Villa María | Violencia | Mujeres | femicidios

En pandemia se incrementaron los llamados al Polo de la Mujer

En lo que va del año se acompañó a 635 mujeres, un 67% son de Villa María, el 20% de Villa Nueva y el 13% restante pertenece a otras localidades. Hoy habrá intervenciones para concientizar sobre la violencia de género

El 25 de noviembre se celebra anualmente el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer para denunciar y erradicar la violencia que sufren las mujeres en todo el mundo.

Cada año las calles se tiñen de morado y las asociaciones feministas convocan movilizaciones y actividades de concienciación con el fin de reivindicar su lucha.

La elección de este día no es casualidad sino que detrás de ella se esconde la historia de femicidio de las hermanas Mirabal Patria, Minerva y María Teresa, tres activistas políticas de la República Dominicana.

El asesinato de las hermanas Mirabal generó un sinfín de protestas en el país y las convirtió en un símbolo latinoamericano en la lucha contra la violencia de género.

Este año y en el marco de este día el observatorio de violencia de género Ahora Que Sí Nos Ven, de la organización feminista Marea, dio a conocer datos que surgen del relevamiento anual.

Femicidios

La pandemia no frenó la violencia machista: entre el 20 de marzo y el 20 de noviembre, el tiempo que Argentina lleva en período de restricciones por el coronavirus, hubo 184 femicidios, y desde inicios de enero suman un total de 265, lo que se traduce a un femicidio cada 29 horas. De todos ellos, 63,8% fueron cometidos por la pareja o expareja de la víctima y, en 64,5% de las veces sucedieron dentro de la vivienda de la mujer asesinada por razones de género.

De los 265 femicidios, 243 fueron directamente contra las mujeres blanco de la violencia de género de su agresor, mientras que 22 fueron femicidios vinculados, es decir, asesinatos contra una tercera persona para provocar dolor en la mujer en cuestión.

En el caso de la ciudad de Villa María, la coordinadora del área de Derechos Sociales, Género y Diversidad del Muncipio explicó que la ciudad cuenta con un femicidio que se dio al principio del año, “Si bien no hay registro de denuncias previas de ella sí se contabilizó en el registro, por eso dentro de las 265 mujeres asesinadas en el país 14 pertenecen a Córdoba y una a Villa María”.

La cifra total muestra una caída con respecto al mismo período de 2019, cuando hubo 290 femicidios entre enero y noviembre. Sin embargo, al analizar los números por mes llama la atención que, en 2020, enero tuvo la mayor cantidad de femicidios y decreció de a poco a partir de abril, con la menor cantidad mensual registrada en agosto, pero desde allí aumentaron nuevamente hasta que en octubre (cuando se liberaron las restricciones por el coronavirus en casi todo el país) llegaron al mismo nivel que tenían en marzo.

Otro dato que se mantiene en cada relevamiento anual no sólo es que la mayoría de las veces el asesinato se da en la casa de la víctima, sino que en casi todos los casos el femicida es cercano a la víctima: "Los femicidas pertenecen al círculo cercano de las víctimas: el 80% de las víctimas conocían a sus agresores, la mayoría de ellos de su círculo íntimo", indicaron desde la organización. En detalle, 43,8% de los agresores eran la pareja, 20% eran expareja, 10,9% era un familiar, y sólo en 3% de los casos se trató de un desconocido.

Polo de la mujer

“Desde la secretaría hemos venido trabajando a lo largo del año desde el inicio del primero de enero hasta el 30 de octubre y la cantidad de mujeres que están bajo acompañamiento a través del Polo de la Mujer son 635 mujeres; esto implica que han tenido un primer contacto con el equipo del polo, algunas pueden estar bajo acompañamiento en diferentes modalidades”, explicó Mosquera.

En ese sentido, agregó: “De las cuales el 67% son de Villa María porque hay que tener presente que el Polo es regional y trabaja sobre toda la unidad regional 4, que es la jurisdicción de la Justicia, por lo cual hay otras localidades aparte de la nuestra, el 20% ha sido de Villa Nueva y el 13% restante pertenece a otras localidades”.

“Creo que aún a nivel sociedad cuesta interpretar lo que se reclama detrás del ni una menos y que romper con las normas del patriarcado es difícil, es un camino ya iniciado desde la Secretaría de Inclusión Social”, dijo Mosquera y agregó: “Es ese el lineamiento de trabajo que nos planteamos, poder llegar a cada uno de los municerca y los territorios llevando información para poder hacer prevención en violencia de género y eso implica poner en discusión la mirada que tiene la sociedad sobre algunos temas y es difícil romper con eso”.

Cabe destacar que en el inicio de esta gestión se reforzaron los equipos de profesionales a disposición para trabajar en el Polo de la Mujer. “Contamos con más abogadas porque esto tiene que ver fuertemente con el asesoramiento legal, porque en situaciones de violencia el agresor ejerce violencia psicológica y económica, por eso la línea fue reforzar el asesoramiento de las mujeres además de todo el acompañamiento psicológico para brindar un acompañamiento”, puntualizó Mosquera.

Pandemia

"El hogar continúa siendo el lugar más inseguro. En el contexto de ASPO, un 73,7% de los casos se dieron dentro de una vivienda, mientras que disminuyeron los femicidios en la vía pública respecto de 2019. Esta disminución no responde a que no nos violentan en la calle, sino a que uno de los escenarios de violencia machista estuvo restringido durante la pandemia", detalló el Observatorio.

Para los femicidios sucedidos durante la pandemia, queda aún más claro el factor de convivencia y cercanía en los asesinatos por motivos de género. De esos 184 femicidios que se dieron entre marzo y noviembre, en el 44,6% de los casos el asesino fue la pareja, 17,4% la expareja y 11,4% un familiar.

“En los días de aislamiento más estrictos han crecido en cifras la cantidad de mujeres que llaman pidiendo información, como así también el número de denuncias. También hemos tenido que alojar en el hogar de protección a varias mujeres con sus niñas, que es algo que claramente después del 20 de marzo se agudizó notablemente”, explicó Melina Mosquera.

En ese sentido, la joven manifestó que por la pandemia el Polo de la Mujer nunca frenó sus actividades. “Estamos trabajando con un horario reducido de 9 a 16 horas, el trabajo se realizó con equipos diferentes previendo todos los cuidados que había que tener para evitar la circulación del virus en el espacio y también adoptando la modalidad del teletrabajo”.

“Tenemos dos líneas con guardias las 24 horas del día y de manera permanente y eso sigue funcionando normalmente, lo que sí se pudo observar de diferente es la nueva atención a que antes solo se limitaba a la manera presencial y ahora se realiza un seguimiento de manera telefónica, tuvimos que reestructurar el esquema de trabajo y buscar otras alternativas”, explicó la encargada del área de género municipal.

Intervenciones

Este año, a consecuencia de la pandemia que estamos sufriendo, las manifestaciones y actividades que se organizan anualmente han sido modificadas y adaptadas a las medidas establecidas por el coronavirus.

“En principio nosotras como equipo de coordinación de género y otras organizaciones, estaremos hoy realizando intervenciones en algunos espacios como tribunales, se colocarán zapatos rojos para simbolizar y tener presentes los femicidios que se sucedieron este año y sobre todo porque creemos que es necesario tener acciones de impacto visual que permitan interpelar a la comunidad”, señaló Melina Mosquera.

Y agregó: “Pero también a lo que hace el sistema judicial en sus diferentes representaciones tanto a nivel local como provincial y nacional, donde hay fallos como la libertad a personas que han tenido tres denuncias de violencia de género, entonces creemos que mañana es un momento de poner el eje en esto y pensar en cuáles son las acciones que se están llevando a cabo, si tuvieron capacitaciones en ley Micaela en el poder judicial y por el otro lado poner en discusión una lucha que tiene que ver con la concreción de una unidad judicial en la ciudad”.

“Desde el consejo de las mujeres planteamos ejes vinculados a la Justicia y que la unidad judicial tenga un espacio propio en Villa María”.

Lo que se lee ahora