Villa María | alimentos | barbijo | bioseguridad

Concejales aprobaron el retiro en el local para rubros gastronómicos

Abarca a bares, cafés, restaurantes, comedores, rotiserías y elaboración de alimentos. La habilitación permite que puedan comercializar entre las 9 y las 15. Entró en vigencia anoche, tras la sesión

Los miembros del Concejo Deliberante aprobaron anoche el proyecto de ordenanza que posibilita al rubro gastronómico a efectuar la apertura, atención al público y la comercialización a través de la modalidad de retiro o ‘take away’ entre las 9 y las 15. En tal sentido, deberán disponer solo del 30% del personal para desarrollar la actividad.

En este marco, los rubros habilitados son bar, café, restaurante, comedor, rotiserías, elaboración de alimentos y/o comidas para llevar.

En consonancia, terminada la sesión especial y con un resultado unánime, entró en vigencia la nueva flexibilización en el sector, anunciada ayer por el intendente interino, Pablo Rosso mediante sus plataformas sociales.

Por otro lado, cabe resaltar que día atrás los ediles accastellistas, Daniel López y Juan Carlos Cladera, pidieron por la habilitación de esta modalidad mediante un proyecto presentado en el Departamento Ejecutivo Municipal.

Protocolo

En el proyecto de ordenanza, se establece la obligación de la distancia social de dos metros entre cada individuo, siendo la obligación de los propietarios garantizar el cumplimiento de la norma mediante el trazado de líneas en el suelo. Además, todos las personas presentes deberán utilizar barbijo y respetar todas las medidas de bioseguridad para evitar la propagación del COVID-19.

Por otro lado, la normativa prohíbe el consumo de los productos dentro de los locales.

Voces

Desde el bloque Vamos Villa María, Juan Romeo Benzo explicó que el ‘take away’ permite a los ciudadanos comunicarse por teléfono con los locales gastronómicos y en un lapso determinado de tiempo retirar de manera presencial la orden solicitada. En este sentido, dejar de disponer de la mediación de cadetes a domicilio. “Beneficia porque en primer lugar hay altos costos por parte del delivery. En segundo lugar, hay muchos pedidos truncados en función del valor”. Asimismo, resaltó que las personas que retiran los pedidos “ya están habilitadas para salir por otras cuestiones permitidas, entonces eso facilita y agiliza el labor de quienes hacen comidas”. En tal sentido, añadió que la medida también “salvaguarda el bolsillo de aquellos que necesitan que le trasladen la comida y no pagar el servicio de cadetería”.

Dentro de los fundamentos, el presidente del Concejo Deliberante, Carlos De Falco, manifestó: “Me parece que estamos administrando la cuarentena y trabajando sobre una actividad que ha sido muy golpeada”. En tal sentido, señaló que mediante la habilitación brindan la posibilidad a todos estos negocios gastronómicos “que puedan aunque sea por este sistema presencial incrementar la capacidad de venta”. Asimismo, aludió que permite a los consumidores ahorrar el gasto de envío al domicilio. “Todo está bien siempre y cuando lo hagamos con responsabilidad. El Estado no puede custodiar a todo el mundo. Esto se va a ir administrando y habilitando en la medida que seamos responsables”, aseveró. En consecunte, añadió: “ Si no lo somos, lamentablemente vamos a tener que volver para atrás para cuidar la salud de todos nosotros”.

Concluyó afirmando que el cuidado personal es la manera de contribuir con la salud de “los semejantes”.