Política | Villarruel | Javier Milei | Senado

Villarruel anuló el aumento en la dieta de los senadores por pedido expreso de Milei

Tras los escándalos, la titular del Senado se sumó a Martín Menem y retrotrajo el aumento otorgado a los senadores

La vicepresidenta de la Nación y titular de Senado, Victoria Villarruel, se sumó hoy al diputado Martín Menem y retrotrajo el aumento del 30 por ciento en las dietas de los senadores, en medio de la polémica que escaló al Poder Ejecutivo y que terminó con el secretario de Trabajo, Omar Yasin, fuera del Gobierno.

De esta manera, Villarruel despejó la duda que merodeó durante todo el fin de semana sobre qué haría respecto al incremento en los salarios de los legisladores.

Desde su entorno especificaron que fue por un pedido expreso del presidente Javier Milei, que durante el fin de semana motorizó el despido de Yasin.

Según pudo saber Noticias Argentinas de fuentes cercanas a Villarruel, la abogada aspiraba a consensuar la decisión con los titulares de los bloques.

Uno de los argumentos que esgrimían en sus filas es que fue otorgado en el marco de una paritaria, lo que hacía dudar a la titular del Senado.

La decisión fue comunicada a través de un documento conjunto con Menem, en el que dejan sin efecto una resolución firmada por el ex vicepresidente de la Nación Amado Boudou y el ex diputado y presidente de la Cámara baja Julián Domínguez, que otorgaba la equiparación y movilidad automática de la dieta.

El conflicto por el aumento en las dietas

La semana pasada, Menem y Villarruel acordaron otorgar un aumento de aproximadamente el 30 por ciento en las dietas de los legisladores nacionales, en línea con los incrementos que quedaron cristalizados en la paritaria de los trabajadores del Congreso de la Nación.

El desagregado comprendía un primer aumento retroactivo al 1 de enero de 2024 del 16 por ciento y un 12 por ciento al 1 de febrero.

Este 30 por ciento de aumento había sido dispuesto el 23 de febrero pasado a través de una resolución conjunta pero dejaba afuera a los parlamentarios nacionales, aplicando únicamente al personal de ambas casas legislativas.

Luego de esta equiparación a la paritaria del personal legislativo (gremio APL), el sueldo base de un diputado nacional quedaría cerca de la línea de los dos millones de pesos brutos por mes.

A esto había que agregarle el plus por desarraigo que perciben los diputados y senadores que no representan a la ciudad de Buenos Aires, ni a municipios cercanos del AMBA, sumado los pasajes de avión y ómnibus, y los gastos de representación.

Horas después de haberlo anunciado, y tras contradecir uno de las banderas de campaña de Milei, algo que enfureció al jefe de Estado, La Libertad Avanza presentó un proyecto de resolución para retrotraer estos incrementos suscriptos de manera entre Menem y Villarruel.