Deportes | vida | bochas | torneos

"Cuando entro a una cancha de bochas me olvido de todo"

“Cuando entro a una cancha de bochas me olvido de todo”, dijo una de las jugadoras locales con más experiencia en este deporte.

Las bochas son su vida, la hacen olvidarse de todo. Su nombre es Yolanda Mir y es la entrevistada del día en el espacio habitual destinado por PUNTAL VILLA MARÍA a las bochas.

- ¿Cómo y cuándo comenzó tu incursión en las lisas y rayadas?

- Mi inquietud por las bochas comenzó en 1984, tenía conocimiento de cómo se tiraba un bochazo porque me críe en el campo y hasta los 20 años jugué ahí. También jugaba al fútbol en ese tiempo con María Barrera. Un día recuerdo que pasamos por el Club los Peregrinos de Villa María, en el cual había mujeres jugando, y le digo: “María, por qué no practicamos nosotras también”. Ella me respondió: “Bueno, dale”. Así me inicié y toda la vida me apasionó este deporte.

- ¿Cuáles son los otros clubes en los que estuviste hasta la actualidad?

- Pase por todos los clubes, menos Juniors de Las Playas, Colón y Rivadavia de Arroyo Cabral. Creo que en todos los restantes clubes jugué con mucha satisfacción y me brindaron un gran apoyo.

- Con la indumentaria de Córdoba estuviste en varios torneos provinciales con varias victorias.

- Representando a Córdoba he jugado 10 provinciales y de ellos gané 9, muchos con María Barrera y Norma Ahuir, que no me dejan mentir.

- ¿Representaste a la selección argentina en torneos de relieve?

- Con la selección argentina intervine en la mayoría de los certámenes: en Tríos, Parejas e Individual. Tuve grandes satisfacciones, porque casi siempre Norma Ahuir y su marido me acompañaron a La Pampa y siempre quedé en un tercer puesto, ya que salíamos de esta ciudad de jugar en las canchas de tierra y llegábamos a otros lugares, caso La Pampa, y me tocaba jugar en sintética. Cambiaba mucho la modalidad de juego en cuanto a la bocha y no estaba acostumbrada. Hoy ya no hay canchas de tierra, donde vas a jugar son todas sintéticas. En 1992 que fui a Misiones, salí campeona argentina en tríos junto con Charo Strumía, Norma Ahuir y Elsa Debalsi.

- ¿Qué significan para vos las bochas?

- Es el deporte que llevo en el alma y en la sangre, estoy en una cancha de bochas y eso es otro mundo para mí. Me saca la depresión, me siento como cuando tenía 20 o 30 años. Dios quiera que este año pueda aprovechar algún campeonato.

- ¿Te permitió esta actividad cosechar muchos amigos?

- Infinidades de ellos. Hace muchos años que juego y antes de que empezará esta pandemia me encontré con una señora en el Casino. Ella me vino a saludar a mí porque me reconoció de un partido. Es una emoción muy grande la que tuve. Mirá lo que hace este deporte, porque tengo amistades de todos lados y gracias a las bochas he conocido muchas provincias.

- ¿Cómo está programado este año a nivel de torneos para vos una vez que pase esto?

- Creo que por este año no tendremos bochas... debido a lo que es de público conocimiento. Salvo algún campeonato que se haga antes de fin de año, es difícil. Ojalá se pueda jugar antes de fin de año, porque estoy cansada de estar encerrada, no tengo ni un campito a donde ir a tirar, amago para tirarla dentro de casa pero si lo hago rompo todo (risas). Yo entro a una cancha de bochas y me olvido de todo.

“Superarse diariamente”

Pablo Apez, el cordobés y gran jugador a nivel provincial, nacional e internacional, dialogó con este medio desde Luque, donde vive, sobre la disciplina, la pandemia y los logros personales deportivos adquiridos.

- ¿Cómo es la vida de Pablo Apez en estos momentos que atravesamos por el Covid-19?

- He parado con mi actividad deportiva prácticamente por no tener cancha en donde practicar y en mi casa no tengo mucho espacio para hacerlo. Estoy realizando ejercicios físicos livianos porque soy comerciante, tengo una pescadería en Luque y podemos abrir en los horarios que indica el Municipio, desde las 7 a las 16 horas, y por la tarde hago delivery.

- ¿Toma recaudos especiales?

- Estamos tomando todas las precauciones. En nuestro pueblo están repartiendo máscaras a cada familia y barbijos. En mi local todas las mañanas antes de abrir higienizo bien, ponemos en la entrada un trapo para que la gente pise y se desinfecte las zapatillas, no entran más de dos personas y así vamos a salir adelante lo más rápido posible, pero hay que tomar conciencia y respetar lo que nos dicen.

- ¿Tienen con el resto de los jugadores un grupo online para comunicarse?

- En cuanto a las actividades no tenemos un grupo en el que nos indicamos las rutinas; lo hacemos a conciencia, ya que es un deporte amateur, desarrollamos lo que nos sirve para mantenernos en forma y cuando vuelva a la competencia que no nos agarre tan fuera de estado.

- ¿Considerás que una vez que finalice la cuarentena se volverá rápido a la disciplina?

- En cuanto a la actividad deportiva, una vez que esto pase, se va a retomar de a poco y no hay que volverse loco. Seguramente bajará el nivel de todos nosotros, como es normal en cualquier deporte, pero creo que poniéndole empeño y sacrificio todo volverá a la normalidad. Siempre hay que superarse diariamente.

- Mencioná los títulos más importantes en tu carrera...

- En lo referente a títulos que recuerdo como los más importantes, son 8 veces campeón provincial (4 de pareja y 4 de tríos), campeón panamericano en modalidad Zerbín, en individual y combinado, y 2 veces campeón panamericano en parejas en Zerbín.

- ¿Qué suerte tuviste en los mundiales?

- Disputé tres mundiales. El primero, en Croacia, donde obtuve el tercer lugar junto con Guillermo Montemerlo. El segundo, en Marruecos, en el cual fuimos quintos con Nicolás Pretto. Y el tercero, en Turquía, en el que perdimos la final con Nicolás también.

- ¿Cuál es su mensaje?

- Mandarles un saludo a todos, quédense en casa, así podemos salir más rápido de esta pandemia y lo más pronto posible volvernos a encontrar en un estadio de bochas, que es lo que deseamos.