Villa María |

En cinco años, el Polo contuvo a más de 4.500 mujeres que pasaron por hechos de violencia

Según un informe, en 2022 se sumaron al programa 1.055 víctimas. La asistencia es para personas de Villa María y la región. Desde la institución que funciona en barrio Carlos Pellegini se dijo que el pico de atenciones se alcanzó en los meses más críticos de la pandemia

De octubre del 2017 (fecha en la que se inauguró el Polo Integral de la Mujer) a diciembre del 2022, un total de 4.567 mujeres en situaciones de violencia fueron atendidas y contenidas en la sede que funciona en barrio Carlos Pellegrini, en el cruce de las calles Independencia y Ramiro Suárez.

La cifra, que no es solamente una cifra sino mucho más que eso, fue dada a conocer por la institución ante un pedido de Puntal Villa María.

En el informe se detalla, por ejemplo, que “entre el 1° de enero y el 31 de diciembre del año pasado, 1.055 nuevas mujeres se han incorporado bajo programa al Polo Integral de la Mujer en situación de violencia de género”.

Según se indicó, la tarea de las profesionales durante el 2022 “retomó la atención presencial, combinando el trabajo asistencial con modalidades de trabajo individual y grupal”.

Y se resaltó que, con las últimas 1.055 atenciones, se llegó al total de 4.567 mujeres que estuvieron o están bajo programa.

También se mencionó que, actualmente, son 44 las mujeres que cuentan con dispositivo BAP (botón antipánico), siendo 302 el total de botones entregados desde el año 2018.

Muchas atenciones en pandemia

En diálogo con este matutino, la médica y responsable del Polo de la Mujer, Raquel Rodrigo, reconoció que durante los meses más críticos de la cuarentena por el virus Covid-19, la institución llegó al pico de asistencia.

“La pandemia fue un antes y un después. Las atenciones fueron incrementándose hasta que se llegó a un pico. Después de eso, pudimos notar que se formó una meseta, es decir que no se ve un descenso tan importante”, exteriorizó la profesional que comanda el equipo de trabajo desde el día 1.

Rodrigo comentó que ahora las mujeres tienen un mayor conocimiento de sus derechos y se animan a denunciar .

“Antes no existían este tipo de instituciones. Yo creo que la cantidad de mujeres que estaban en situaciones de violencia no se animaban o no conocían sus derechos, no visualizaban cuáles eran las situaciones de violencia que estaban viviendo”, puntualizó.

La atención de la problemática es integral

El informe al que tuvo acceso este medio también enumera todos los programas que le permiten al Polo de la Mujer brindar una atención integral a las víctimas.

“Para fortalecer la independencia económica de las mujeres bajo programa, se han gestionado - en estos primeros cinco meses del 2022- 198 becas del programa ACOMPAÑAR ante el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, las que se suman a las 491 cargadas con anterioridad, siendo un total de 689 las que han recibido este programa gestionado desde este Polo de la Mujer”, sostiene el informe.

También destaca que, de enero a diciembre, se han gestionado con la provincia un total de 121 subsidios no reintegrables “Nuevo Rumbo”, programa desde el cual se entregan aportes a mujeres. Además, suman 51 las beneficiarias de otros subsidios, por ejemplo, vinculados al pago de alquileres.

En la misma línea, y siguiendo este tipo de abordaje, se indicó que un total de 29 mujeres bajo programa participaron de un curso de Atención al Público y gestión de ventas que dictó el Centro de Desarrollo Regional (Ceder).

“Asimismo, se vienen coordinando talleres en forma mensual con la oficina de empleo municipal, de fortalecimiento de las habilidades socio laborales y apoyo a emprendedoras, para la gestión de programas de nación”, destacaron desde el Polo de la Mujer, institución que forma parte de la Secretaría de Inclusión de Villa María.

Y todavía hay más. “El CENMA Manuel Anselmo Ocampo, Sede Polo, tiene en sus aulas un total de 62 alumnas, sosteniéndose el acompañamiento de las trayectorias de estas mujeres para su terminalidad educativa”, detalla el informe.

Y añade: “Trabajando con la Secretaría de Cultura y Educación, el ser Arte y Parte tuvo tres propuestas culturales dirigidas a las mujeres: el de canto y percusión, el de Rondas circulares y el de folclore contemporáneo, apuntando a fortalecer las diferentes dimensiones de la persona”.

Por último, se destaca que, con vistas a mejorar la accesibilidad de las mujeres, “se continúa con la gestión de los pases libres de transporte urbano gratuito ante la empresa que presta el servicio, Transbus.