Villa María | Horario | sector | actividades

Concejales ratificaron las nuevas restricciones horarias

La medida disminuye el tiempo de apertura de rubros habilitados. Se permiten las actividades artísticas pero quedan suspendidas las reuniones de culto, así como también las reuniones sociales y familiares

Ayer, en sesión especial, concejales aprobaron por mayoría, sin contar con el voto del bloque Vamos Villa María, un decreto municipal con nuevas restricciones horarias para actividades comerciales, administrativas, culturales, gastronómicas, deportivas, recreativas y cualquier otra que pudiere desarrollarse en nuestra ciudad.

En tal sentido, los negocios de cercanía y lugares de abastecimiento como almacenes, despensas, carnicerías, pescaderías, verdulerías, panaderías, kioscos y todo otro que implique suministro de elementos esenciales, funcionarán entre las 8 y las 20 horas, mientras que las grandes superficies, supermercados e hipermercados lo harán entre las 9 y las 18 horas.

Por otra parte, las superficies comerciales gastronómicas habilitadas bajo el rubro café y bar podrán abrir sus puertas entre las 8 y las 17 horas. Cabe aclarar que los comercios en general y demás actividades habilitadas en forma presencial lo podrán hacer entre las 9 y las 17 horas.

Por otro lado, las actividades que pertenecen al rubro artístico, cultural, actividades deportivas y recreativas funcionarán entre las 8 y las 20 horas.

Asimismo, los comercios habilitados bajo el rubro rotisería y elaboración de alimentos y/o comida para llevar, restobar, restaurante y comedor, según habilitación municipal, extenderán su horario de apertura hasta las 23 horas bajo la modalidad Delivery y Take Away desde las 18 y hasta las 23 horas.

Cabe señalar que los comercios habilitados bajo los rubros farmacia, urgencias médicas, expendio de combustible y las industrias dedicadas a la producción de alimentos e insumos de la industria alimenticia, pueden desarrollar sus actividades durante todo el día ya que son considerados esenciales.

También el decreto ratificado ayer en sesión especial especifica que por el momento quedan suspendidas todas las actividades de culto y también las deportivas grupales en las que estén involucradas 2 o más personas. Se aclaró que por el momento no están permitidas las reuniones familiares y sociales.

Sector comercial

Ante la nueva restricción horaria que rige para el conglomerado de Villa María y Villa Nueva, desde el Centro de Empleados de comercio brindaron su opinión al respecto.

“En realidad la preocupación mayor del sector sindical es que se han relajado los controles a los ingresos de los comercios, pero también está pasando en otras actividades donde se observa que hay gente contagiada”, aseguró Eduardo Belloccio, secretario general del Centro de Empleados de Comercio.

El representante sindical manifestó: “Más allá de los trabajadores esenciales de salud, esto también pasa en el comercio y se ve reflejado en las noticias; en un montón de lugares se relajó el control de los accesos, por ejemplo en los supermercados y en negocios donde en abril y mayo en la puerta había alcohol sanitizante, ahora eso no está más y se vuelve un foco de contagio”.

Bellocio reconoció que desde la cámara de comerciantes reconocieron que la medida puede generar malestar, pero sostienen que hay que acatar la reglamentación ya que hubo aumento de casos.

La entidad sostiene que es una medida favorable. “Creo que hay que apelar a la propia responsabilidad individual y a la responsabilidad social empresaria que también vuelva a ajustar todos los detalles a los ingresos de los negocios ya que relajarse puede traer consecuencias graves”, sentenció Eduardo Belloccio.

Ante la consulta sobre el impacto que podría generar la restricción horaria, Bellocio manifestó que en realidad los comercios siguen abiertos, no cierran sus puertas y que por ende no dejan de trabajar.

“El sector comercial ha sido precursor del horario corrido, hace muchos años ya habíamos acordado con el sector empresario este mismo horario que se ha dispuesto ahora. Lo hemos consultado con los trabajadores y están de acuerdo ya que reduce las salidas y disminuyen los contagios”, remarcó el secretario general de la entidad comercial.

Por último remarcó que ante la situación cambiante que se está atravesando, en las próximas semanas se puede volver a revisar el horario y si es necesario discontinuarlo. “Opino que ante la situación actual que atraviesa la ciudad es un horario que favorece a toda la comunidad”, concluyó el sindicalista.

Sector gastronómico

El sector gastronómico también se manifestó sobre la restricción horaria que se implanta en el conglomerado y aplica a los locales dedicados a este sector.

Alejandro Paradella, referente de la cámara de Empresarios Gastronómicos del Centro (CEGC), dijo que más allá de la restricción horaria hoy pueden abrir las puertas de los locales.

“Dentro de toda la situación por lo menos podemos trabajar, complica mucho a los establecimientos que tienen mesas, pero la gente es la que no respetaba las normas”, dijo Paradela.

Por otro lado, el referente de la cámara de empresarios gastronómicos aseguró que esta será una semana de prueba para la restricción horaria y reveló que la próxima semana se volverá a evaluar cómo continúa la situación tanto el sector comercial como gastronómico.

Ante la situación económica el representante gastronómico manifestó que todos han contraído deudas y que han tenido que refinanciarla debido a que los ingresos son muy bajos por la poca demanda que hay en el rubro.

Asimismo, Paradella reflexionó sobre las diferentes opiniones de los colegas del sector: “Algunos comerciantes no están de acuerdo con esta medida y otros entienden que fue determinada por el COE (Centro de Operaciones de Emergencia), ante el aumento de casos positivos en Covid-19”.

Con respecto a la modalidad de Delivery y Take Away, el gastronómico aseguró que la mayoría de los locales prefieren que cada cliente vaya a retirar la comida ya que si no dependen exclusivamente de las cadeterías y eso incrementa los costos de los productos.

Opiniones divididas

Con respecto a la disposición horaria, Juan Carlos Jacobo, titular de AERCA (Asociación de Empresarios Región Centro Argentino) se lamentó y dijo: “Realmente afecta, cuando la semana pasada se había definido un horario hoy se vuelve de 9 a 17 horas y eso afecta a la cuestión organizativa del comerciante, porque la gente no sabe en qué horario está abierto y en qué horario no”.

Jacobo reflexionó: “La semana pasada se había acordado cortar en el horario de la siesta, ahora se vuelve al horario de corrido, esto afecta mucho en esta época, es complicado porque en el horario de la siesta los vecinos no circulan por el centro”.

Por otro lado, el titular de AERCA remarcó la situación del sector gastronómico. “Es muy difícil para los que tienen mesa, se ven muy afectados por este horario, pero comprendemos la situación sanitaria y lo grave que se encuentra la ciudad”, concluyó Juan Carlos Jacobo.

Asimismo, el referente de la cámara de empresarios sostuvo que el mensaje de la organización es el mismo que el que ya habían manifestado: “La gente no se está contagiando si va a un comercio y si va a las 17 o a las 19 horas no hace una diferencia, creemos que la cuestión es más profunda y son otros los problemas”, finalizó.

Lo que se lee ahora