Villa María | Villa María | Festival Internacional de Peñas | cuarteto

"Bailazo" en el Anfi Villa María, ¡la capital del cuarteto que no duerme!

El Festival recibió a una multitud sedienta de bailar al ritmo del tunga-tunga. La Banda de Carlitos y Euge Quevedo, Dale Q' Va y Vacomoloko sobresalieron en la parte inicial de la velada, que abrió con DesaKTa2. Q' Lokura encendía al público al cierre de esta edición

Villa María volvió a ratificar anoche que es la capital nacional del cuarteto, denominación que se ganó a base de “bailazos” interminables en el Anfi. Anoche se dio otro más y fue una verdadera fiesta musical que empezó durante la tarde del lunes a las afueras del coloso y terminó a altas horas de la madrugada.

“¡Hola, Villa María!, ¿estamos listos para el agite?”, preguntó al comienzo de la velada el histórico conductor de las noches cuarteteras, Santiago “Colorete” Gianola, y la respuesta fue un “¡Sí!” rotundo. “¿Estamos listos para ponerle la mejor onda a la noche?, ¿estamos listos para decirle a todo el país que esta noche se canta y se baila cuarteto?”, insistió el presentador. Y siguió:“Vamos a disfrutar de siete bandas espectaculares”. Luego enumeró algunas de las ciudades y provincias que llegaron hasta Villa María. “Ha venido gente de Santa Fe, de Buenos Aires, de Mendoza. Vino gente de Jovita, Río Tercero, de Ciudadela, Buenos Aires”, afirmó.

Un inicio a todo ritmo

Antes de la primera banda de la noche, hizo su aparición en el escenario con una colorida y precisa coreografía el grupo de danza Passion.

La continuidad llegó de la mano de Fer Olmedo y Joaquín Martín, cantantes de DesaKTa2, jóvenes que pasaron al frente con un show que duró poco más de 40 minutos y que incluyó canciones como “Bombona”, “El Jefe”, “Pero me acuerdo de tí” y “Lala”. Durante todo el espectáculo, y prácticamente durante toda la noche, el elixir de los cordobeses, el clásico fernet con Coca, corrió de mano en mano, tanto en la pista como en el sector de tribunas. En ese contexto hizo su entrada la banda debutante de este Festival, Vacomoloko, encabezada por los antiguos integrantes de E&E, Elías Murúa y Ezequiel Romano, y la brillante Lourdes Montiel. Juntos cumplieron un sueño en Villa María.

“Llegó el día que tanto esperé en mi carrera profesional como artista en este género que amo y amamos todos”, publicó Romano en sus redes antes del show. En el escenario Elías, Ezequiel y Lourdes defendieron ese sueño con energía y frescura. Al ser entrevistados por los medios de prensa, luego de su presentación, todavía no lo podían creer.

“El Keso” y “la Muela”

Uno de los números más esperados de la noche llegó minutos antes de las 22. Fue el momento en el que hicieron su ingreso Rubén “Kesito” Pavón y Eugenia “La Muela” Quevedo. La introducción a su show, llevada adelante por el reconocido conductor y relator deportivo Matías Barzola, fue épica. Fue un poema recitado con el alma. “El mundo empezó a escuchar sus canciones y, como en una broma de las utopías, se convirtieron en la banda que esta noche preferís porque tenés ganas de ser feliz”, dijo en un fragmento de su alocución.

Y continuó: “El Keso: generoso, tierno, arruinador, el mismo de aquellas atorranteadas que lo hicieron querible desde las entrañas; y ella (Eugenia), tan dulce y empoderada, la que sonríe como bandera, la que le suelta una lágrima a aquella estrella cuando le pide a su mamá una caricia más para sentirla cerca”.

La comunión con el público fue total y no hubo canción que no encontrara en las más de 12 mil almas un coro o un aplauso. “Tu misterioso alguien”, “Despechada” y “Frágil” formaron parte del repertorio que trajeron a la Villa, la ciudad que en febrero respira cuarteto.

En el medio del show, el intendente de la ciudad, Eduardo Accastello, junto con el presidente del Ente Deporte y Turismo, Alejandro Mana, subieron al escenario e hicieron entrega de una placa en reconocimiento a la banda. Visiblemente emocionados, “la Muela” y “Kesito” recibieron el presente y agradecieron el gesto. En el mismo acto, Accastello anunció que el Festival Infantil de Música se desarrollará en julio y contará también con el género cuarteto.

La fiesta seguía

Al cierre de esta edición, la fiesta más grande de la ciudad seguía hasta más allá de la mano de Dale Q’ Va. El grupo liderado por Neno Aguirre y David Ortiz volvió a Villa María después de sus shows en Córdoba capital, Catamarca, La Rioja y Jujuy, conciertos brindados sin ningún día de descanso, entre el jueves y el domingo. Q’ Lokura, Damián Córdoba y Ulises fueron los encargados del cierre de una velada con acento cordobés.