Deportes | Boca | River | Copa de la Liga Profesional

Boca volvió a entrenar y River recupera lesionados

Los dos equipos retomaron la actividad a pleno tras el superclásico que ganó el Xeneize por 1 a 0

El plantel de Boca regresó ayer a los entrenamientos luego del triunfo por 1-0 ante River Plate del domingo pasado por la 7ma. fecha de la Copa de la Liga Profesional, sin los futbolistas citados por sus respectivos seleccionados para la última doble fecha de Eliminatorias Sudamericanas.

El defensor colombiano Frank Fabra, el paraguayo Óscar Romero, y los peruanos Carlos Zambrano y Luis Advíncula no estuvieron en la práctica que se llevó a cabo en Ezeiza, en el predio del club, luego de dos días de descanso.

El entrenador Sebastián Battaglia tenía previsto un doble turno, pero lo suspendió por una charla introductora al VAR, el sistema de video que estará en funcionamiento a partir de la próxima fecha, para jugadores y cuerpo técnico.

En otro orden, el mediocampista Juan Ramírez, en diálogo con la prensa, aseguró que Boca necesitaba "ganar el clásico" que le permitió alcanzar el primer lugar del grupo 2 de la Copa de la Liga Profesional y que comparte con Estudiantes La Plata.

"Fue justa la victoria y lo demostramos en el segundo tiempo del partido. Se está construyendo de a poco el equipo y eso se nota. El funcionamiento lo vamos encontrando a medida que pasan los partidos", dijo el ex San Lorenzo.

A su vez, dejó un mensaje al entrenador, quien antes del partido con Estudiantes estuvo en el ojo de la tormenta por los rendimiento del equipo: "Bancamos a Battaglia y estamos a gusto con el técnico y todo el cuerpo técnico".

El defensor Marcos Rojo también expresó su satisfacción por la victoria ante River: "Lo que me daba vueltas el domingo fue el tema de la expulsión de la última vez. Lo saqué adelante, pude hacer un buen partido y me fui con la victoria en los dos partidos (sumado el éxito ante Estudiantes), así que eso me dio mucha alegría", afirmó.

En tanto, el zaguero central David Martínez se sumó ayer a los trabajos físicos y con pelota junto al resto del plantel de River Plate, mientras que el delantero Ezequiel Barco trabajará diferenciado al menos una semana por una lesión muscular.

Martínez, quien no juega desde el 20 de febrero, cuando sufrió una distensión en el ligamento colateral de la rodilla izquierda, podría sumar minutos en el partido amistoso ante Huracán del viernes, para poder llegar con ritmo ante Defensa y Justicia el 3 de abril.

Barco, con una distensión leve en el isquiotibial de la pierna izquierda, no será exigido para evaluar si su recuperación le permite jugar el próximo partido o si lo reservan para el inicio de la Copa Libertadores.

El delantero estuvo en las 8 presentaciones del equipo en el semestre, en donde sumó 562 minutos con 7 juegos de titular y 1 desde el banco de suplentes, y por eso lo van a cuidar de cara a la seguidilla de partidos del mes de abril. Cuando mañana se realice el sorteo de la fase de grupos de la Libertadores, Marcelo Gallardo decidirá cómo rotar a los jugadores ya que desde el 3 de abril y hasta el 30 tienen 9 presentaciones, con partidos cada 3 o 4 días.

Con la intención de que no pierdan el ritmo de juego por este parate en el torneo ante la fecha de eliminatorias jugará un amistoso el sábado.

las más leídas