Villa María | comercio | Empleados | monotributistas

Empleados de comercio: casi el 30% de los afiliados son monotributistas

A nivel nacional, 600 mil estarían bajo esta modalidad de precarización laboral encubierta, informó el secretario General del Centro de Empleados de Comercio local, Mario García. Otro problema es la reducción de jornada

El comercio es uno de los sectores que se ha visto mas afectado por la crisis prolongada, pero no sólo en cuanto a los propietarios, sino también con respecto a los empleados.

Según el gremio de Empleados de Comercio (CEC), de los 2 millones de afiliados, alrededor de 600 mil son monotributistas. Una conformación que afecta directamente al trabajador, pero también al gremio de manera indirecta. 

Villa María presenta un estancamiento que pocas veces se ha visto y, como suele suceder, los costos los termina pagando el empleado.

Entre las problemáticas sobresalientes actuales, desde el Centro de Empleados de Comercio (CEC), se informaron dos principales. 

Por un lado, la precarización laboral encubierta por medio de la figura del “monotributista”. Y por el otro, la reducción de la jornada de trabajo de los empleados.

Puestos de trabajo

Esto da como resultado que, desde 2014 a la fecha, la cantidad de altas de afiliados sea la misma. “No se ha generado ni un solo puesto de trabajo”, sostuvo el secretario General del Centro de Empleados de Comercio local, Mario García. 

El dirigente indicó a este matutino que desde 2014 se mantienen en 5.200 afiliados a nivel local. Argumentó además que en otras épocas, en cuatro años “la dinámica que tenía la ciudad hacía que se fuera incrementando el padrón”.

Para García, es claro que en Villa María el impacto no ha sido tan abrupto como en las grandes ciudades. “Pero se viene dando permanentemente una situación de precarización por goteo”, afirmó.

Monotributo y reducción de horas

“La figura del monotributo la utilizan para una relación laboral que no es la normal”, dijo. Inmediatamente expresó que no es para “un trabajador en relación de dependencia”.

Un factor que complica más la situación es el contexto económico actual, que resulta un condicionante por la falta de demanda de trabajadores no sólo en el sector comercial, sino en todos los ámbitos.

En este sentido, señaló: “Hay muchísimos trabajadores que obligados por la preservación del puesto de trabajo han prestado conformidad para pasar a ser monotributistas”. García añadió que se trata de  una “relación laboral encubierta”.

Aseveró además que la quita de horas representa una vulneración al contrato de trabajo. “No se puede generar un derecho adquirido y luego quitarlo”, afirmó. 

 Informó también que en muchos casos el empleador acciona para que el trabajador acepte menor cantidad de horas, y consecuentemente menor salario, a cambio de “no perder el trabajo”. 

“La gente ni lo piensa y en función de defender su ingreso lo acepta”, se lamentó.

“Estamos realmente preocupados y sabemos que en esta cuestión, más temprano que tarde, vamos a sufrir las consecuencias”, explicó.

García sostuvo que “la cadena se va deteriorando” porque no hay posibilidad de generar puestos de trabajo y el gremio “se empieza a resentir”.

“Somos la obra social más grande después de Pami, con 2 millones de trabajadores”. Indicó también que están atendiendo a 600 mil nonotributistas. En este sentido, especificó en que con esos números “el sistema previsional se va deteriorando”.

Es importante señalar que a fines del mes pasado, la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios informó que logró un acuerdo de recomposición salarial. El incremento de los sueldos será del 30 por ciento con una cláusula de revisión que permitirá actualizar los haberes frente a la inflación.



Roque Guzmán.  Redacción Puntal Villa María

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas