró su integrante. 

“El proyecto está bien asentado, funciona solo, tiene una infraestructura básica que le permite recibir 300 personas todos los meses, la economía funciona, y ya estamos proyectándonos en red cada vez mayor”, sostuvo Menaldi.

Y remarcó la creación de un red a nivel local llamada Abya Yala, que ya tiene dos años y que son granjas ecológicas alrededor de Villa María. “Hay una red provincial que se llama Red de Hermandad Comunitaria, que son seis proyectos que trabajamos en hermandad y todo el año estamos vinculándonos, nos vemos y nos visitamos todos juntos en encuentros que se dan cinco veces al año”, dijo.

“Es un proyecto que viene muy bien, muy asentado y muy firme, somos alrededor de 200 personas que participamos en el proyecto en la provincia de Córdoba, y está avanzando muy bien estamos muy contentos”, aseveró.el permacultor.

A modo de conclusión, el fundador destacó: “Lo que nos toca por delante es poder asentar un poquito más los recursos, porque la obra y el trabajo es un trabajo de servicio, de entrega, no hay fines de lucro, es acerca de sostenibilidad y poder hacernos de los recursos necesarios, preservar el ecosistema y regenerar todo lo que se pueda”.



Aldana Pszybylski.  Redacción Puntal Villa María

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas