Villa Nueva | intoxicaciones | ipet-322 | villa-nueva

La empresa de catering negó las denuncias sobre intoxicaciones

Autoridades de la firma comercial que estuvo a cargo de la cena de la promoción del IPET 322 “Manuel Belgrano” aseguran que convocaron a las familias y sólo dos concurrieron, pero que nunca presentaron certificados médicos

Luego de la denuncia planteada por los estudiantes de la promoción del IPET 322 “Manuel Belgrano”, por una importante cantidad de intoxicaciones en su fiesta, desde la empresa organizadora de la actividad salieron al cruce de las acusaciones y marcaron que las familias no presentaron ni siquiera un certificado médico constatando las lesiones que se alegan.

Desde la empresa, su propietario -que pidió mantener el nombre en reserva- insistió en que no hubo ningún tipo de problema con la elaboración de los alimentos que consumieron los chicos y los invitados durante el evento, mientras insistió en que se mantienen a la espera de que las familias damnificadas se presenten con pruebas en el comercio.

“No hubo intoxicaciones”

“No nos presentaron ningún certificado médico por las intoxicaciones que están diciendo que tuvieron”, fue la respuesta que brindó el responsable del servicio de catering que realizó la fiesta de promoción del IPET 322, ante la consulta de PUNTAL VILLA MARÍA.

El empresario descartó de plano cualquier tipo de intoxicación producto de comida en mal estado y aseguró que se pusieron inmediatamente a disposición de las personas que asistieron a la fiesta en cuestión, pero no recibieron ningún planteo concreto.

“Inmediatamente después de la fiesta, cuando recibimos algunos comentarios sobre gente intoxicada llamamos por teléfono a las familias y las convocamos a nuestro local, pero sólo concurrieron dos padres. Les pedimos que nos presenten certificados médicos, o alguna constatación de la intoxicación y no tenían nada”, alegó el empresario gastronómico, que continuó asegurando: “Nos dijeron que había un chico internado. Pero cuando les preguntamos dónde estaba, no respondieron más”.

“Sabemos de los riesgos que tiene el trabajar con comida, que es un alimento perecedero. Por eso se toman todas las precauciones necesarias e incluso se trabaja desde semanas antes viendo las condiciones de los salones en que nos toca trabajar”, remarcó el empresario, que aseguró: “Estamos seguros que no hubo problemas. Pero aún así, el local sigue abierto y esperamos que cualquier persona que haya tenido inconvenientes se acerque con los respectivos certificados médicos o al menos los medicamentos que le dieron para tomar”.

“Se toman todo tipo de recaudos antes de cada fiesta, porque sabemos de los riesgos de trabajar con alimentos”, explicó el hombre, que mencionó incluso que son varios chefs los que están a cargo de cocina del servicio y que siempre se tiene en cuenta las normas de higiene y seguridad a la hora de elaborar la producción.

“Una intoxicación por comida no es una cuestión que se resuelva de un día para el otro, y si en verdad pasó algo de este tipo tendría que haber mucha gente hospitalizada”, insistió el hombre, quien remarcó que nunca tuvieron planteos de este tipo, ni en otras fiestas, ni en el servicio de viandas que tiene la empresa.

“Muchas veces, el exceso en la comida y en la bebida puede provocar un malestar estomacal. Pero eso no es una intoxicación por alimentos en mal estado, sino por el exceso”, insistió el hombre. 

Villa Fiusa sólo alquiló el salón

Más allá de la situación puntual del servicio de catering, cuyos propietarios se pusieron a disposición de los posibles damnificados, hay que aclarar que desde Villa Fiusa no se tuvo participación en la actividad más que la de alquilar el salón de eventos ubicado en ese predio.

La contratación del servicio de comidas se realizó por parte de los propios estudiantes y sus familias, algo que se encargó destacar también desde la propia estancia, en donde se repitió que lo único que se hizo fue alquilar el inmueble para la realización de la fiesta de promoción del IPET 322 “Manuel Belgrano”, pero que no tienen relación con la organización de la actividad.



Juan Drovandi.  Redacción Puntal Villa María

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas