Villa María | Justicia | Mujeres | lenguaje

"Hay que cambiar la comunicación barroca que tiene el Poder Judicial"

Así lo aseguró la Dra. Leticia Lorenzo, jueza de la provincia de Neuquén, quien propone, a través de un libro, reformas vinculadas al acceso judicial y la incorporación del lenguaje inclusivo. La letrada estará en Villa María en la jornada

En el marco del día de los derechos políticos de las mujeres y el día de las bibliotecas populares, la Dra. Leticia Lorenzo, jueza de la provincia de Neuquén, presenta su último libro: "Visiones acerca de las justicias. Litigación y gestión para el acceso".

La presentación es hoy a las 19 horas en la Medioteca (Sabattini 40), la defensora pública del Juzgado Federal María Luz Felipe será la encargada de moderar la presentación junto a Dana Tieffemberg, Carolina Ciccarelli y la coordinadora de Derechos Sociales, Género y Diversidad del Municipio, Melina Mosquera.

Al respecto, la letrada comentó sobre el libro: “Se compilan distintos artículos de mi autoría, hablo de las mujeres en la Justicia, las mujeres frente a la Justicia y los procedimientos judiciales, y a partir de eso me hago una serie de preguntas, cómo tendría que ser una Justicia que mire al siglo XXI y a las necesidades de esta época”, sostuvo Lorenzo.

En esa línea, la referente judicial señaló que estará presente en la ciudad para sumarse a una serie de actividades que se llevarán a cabo durante el fin de semana.

“Tenemos intervención de murales y un taller sobre la reforma judicial feminista”, indicó.

Acercar la Justicia

La jueza de Garantías de Zapala, Neuquén, afirma que en su libro, además de las cuestiones estrictamente ligadas a lo jurídico, busca acercar la Justicia a la comunidad en general:“A pesar de que esto pueda parecer un tema de abogades, yo creo que en las discusiones sobre qué es prueba y cómo se mira la prueba, hay una muy buena discusión actual sobre como trabaja la Justicia, de seguir atados y atadas a paradigmas viejos con exigencias nuevas”, indicó.

“Sobre todo pensando en los casos donde las mujeres son víctimas de violencia, que para nada el libro propone, o toma decisiones sin prueba, pero sí, es una mirada adecuada de qué pasa cuando una mujer concurre a hacer una denuncia, cómo se la trata, cómo se la escucha, si se sabe cuáles son las expectativas que tiene una mujer”, explicó Lorenzo, “todo eso significa cambiar bastante la organización de la Justicia que tenemos y la mirada que tenemos de ella”, dijo.

En esa línea, la letrada explicó que también aborda temas vinculados a la organización y rendición de cuentas, “que en general se siga pensando en los poderes judiciales como poderes ajenos a la comunidad, con integraciones de personas que pueden permanecer en sus cargos sin que nada pase, sin espacios para que la comunidad pueda saber o conocer de qué se trata nuestro trabajo”, analizó y añadió:“Todo eso es bastante criticado en el libro”.

Las mujeres y la Justicia

“Yo trabajo en propuestas orientadas en que haya más audiencias y menos expedientes”,expresó la abogada sobre las reformas concretas que plantea en el ejemplar que será presentado hoy.

“Uno de los grandes problemas que tenemos hoy en día, sobre todo con las mujeres que denuncian, es cómo se las tramita más que darles respuesta”, remarcó la jueza haciendo referencia al proceso judicial que debe atravesar una mujer víctima de violencia de género en la Justicia.

“Un proceso para la víctima de violencia se vuelve una carga más en su vida”, manifestó.

Y agregó: “Trabajar en dos cosas, implementar más audiencias y más espacios de encuentro, donde las personas vean la cara a quienes toman las decisiones y por otro lado todo lo referido a la comunicación que también lo trabajo en el libro”, indicó.

Comunicación y lenguaje

La magistrada, conocida desde hace algún tiempo por utilizar lenguaje inclusivo en sus fallos e intervenciones en audiencias, propone un ajuste lingüístico en sus artículos y lo planeta en su libro: “El tema de la comunicación lo trabajo bastante en el libro, de cambiar esta forma barroca y ampulosa que tenemos de transmitir los mensajes en el Poder Judicial y hacer una comunicación más clara, inclusiva y sencilla y más comprensible para los destinatarios y destinatarias del servicio”, expresó.

Sobre la utilización del lenguaje inclusivo, la letrada señaló que el mismo es banalizado constantemente cuando se piensa que solo es cambiar todas las letras por la letra e, “el lenguaje inclusivo es bastante más que eso y diría que para los poderes judiciales es una obligación desde que tienen vigencia las reglas para el acceso a la Justicia de las personas en condición de vulnerabilidad”, reconoció Lorenzo.

Al mismo tiempo reconoció que pensar el lenguaje inclusivo desde el Poder Judicial tiene que ver con respetar las identidades de las personas que concurren al sistema judicial, “es una obligación básica, no puedo tratar en masculino a una persona que desee que la traten en femenino y viceversa, así como tampoco a una persona no binaria, tenemos que respetar su identidad porque es un mandato normativo y segundo es poder garantizar el entendimiento de lo que estoy diciendo o disponiendo, lo que tienen que hacer”, dijo y aseguró que no es poco frecuente que las personas no cumplan con obligaciones judiciales por no entender lo que tenían que hacer, “desde presentarse en un determinado lugar para hacer un trámite hasta cumplir una sentencia, por eso la inclusión tiene que ver con esto, con la claridad con la que nos comunicamos”, completó la Dra. Leticia Lorenzo en diálogo con este medio, previo a lo que será la presentación del libro vinculado a la Justicia.