Policiales |

Asalto en Elena: la banda habría cometido otros atracos; el baleado está muy grave

El expolicía de 40 años sería el jefe de la organización delictiva. Recibió cinco disparos, uno de ellos en la cabeza. Buscan a otros miembros. La fiscal de Río Tercero secuestró cuatro armas utilizadas en el tiroteo de Tancacha

La banda que cometió el frustrado robo en la tienda de Elena habría intervenido en otros asaltos tipo comando en la ciudad de Córdoba y en el interior de la provincia, de acuerdo a las primeras especulaciones de los investigadores.

El expolicía devenido en ladrón Néstor Julio Villalba, de 40 años, agonizaba anoche, luego de haber recibido cinco impactos de bala, uno de ellos en la cabeza, en el enfrentamiento con los policías en la ciudad de Tancacha, entre los que se encontraba el director de la Departamental Tercero Arriba, comisario mayor Agustín Torres.

La tienda había sido asaltada con la misma modalidad el pasado 7 de junio. Los delincuentes que intervinieron fueron otros, admitió el dueño del local.

El supuesto líder de la banda delictiva fue trasladado en las últimas horas al Hospital de Córdoba, donde fue intervenido quirúrgicamente por la herida recibida en la cabeza.

Además, del balazo que recibió en la cabeza, también presenta heridas en la ingle, brazos y piernas.

Al cierre de esta edición, el delincuente, quien fue exonerado de la fuerza policial hace tres años, se encontraba con respirador artificial. Se encuentra en calidad de detenido.

La fiscal Paula Bruera confirmó a Puntal que en la escena del enfrentamiento se secuestraron cuatro armas de fuego.

En el lugar fue reducido Juan Carlos Cabrera, de 34 años, con domicilio en la capital provincial.

En tanto, Julio César Martínez, de 46 años, con domicilio en barrio Empalme de Córdoba, fue detenido en la mañana del martes en Elena, cuando se escapó de los policías que lo habían sorprendido en el falso allanamiento en la tienda de Soledad Martínez y Ariel Giordano en la primera cuadra de calle Güemes.

Martínez fue alcanzado cuando escapaba del pueblo por las vías del ferrocarril, mientras sus compañeros habían tomado de rehén a un policía y robaron el móvil de la subcomisaría Elena.

En la huida, Villalba y Cabrera en la camioneta policial se dirigieron a la autovía. En un supuesto control detuvieron la marcha de una Chevrolet Tracker. Su conductor y el agente policial los encerraron en la parte donde se traslada a los presos.

En la camioneta blanca se dieron a la fuga por caminos rurales, por lo que se activó un operativo cerrojo y se puso en alerta a varias Departamentales.

Auto abandonado

En un camino rural, a unos 15 kilómetros de Berrotarán, la policía encontró abandonado un Toyota Corola de color gris, en el que se desplazaban uno o dos delincuentes, que habrían actuado como campana para cometer el atraco en el local de indumentaria de Elena.

Alrededor de las 15, la policía de Tancacha fue alertada por la presencia de dos sujetos en actitud sospechosa que se movilizaban en una Tracker y se encontraban tomando un café en una estación de servicio, en el cruce de las rutas provinciales 2 y 6.

Cabrera fue detenido en el lugar, mientras que Villalba comenzó a correr hacia la zona de las vías.

En su huida, Villalba se topó con el comisario mayor Torres y el comisario Rolando Turletti. En esas circunstancias se registró un fuerte tiroteo.

Turletti salvó de milagro su vida, ya que un disparo dio en su chaleco antibalas, a la altura del pecho.

El ladrón quedó tendido en el lugar cuando recibió un balazo en la cabeza, por lo que fue asistido y derivado en un primer momento al Hospital de Río Tercero y luego trasladado a la ciudad de Córdoba, donde se encuentra internado en estado crítico.

El expolicía está imputado por robo calificado y tentativa de homicidio, mientras que Cabrera está acusado de encubrimiento y robo calificado (por la sustracción de móvil policial y el arma del sargento ayudante).

Por su parte, el fiscal Pablo Jávega (quien investiga los hechos acontecidos en Elena) imputó a Martínez de los delitos de robo en grado de tentativa.

Jávega avanza en la investigación para dar con los prófugos, quienes estaban en el Toyota Corolla, que hacían de campana a los tres delincuentes que se bajaron para realizar el falso allanamiento en la tienda.

Desde la Fiscalía de Instrucción de Primera Nominación de Río Cuarto se indicó que se están analizando las cámaras de seguridad de Elena para ubicar al resto de los miembros de la banda que comandaba Villalba.

Los investigadores estiman que la banda habría cometido otros golpes relevantes en los últimos tiempos y que habría otros policías desplazados que la integran.