Deportes | vóley |

"Se logró el objetivo con un equipo joven y unido"

Camila Giraudo y Martín Ambrosini coincidieron en que "es mérito del trabajo, de tirar para el mismo lado por el desafío de llegar arriba"

Camila Giraudo y Martín Ambrosini son orgullo del vóley villamariense. El pasado viernes se consagraron campeones con Gimnasia y Esgrima La Plata del Torneo Metropolitano al vencer 3-0 a Boca Juniors en la tercera final disputada en “La Bombonerita”.

El bicampeonato con presencia de 2 villamarienses, la capitana Camila Giraudo y el entrenador Martín Ambrosini, se celebró en la ciudad. Ambos son de selección.

La punta receptora Camila Giraudo se mostró “muy feliz por lo logrado. Desde el comienzo del torneo se planteó un desafío muy grande, porque es un equipo joven, en formación, con un plantel y un cuerpo técnico nuevos”.

Estimó que “no era fácil. La falta de experiencia, de madurez, el tener que adaptarse no es fácil. Sabíamos que iba a ser un proceso donde teníamos que esforzarnos, trabajar y entrenar mucho. Por suerte el grupo es muy lindo, tiene un gran espíritu, muy unido, siempre con un objetivo muy claro, ya que siempre estuvimos todas juntas tirando para el mismo lado, y eso también influyó mucho en la consagración”.

Sostuvo que “disfrutamos mucho todo el proceso. Se fue armando un equipo muy lindo y largo, hicimos muchas rotaciones y cambiamos todo el tiempo, hubo varias jugadoras en proceso de selección, fueron varios desafíos pero siempre tuvimos en claro que queríamos ganar el bicampeonato, y eso fue clave. Estamos muy felices por haber podido lograrlo”.

Comentó acerca de ser la capitana pese a su juventud. “Me dieron la capitanía y fue un desafío muy importante para mí. Pude transmitir a las chicas la confianza que tenía en ellas y en su juego, fue muy satisfactorio. Gimnasia tiene algo que lo caracteriza y es el sentido de pertenencia que les transmite a sus jugadoras. Es algo muy característico del club”.

Describe que “los desafíos personales son importantes, pero quedan en segundo plano, porque el grupo me necesitaba desde cualquier lugar, adentro o afuera. En la última final me tocó jugar y lo hice con la misma predisposición de siempre. Había que darle al grupo lo mejor para conseguir el objetivo. Era una final, sumé experiencia, y un título más de lo vivido en estos años. Es un poco loco y creo que nunca me había imaginado ser la capitana del equipo campeón del torneo Metropolitano, con poco más de 20 años”.

Remarca que “una se plantea y pone a pensar todas las cosas que vivió e hizo para llegar donde estoy, son muchas sensaciones y emociones muy lindas”.

Sobre Boca, el gran rival, dijo que “jugamos ante un equipo que viene hace años jugando juntas y era un desafío muy importante. Lo hicimos, terminamos jugando en un nivel de vóley muy bueno. Fue clave el técnico y cómo las jugadores superamos todas las expectativas. Se disfrutó mucho, se logró el objetivo, trabajando todas juntas y tirando para el mismo lado”.

“Es mérito al trabajo”

Martín Ambrosini, el entrenador, consideró que “estoy contento, es un logro muy especial por el hecho de haber ganado y conseguido un resultado tan importante como el campeonato. Es mérito al trabajo y al nivel que pudo mostrar el equipo en etapas decisivas”.

Señaló que “las felicitaciones son para ellas y todos los que formamos parte de este proceso desde hace poco tiempo, son 8 meses”.

Resaltó que “jugar ante Boca es difícil porque es el máximo ganador de la categoría y de la competencia. Tiene un gran equipo y grandes jugadoras. Sabíamos que no iba a ser fácil, las cosas que teníamos que hacer, como contrarrestar sus puntos fuertes y en base a eso trabajar”.

Apuntó que “la serie fue pareja, pudimos jugar bien el primer partido de local, lo que permitió jugar partidos de visitante con las rivales presionadas. El segundo partido lo jugamos bien, pero no alcanzó, en el tie break Boca fue superior y más regular en su juego, cometimos algunos errores y no nos permitió cerrar los sets más parejos”.

Analizó que “en el tercer partido corregimos esas pequeñas cosas y tratamos de sostener el nivel que venimos mostrando y nos salió bien. Agradecerles a las jugadoras por esta posibilidad”.

Sobre Camila Giraudo dijo: “Fue una gran guía, una capitana en serio. Se recuperó, porque venía de una lesión y le costó mucho la última etapa. Es una gran jugadora con un par de años de conocimiento en el club. Yo la conozco desde hace años, nos formamos juntos en Rivadavia los dos, conozco sus cualidades y su juego”.

Finalmente remarcó que “cuando uno obtiene estos resultados es porque se dan muchas cosas buenas. Hay que agradecer a mi familia, que me bancó en este año tan largo, ya que están siempre pendientes de los resultados y de los partidos. También agradecer a mi novia, fue una gran compañera durante este año, y a su familia con la que compartimos un montón de momentos, pero el año de la Selección Argentina fue muy largo, duro. Agradezco a Gimnasia, que me brindó la posibilidad y la oportunidad de seguir en la selección”.

Lo que se lee ahora