Provinciales | aislamiento | Hugo Pizzi | Coronavirus

Dicen que la eliminación del aislamiento para estrechos no traerá más contagios

El infectólogo Hugo Pizzi afirmó que la medida dispuesta busca una adaptación a las nuevas circunstancias para no afectar la productividad. Por otro lado, consideró que no esperan un colapso del sistema por la suba de casos

El médico infectólogo Hugo Pizzi habló con Puntal sobre las últimas medidas adoptadas en materia sanitaria y consideró que la eliminación del aislamiento para los contactos estrechos de los positivos de coronavirus no generará más contagios. El reconocido profesional, sostuvo que el objetivo es evitar que la productividad se vea afectada. Por otro lado, se refirió a la cantidad de infectados en la provincia y negó que vaya a existir un colapso.

-¿No traerá más contagios la medida de eliminar el aislamiento?

-No. Lo que hay es una adaptación a las circunstancias. Tenemos muchos lugares en los que con el tema del contacto estrecho se están quedando líneas enteras de fábricas sin gente. Además, hay una falta de conocimiento sobre el aislamiento por contacto estrecho. Hay gente que dice “me encontré a tal persona y la saludé” y ya se cree que es contacto estrecho. Se ha comprobado que hay muchos pícaros que están pidiendo constantemente los días por el contacto estrecho (para ausentarse del trabajo) y siguen haciendo vida social. Por eso, se decidió que un contacto estrecho que esté vacunado con tres dosis y que no tenga síntomas se reintegre a las actividades cotidianas, con un control estricto de la evolutividad de la enfermedad. Hay muchos países que ya han adoptado esto y hay otros que están en vías de adoptarlo. Es una adaptación a las circunstancias, si no, la productividad seguirá fuertemente golpeada.

-Estamos viendo que, en un día récord de casos, los positivos de Córdoba representan el 10% del total nacional, cuando en otros momentos el porcentaje era significativamente mayor, ¿están observando un alivio en la provincia?

-Cuando aparecieron los casos de Córdoba tuve que salir a hablar en todo el país porque todo el mundo decía que nuestra provincia traía los virus. Se dijo eso cuando apareció Delta a partir de la llegada de un hombre de Perú y lo mismo ocurrió con Ómicron. En realidad, los virus no eligen ni las sierras, ni el lago ni el mar de Ansenuza. Los virus eligen los puertos marítimos y los aeropuertos, es decir, por ahí entran. Lo que pasó en Córdoba es que el índice de testeos fue muy alto. Durante dos días, la provincia sumó el 50% de los testeos que se hicieron en todo el país y el resto de los días anotó el 30%. Por eso, el lógico que haya más positividad. Nadie se preguntó por qué Santa Fe, que está al lado, tiene casi la misma cantidad de habitantes e igual productividad que Córdoba, tenía apenas 500 casos. Allí no había testeos, basta con observar cómo está Santa Fe en este momento. En aquella oportunidad, se hizo una predicción de que había que multiplicar por 4 o por 5 para saber lo que iba a suceder y eso es lo que finalmente sucedió. Salta, por ejemplo, está colapsada. No tiene un lugar para internar. En Catamarca, los no vacunados van a tener que pagar su tratamiento.

-Si bien la demanda de camas en Córdoba es baja con respecto a otros períodos de la pandemia, viene aumentando semana tras semana, ¿qué observa en ese sentido?

-En el país hay un 40% y acá tenemos un 20%. Hubo momentos en los que la sala del hospital escuela estaba vacía. Lo que pasa con Córdoba es muy particular porque tenemos el Hospital Rawson como hospital cabecera y está con el 90%. Sin embargo, el resto está bastante liviano en cuanto a la ocupación.

-¿Cree que no va a haber un colapso?

-No, no me parece y menos ahora que se han puesto casi 500 farmacias para la vacunación y el testeo. Hay muchas inquietudes que se van a poder dilucidar rápidamente, sin tener que hacer largas colas.

-Hay preocupación por el poco avance de la vacunación contra el coronavirus en niños…

-Cuando los hospitales Garrahan y el de la Santísima Trinidad empezaron a llenarse hubo una importante cantidad de personas que acudió a vacunar a sus hijos. Creo que es cuestión de que todos nos comprometamos para convencer a los padres de que es una vacuna inocua. Una vacuna totalmente clásica, que tiene la misma estructura que la vacuna de la poliomielitis, que es de la década del 50. La vacuna china de 3 años en adelante es una vacuna que nos está dando excelentes resultados, sin efectos indeseables ni secundarios.