Villa María | cma | problemas |

Se detectan casos de ludopatía en el CMA, pero no llegan a ser tratados

El coordinador del Consejo Municipal de Adicciones, Julio Tabares, dijo que a través del abordaje territorial logran dar con personas que tienen adicción al juego. "La gente se muestra reacia a ser tratada por esta problemática", reconoció

En el marco de lo expuesto por los cinco obispos de Córdoba, quienes en las últimas horas se posicionaron en contra del juego online, entretenimiento que según indican “favorece la adicción como patología”, este medio conversó con el coordinador del Consejo Municipal de Prevención de Adicciones (CMA), Julio Tabares.

El funcionario del área de Salud reconoció que, a través del abordaje territorial que realizan desde el CMA, logran identificar y detectar casos de ludopatía (es el nombre que recibe la adicción al juego).

“Sabemos de la problemática, pero al Consejo Municipal de las Adicciones no llega la gente a consultar. Tomamos conocimiento porque nosotros realizamos un trabajo territorial para atender a personas en diferentes lugares de la ciudad. Ahí hemos encontrado gente que tiene problemas de ludopatía. La gente se muestra reacia a ser tratada por esta problemática”.

-¿Pensás que no hacen la consulta porque no relacionan el juego con una adicción?

-Sí, y eso ocurre con la mayoría de las personas que tienen consumo exagerado de algo, en este caso, la ludopatía. La consulta llega al final, cuando las personas están económicamente destruidas. Ahí es cuando se acercan, porque no tienen otra alternativa. En los casinos suele haber fotos de personas que no pueden entrar, porque si por ellos fuera, entrarían de igual modo. Los mismos guardias de seguridad no les permiten el ingreso.

-Se vuelcan cuando viven una situación límite.

-Mientras las personas no tengan problemas laborales o familiares, y puedan mantener el consumo los fines de semana, o bien, de manera aislada durante la semana, sin afectar el costado laboral y familiar, van a seguir consumiendo. Solamente consultan cuando se enfrentan a serios problemas. Muchas veces, la persona que hace la consulta es un familiar, y no el paciente en sí.

-¿La ludopatía está relacionada al consumo problemático de sustancias, o viceversa?

-No necesariamente tienen que estar relacionadas.

-Volviendo al vínculo con la familia. ¿Resulta fundamental en el tratamiento el apoyo de alguien cercano?

-Sí, claro. Nosotros utilizamos un término que se llama “Adulto significativo”. Muchas veces no es la mujer ni el marido quien pide ayuda, sino un tío, un amigo o algún conocido.