Villa María | Villa María | fiscal | denuncias

Álvarez y Schamne disiparon las dudas que la fiscal tenía sobre las funciones que realizaban en Zoe

Lo afirmó uno de sus abogados, Federico Solís Álamo, quien acompañó a los imputados durante su indagatoria. La magistrada receptará en los próximos días las denuncias asentadas en otras ciudades de la provincia

El titular de Zoe Villa María, Claudio Javier Álvarez, y su cuñado, Silvio Schamme, ambos imputados por los delitos de estafa y asociación ilícita, colaboraron con la fiscal Juliana Companys, quien este martes les tomó declaración indagatoria en el primer piso de Tribunales, donde habita la Fiscalía de Segundo Turno.

Ante Puntal Villa María, uno de los abogados que los representa, Federico Solís Álamo (el otro es Leonardo Cáceres), manifestó que sus defendidos, en esta oportunidad, optaron por hablar cuando se los interrogó.

“Álvarez terminó de responder las preguntas que le hizo la fiscal en relación con ciertos personajes de Zoe. Colaboró con todo lo que se le pidió. Quedó bastante claro cuál era su rol acá, en Zoe”, afirmó el asesor letrado.

Vale mencionar que el titular de la sucursal local ya había comenzado con su declaración el día jueves, cuando compareció entre 7 y 8 horas.

Retomando lo ocurrido en la jornada de ayer, este matutino pudo saber que Álvarez declaró unas dos horas, de las 9.30 a las 11.30. Luego le llegó el turno a Silvio Schamne, la pareja de su hermana Ivana. “Silvio despejó las dudas que había en torno a su función en Zoe. Hay que recordar que Silvio era quien recibía el dinero”, afirmó Solís Álamo.

Schamne aprovechó la instancia ante la representante del Ministerio Público Fiscal para aclarar un rumor que circuló en los medios, historia que le costó amenazas de muerte. “Se dijo que Silvio tenía alrededor de 80 millones de pesos en una cuenta personal. Ese dato hoy (por ayer) fue desmentido. Silvio dejó en claro que ese dinero le pertenecía a la empresa Zoe”, afirmó el abogado.

Para Solís Álamo, los datos que bajaron ayer a la Fiscalía Álvarez y Schamne permitieron “cerrar la idea de cómo era la tracción del dinero en Zoe, cómo era el ingreso a Villa María, cómo se pasaba a Buenos Aires y cómo era el retorno para pagar los intereses de la gente”.

Cabe señalar que la codefensa de Cáceres y Solís Álamo también asumió el patrocinio de Silvia Rosa Fermani (la madre de Claudio) y de las hermanas Ivana y Florencia Álvarez.

Sobre las mujeres de la familia, Solís Álamo mencionó que todas “fueron las primeras en colaborar con la Justicia cuando se las llamó a declarar”.

Desde el estudio jurídico indicaron que, hasta el momento, suman “alrededor de 176” las denuncias por estafa.

La Fiscalía de Companys aguarda por estas horas que le lleguen todas las denuncias radicadas en sedes de la provincia de Córdoba. Vale aclarar que también hay damnificados en Córdoba, Carlos Paz, y San Francisco.