Nacionales | alberto-fernandez | narcotráfico |

En Rosario, Fernández prometió trabajar contra el narcotráfico y pidió más acción a la Justicia

“Los criminales no tienen derecho a adueñarse de la vida de los habitantes de la ciudad”, afirmó el jefe de Estado

El presidente Alberto Fernández afirmó ayer que trabajará para "solucionar los problemas que el narcotráfico y que el crimen organizado han creado en Rosario y todo Santa Fe", y advirtió que "la Justicia tiene que hacer más de lo que hace" porque "los criminales no tienen derecho a adueñarse de la vida de los rosarinos".

 "No estoy aquí para reclamar con ustedes, estoy aquí para solucionar los problemas que el narcotráfico, que el crimen organizado, ha creado en Rosario y todo Santa Fe", enfatizó el Presidente durante la ceremonia de conmemoración por los 208 años del primer enarbolamiento de la bandera.

En ese marco, el Presidente afirmó que su visita a la ciudad de Rosario fue "para poner la cara" frente a los santafesinos, y amplió: "Soy un rosarino más a la hora de reclamar más seguridad y más justicia".

"Estoy aquí para decirles que junto al gobernador (de Santa Fe, Omar Perotti), el intendente (de Rosario, Pablo Javkin) y a todos ustedes vamos a dar la batalla que debemos dar porque los criminales no tienen derecho de adueñarse de la vida de los rosarinos", prometió.

Al visitar por primera vez la ciudad en carácter de jefe de Estado, luego de la reciente ola de asesinatos vinculados al narcotráfico en ese distrito, Fernández sentenció: "Yo sé lo que pasa con la Policía de nuestro país, yo sé lo que pasa con la Policía de Santa Fe. Yo sé lo que pasa con la Justicia del país, yo sé lo que pasa con la Justicia de Santa Fe".

De esta manera, el Presidente hizo referencia a las acusaciones que pesan sobre la Policía local tras la muerte de Carlos Orellano, un joven cuyo cuerpo fue hallado en las aguas del río Paraná luego de mantenerse desaparecido durante dos días tras asistir a un boliche.

El fiscal de Homicidios Dolosos Patricio Saldutti ordenó que se verifique si hubo algún exceso policial que podría haber derivado en la muerte del joven, dado que dos efectivos de la Policía provincial se encontraban haciendo adicionales esa noche en el boliche.

"Vamos a hacer todo lo que haga falta para que de una vez por todas dejemos de reclamar justicia para uno, justicia para el otro, y que veamos castigados a los culpables de tanto delito", manifestó.

Con los padres del joven

Previo a participar del acto, el Presidente dialogó con los padres de Carlos Orellano, y precisó al respecto: "Antes de venir acá estuve con la familia de Carlos. Sabía que estaba retrasando todo esto, pero ellos hoy me necesitaban más que ustedes".

Por último, el jefe de Estado pidió que el próximo 20 de junio, en el Día de la Bandera, "salgan a la calle todos los rosarinos, vengan a Rosario todos los santafesinos" para demostrarle "al crimen que somos que somos muchos más los que no les tenemos miedo".

"El 20 de junio seguro que nos vamos a volver a ver. Para entonces, porque ya lo estamos haciendo, los rosarinos ya van a haber encontrado muchas respuestas del gobierno nacional al problema que tienen de inseguridad", manifestó.

En ese sentido, afirmó que "no es un discurso", y retrucó: "Estoy de cara a ustedes diciéndoles qué compromiso vengo a asumir. De una vez por todas, por Carlos y por cada una de las víctimas, hagámonos cargo de cambiar todo lo que hay que cambiar".

"Gracias, Rosario, los veo el Día de la Bandera. Quiero que ese día, Rosario se llene de santafesinos. Hoy me voy con este compromiso, confíen. Los que tienen que estar preocupados hoy son los delincuentes", concluyó.

Participaron también el gobernador de Santa Fe, Omar Peroti; la vicegobernadora, Alejandra Rodenas; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; y los ministros de Interior, Eduardo de Pedro; de Educación, Nicolás Trotta; de Defensa, Agustín Rossi, y de Cultura, Tristán Bauer.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas