Policiales | Cámara-del-Crimen | luis-lopez | abuso-sexual

Recibió una pena de 14 años y 6 meses de prisión por delitos sexuales en contra de dos niñas

Se trata de Luis Rubén López (31). La pena se le unificó en 15 años de cumplimiento efectivo por tener antecedentes vinculados a hechos de venta de estupefacientes. En 2009 también lo sentenciaron por un robo

En la Cámara del Crimen, Luis Rubén López (31) recibió la pena de 14 años y 6 meses de prisión con declaración de reincidencia por ser hallado culpable de los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante doblemente calificado por el vínculo y la condición de guardador, continuado y reiterado, abuso sexual simple agravado por el vínculo, corrupción de menores agravada y reiterada y coacción. 

Pero, además, se le unificó en 15 años por lo que le resta cumplir de una condena previa vinculada a hechos de comercialización de estupefacientes —veredicto de septiembre de 2017—. Cabe mencionar que el pintor y albañil nacido en Villa María tiene, a la vez, antecedentes por robo calificado —en 2009 lo sentenciaron a 3 años—.

La audiencia se desarrolló a puertas cerradas por tratarse de ilícitos conocidos como de instancia privada, en los que se busca proteger a las víctimas.

Los hechos, de acuerdo con los datos recolectados por este diario, ocurrieron en Villa María y las dos víctimas (niñas), en el momento en que acontecieron, tenían entre 7 y 9 años. Uno de los episodios, según se pudo saber, se registró en el Establecimiento Penitenciario N° 5, situado en barrio Belgrano.

Durante los alegatos, el representante del Ministerio Público Fiscal, Francisco Márquez, solicitó 16 años de prisión, unificados en 16 años y 6 meses. En contrapartida, la asesora letrada pidió una pena de 7 años, anexada en 7 años y medio. En este sentido, la defensora pública insistió en que no se lo sancione por corrupción de menores —cuyo mínimo legal es de 10 años— y que la calificación de abuso sexual con acceso carnal agravado, con la que había llegado al banquillo, se modifique a abuso sexual gravemente ultrajante —requerimiento al que le hicieron lugar—.

Finalmente, la magistrada Edith Lezama de Pereyra dictó la resolución precisada al inicio. La secretaria fue Gabriela Sanz.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas