Nacionales | FMI | Alberto Fernández | Frente de Todos

Fernández dijo que otro acuerdo con el FMI era "una ficción, una mentira"

Les contestó así a los cuestionamientos de La Cámpora y un sector del kirchnerismo que votó en contra del entendimiento en el Congreso. Aseguró que "no va a hacer nada para que el Frente de Todos se quiebre"

El presidente Alberto Fernández le contestó ayer a La Cámpora al reivindicar el acuerdo con el FMI, el cual, dijo, "a algunos les gusta más, a otros menos" pero "está terminado" y era "una ficción, una mentira" la posibilidad de otro arreglo.

Fernández afirmó que la Argentina "tiene un montón de problemas, no solo con el Fondo Monetario, pero con el acuerdo hemos logrado sacar un problema que es la angustia de pagar 19 mil millones de dólares" de la deuda externa en lo inmediato, y volvió a sostener que su Gobierno está "resolviendo un problema que no generamos, que Argentina tuvo que hacerse cargo", aludiendo al empréstito tomado por el expresidente Mauricio Macri.

El presidente Alberto Fernández dijo ayer que a su criterio el tema del acuerdo con el FMI y los debates internos en el oficialismo "está terminado"; y afirmó que "a algunos les gusta más, a otros les gusta menos" ese convenio, "pero hay que seguir adelante" y sentenció que "cuando dicen que fui blando, no hubo nada blando".

"Estoy seguro de que nadie quería el default en el Frente de Todos", dijo el Presidente, quien sentenció que "los argentinos me votaron para que decida y el tema está terminado", aunque "algunos crean legítimamente que se podría haber hecho un mejor acuerdo".

Entrevista exclusiva con el presidente Alberto Fernández - Desiguales

"No hice nada heroico, hice lo que tenía que hacer como negociador. A mí me votaron para gobernar", aseveró el primer mandatario en declaraciones a la TV Pública.

No quebrará el Frente de Todos

También aseguró: "No voy a hacer nada para que el Frente de Todos se quiebre" y dijo que en la coalición oficialista "hay una clara vocación de que no se rompa".

"Podemos tener diferencias, pero es un tema que nosotros sabremos resolver; estoy seguro de que nadie quiere romper nada. Hay una clara vocación de que esto no se rompa. Veo una tarea insidiosa de quebrarnos, 'que Alberto dijo tal cosa, que Cristina dijo tal cosa', pero mi preocupación ahora es que me saqué la soga del cuello (del FMI) y tenemos que ponernos a caminar", expresó el Presidente.

Además, reafirmando su mensaje de unidad en el FdT, dijo que "comparte totalmente la idea" de la vicepresidenta Cristina Kirchner "de buscar un gran acuerdo, un contrato social".

Añadió que las cuestiones sobre las internas en el Frente de Todos "son debates que se ponen más en los medios que en la gente, que está preocupada por la inflación y los problemas económicos".

Además, reiteró que los planes sociales "tienen que convertirse en trabajo" pero aclaró que debe ser "trabajo formal", ya que "tenemos que recuperar la cultura del trabajo, pero el trabajo formal. La mayoría (de los que reciben planes) trabaja, pero en la informalidad".

"A algunos les gusta más, a otros les gusta menos" ese convenio, "pero hay que seguir adelante" y sentenció que "cuando dicen que fui blando, no hubo nada blando".

En ese sentido, sostuvo que "hace falta que un mayor número de trabajadores de la economía popular pase a la formalidad, pero hay que darle un marco regulatorio para desarrollarse con un mínimo de seguridad".

Acerca de Aerolíneas Argentinas y las críticas de algunos sectores políticos opositores, afirmó que mientras sea jefe de Estado "va a hacer todo lo posible para el crecimiento" de la compañía aérea de bandera como empresa pública, ya que "las líneas privadas van a los lugares turísticos rentables pero no a otros puntos" del país.

Aerolíneas "nos cuesta, habrá que mejorar su eficiencia", dijo Fernández, pero advirtió que "Alitalia, Lufthansa, cayeron por la pandemia" y la empresa local se mantuvo en funcionamiento.

"Mientras yo sea Presidente voy a hacer todo lo posible por el crecimiento de Aerolíneas Argentinas", enfatizó.