Provinciales | Córdoba | femicidios | Mumalá

Córdoba, con una de las mayores tasas de femicidas en fuerzas de seguridad

El informe que elaboró el colectivo Mumalá en relación a los casos de los últimos años dio cuenta de que si bien la cantidad de hechos por habitantes es menor que en otras regiones, nuestra provincia tiene un alto porcentaje de crímenes en ciudades del interior

El informe elaborado por el Observatorio Nacional de Mumalá "Mujeres, Disidencias, Derechos" Registro de Femicidios, Femicidios Vinculados , Trans – Travesticidios, para estos últimos 5 años, es impactante y da cuenta de 1.343 femicidios, entre otros datos que generan alarma, y desde la ONG alertan que el objetivo es visibilizar las dinámicas de las violencias extremas así como la precariedad de las políticas públicas, “exigiendo al Estado estrategias acordes a la situación de Emergencia Nacional en Violencia de Género”.

En este marco, los femicidios, femicidios vinculados, trans - travesticidios, intentos de femicidios, muertes violentas en proceso de investigación, y otras muertes violentas asociadas al género y suicidios femicidas son “historias de vidas interrumpidas por la violencia machista, a donde el Estado llegó tarde o mal, o no llegó”, dicen.

“El análisis de la dinámica de la violencia femicida es una herramienta fundamental, y pendiente en la Argentina, para la construcción de políticas públicas integrales que tiendan al cambio cultural que garantice una vida libre de violencias a mujeres y disidencias”, dice el informe, y agrega: “Elaborar estadísticas e información que permitan conocer los alcances y fallas de las intervenciones del Estado resulta determinante para la prevención, asistencia, y sanción, hacia la eliminación de las violencias por razones de género”.

En este sentido, desde el informe consideran que “las producciones de nuestro Observatorio constituyen insumos para el activismo, las luchas y para las propuestas al Estado: construcción de acciones individuales, familiares, comunitarias, sociales y políticas. A la par, entendemos de gran valor registrar nuestras prácticas superadoras, proyectando en la agenda pública e incidiendo en las políticas de los tres poderes y niveles del Estado”.

Desde Mumalá aseguran que por los datos recolectados por la organización, en estos años hubo 1 femicidio cada 33 hs en Argentina, de los cuales: el 86.5% fueron directos (1.162 femicidios), el 11.3% femicidios vinculados (65 de niñas/mujeres, 87 de niños/varones), y el 2.2% Trans/ travesticidios (29).

Entre los datos que destacaron en su informe por estos 5 años, se indicó que el promedio de edad de las víctimas es de 36 años y que se relevaron 134 femicidios en mayores de 60 años. “En infancias y adolescencias víctimas se encuentra el mayor porcentaje de violencia sexual y de femicidios vinculados”, indicaron y aseguraron que “el 52% de las víctimas eran madres, mientras que el 3% estaban embarazadas”.

En este sentido, señalaron que 139 niños, niñas y adolescentes se quedaron sin madre por estos hechos de violencia y que el “60% de los femicidios fue cometido por parejas o exparejas de las víctimas”, indicaron.

“Un dato que se destaca con respecto a las medias nacionales es que entre los sujetos femicidas los integrantes de las fuerzas de seguridad ascienden al 16% (media nacional de 9%) y el bajo registro de intentos de femicidios, que adjudicamos a que los mismos no son informados”, indicaron las referentes del organismo.

Sobre el lugar en el que se produjeron estos hechos, el 64% de los femicidios se cometieron en la vivienda de la víctima o en la vivienda compartida, mientras que en el 12% de los casos la víctima estuvo desaparecida por, al menos, 24 hs.

Además, desde Mumalá señalaron que en Córdoba el 75% de los hechos se produjeron en el interior provincial, superando a otras regiones donde la mayoría se produjo en las capitales.

Sujetos femicidas

En relación a los sujetos femicidas, en estos 5 años se registraron 1.160 con una metodología en la que el arma más frecuente de femicidio fueron las armas blancas (30%). “El 20% utilizó algún mecanismo para deshacerse del cadáver/ encubrir el hecho”, indicaron las referentes de Mumalá, y destacaron que el 19% de los victimarios ya había sido denunciado por su víctima.

“El 9% pertenecía a las fuerzas de seguridad, y el 29% de los femicidios cometidos con armas de fuego se cometieron con armas reglamentarias”, destacaron en el informe, mientras que destacan que entre las provincias que tienen una mayor tasa de femicidas vinculados a las fuerzas se encuentra Córdoba, por encima de la tasa nacional. “Un dato que se destaca con respecto a las medias nacionales es que entre los sujetos femicidas, los integrantes de las fuerzas de seguridad ascienden al 16% (media nacional de 9%) y el bajo registro de intentos de femicidios, que adjudicamos a que los mismos no son informados”, indicaron las referentes del organismo.

“El 8% de los sujetos femicidas de los últimos 5 años aún no está identificado, 31% si se trata de transfemicidas y travesticidas”, dice en un fragmento el informe, y comenta que en el 7% de los hechos, el femicida abusó sexualmente a su víctima antes de asesinarla.

Femicidios mumala.jpg
El informe de Mumalá muestra que Córdoba no se encuentra entre las provincias con mayores tasas de femicidios.

El informe de Mumalá muestra que Córdoba no se encuentra entre las provincias con mayores tasas de femicidios.

Respecto de la situación de Córdoba, en el informe indican que en estos 5 años hubo 96 femicidios, con una tasa provincial de femicidios es de 0,9, “algo menor que la tasa nacional que es del 1,1”.

En los últimos años hubo 578 intentos de femicidios y 78 muertes violentas asociadas al género (narcotráfico, ajuste de cuentas, etc), “31 suicidios femicidas, de los cuales en el 77% se identifica la violencia de género como antecedente inductor y en el 23% los abusos sexuales”, comenta el texto, que aclara que en el 45% de los casos se había realizado una denuncia previamente.

Respecto de estos relevamientos, Betiana Cabrera Fasolis, de Mumalá Córdoba, sostuvo: “Seguimos necesitando políticas públicas sostenidas en el tiempo, integrales y articuladas para erradicar y prevenir la violencia femicida. Pese a los datos y a la demanda del creciente movimiento de mujeres y lgbtiq+, los estados y los gobiernos siguen teniendo deudas pendientes con nuestras vidas; inclusive pese a la jerarquización de la temática reflejada en la creación del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación observamos un impacto limitado, sectario, sin la integralidad que la situación amerita”.

Femicidios400.jpg

En este sentido, la referente indicó:“También hacemos un llamado de atención con respecto al aumento de los índices de pobreza, inflación y desocupación, que atenta contra las posibilidades de autonomía de las mujeres y disidencias, fortaleciendo en muchas ocasiones la dependencia con sus agresores, a la vez que los ajustes económicos significan un retaceo de los dispositivos públicos de abordaje necesarios. Porque pretendemos inversión pública de calidad, decimos que la deuda es con nosotras/es y repudiamos el acuerdo con el FMI”.

Finalmente, Cabrera Fasolis, en representación de las integrantes del movimiento, exigió “el tratamiento y aprobación del proyecto de Ley de Declaración de Emergencia ‘Ni Una Menos’ para que podamos vivir libres y sin miedo”, aseguró.