Deportes | jugadores | Villa María | liga

"Para ser competitivos, la selección de la Liga Villamariense debe ser de todos"

Mauro Capitanelli y Laureano Romero asumen el lunes a las 14 en cancha de Alumni. "Nosotros seremos una dupla técnica y las caras visibles de este proyecto, pero necesitamos el compromiso y pertenencia de todos"

Laureano Romero y Mauro Capitanelli conforman la dupla de conductores tácticos que dirigirán a los seleccionados Sub-13 y Sub-15 de la Liga Villamariense de Fútbol.

Asumirán el lunes en cacha de Alumni, donde a las 14 está previsto que se realice la prueba a jugadores de clase 2009 (Sub-13) y a las 15.30 evaluarán a los jugadores de clase 2007 (Sub-15).

Al respecto Mauro Capitanelli comentó que “son pruebas abiertas para jugadores de equipos de Villa María, Villa Nueva y la zona Norte de la Liga. En tanto, los jugadores de la zona Sur serán evaluados entre el jueves y viernes, posiblemente en Arroyo Cabral”.

“Dupla técnica en las 2 categorías”

Explican: “Nos conocemos hace mucho tiempo, compartimos muchas cosas en el fútbol y el mismo sentir, formas y gustos”.

Sostuvieron: “Como trabajamos en los pueblos, siempre nos consultamos acerca de cómo llevar adelante nuestros trabajos. Nos gusta el desafío de apostar a subir el nivel en la formación de estos jugadores juveniles”.

Destacó: “Nos cruzamos y hablamos en un par de oportunidades en las que coincidimos. Nos animamos a este anhelo, que los dos queríamos lograr. Armamos la carpeta, apuntamos a los mismos objetivos y en la Liga nos eligieron. Estamos muy contentos”.

Se esmeró Capitanelli en dejar en claro: “Es una dupla técnica. Todo lo que haremos será decisión de los dos en idéntica medida. La carpeta está presentada a nombre de Laureano (Romero), por ser un DT recibido. Vamos a trabajar como dupla en las dos categorías”.

Indicó: “Después por afinidad y conocimiento de la categoría, al estar más relacionados, se podrá dar más o menos identificación. Pero con Lauri hemos establecido que los dos estaremos con los dos seleccionados y en igualdad de condiciones para dirigirlos, con idéntica obligación y derecho”.

Remarcó: “En la reunión de delegados les presentamos el proyecto para coordinar con ellos los primeros pasos. Arrancaremos el lunes en el predio de Alumni con una prueba para los chicos de Villa María, Villa Nueva, Tío Pujio, Alto Alegre, Arroyo Algodón, Los Zorros, La Playosa y Silvio Pellico”.

Insistió: “El miércoles o jueves próximo probaremos a los chicos de la zona sur en Cabral”.

Con respecto a la convocatoria dijo: “Esperamos una prueba masiva. Por eso invitamos a todos”.

“Un trampolín hacia otro nivel”

El mensajes fue categórico: “No excluimos a nadie. Conocemos a los jugadores de ambas categorías, pero evaluaremos a todos. A las 12 están citados los 2009 y a las 15 los 2007”.

Señaló que “Córdoba es una provincia con jugadores de excelencia. Disputar un torneo Provincial fue siempre una oportunidad, un trampolín para futbolistas y una gran vidriera”.

Estimó: “Los chicos jugarán un torneo en el que habrá veedores de muchos clubes profesionales. Nos ha tocado ver y relacionarnos con esos veedores y sabemos que hasta al seleccionadosArgentino han convocado a futbolistas de estos torneos provinciales”.

Explicó que “para los chicos que pretendan trascender las fronteras del fútbol local es un trampolín”.

Remarcó que “Villa María, pese a su amateurismo, está entre los mejores de ese nivel de excelencia”.

“Ser competitivo y animador”

Asegura que “Villa María siempre fue a competir y está entre los mejores del Provincial. Al que le tocó jugar o dirigir sabe que la experiencia es fabulosa”.

Remarcó que “el objetivo es ser competitivo, pero va más allá de eso. La primera aspiración es estar entre los animadores del torneo”.

Explicó: “No me gusta poner la vara tan alta y decir que vamos a salir campeones”.

Amplió al considerar: “En el fútbol un mínimo detalle te puede alejar de ese deseo por ser campeón que llevamos todos a un torneo Provincial, y eso no quiere decir que hayamos fracasado por no ser campeón. Es una meta estar entre los 4 y deportivamente se pretende llegar lo más alto posible, pero no olvidarnos que estamos formando y trabajando con niños y adolescentes”.

Por ello indicó que “más allá de lo que pase en el campo de juego, hay otros objetivos a trabajar”.

“Ser jugador de selección”

Capitanelli destacó que “la disciplina es fundamental. Ser jugador de la Liga Villamariense de Fútbol debe representar demostrar que son personas educadas, deportistas que aceptan la reglas de juego, y les importa el fair play, tanto adentro como afuera de la cancha”.

Aclaró: “Villa María debe sentirse orgullosa de sus representantes y todos los que formamos parte de este ciclo debemos pensar en dejarla bien parada no sólo en lo deportivo. El comportamiento también nos interesa. No vamos a pasear, vamos a competir, pero con respeto al campeonato que es de formación”.

Apuntó a “demostrar que Villa María tiene un gran nivel”. “El lunes ponemos primera y arrancamos una selección de jugadores que deben demostrar que ese buen nivel que vemos cada sábado en inferiores se vea trasladado a ser un futbolista de selección”.

Agregó: “Contar con todos en todas las prácticas, que no pase nada extrafutbolístico que los aleje de jugar en la selección es clave. El nivel que tenemos debe llevarnos a ser protagonista, con trabajo”.

“La selección de todos”

Consideró que “sin dudas que Villa María tiene en estas dos categorías nivel para ser competitivo”.

Remarcó que “en estas edades el crecimiento físico hace variar el rendimiento. No es lo mismo en la cancha chica, que en la cancha grande, pero el pibe que sabe hacer un control y dar un pase no pierde esa condición básica”.

Aseguró que “técnicamente hay jugadores dotados. Los clubes trabajan bien y el seleccionado necesitará del apoyo de los clubes, sus técnicos y los dirigentes de Liga”.

Reseñó: “El acompañamiento de todas las partes define el nivel del seleccionado. El martes pasado sentimos con Laureano (Romero) que fuimos a rendir un examen a la reunión con los dirigentes. No conocíamos a los dirigentes que componen el Consejo Directivo de la Liga, no son los más cercanos al fútbol juvenil de divisiones inferiores, pero nuestro compromiso fue el máximo para mostrarles nuestra propuesta, y agradecerles que nos eligieran”.

Destacó: “La predisposición y exigencia recibida me pareció altamente positiva. Esperamos que todos sean partícipes de la selección y que la selección de la Liga Villamariense sea de todos”.

Por ello el primer paso será “reunir” el lunes a todos los chicos en Alumni, que ofreció su predio. “Con Laureano Romero somos las caras visibles, pero queremos que haya sentido de pertenencia de todas las partes, que sea la selección de todos. Sentirse involucrados para que clubes y jugadores demostremos que el fútbol de Villa María es fuerte y tiene potencial”.